jueves, 19 de abril de 2018

CAMINOS CON HISTORIAS, CAMINITO DE GUAYEDRA-TIRMA, LA RUTA DEL CARTERO..

Guayedra años sesenta del siglo XX.

Caminito de Guayedra: 
"Camino de Guayedra, la finca preferida, camino de Guayedra que tienes en mi vida todo el grato recuerdo de mi tiempo mejor. 
Camino de Guayedra, tan solitario y muerto, donde en pasadas tardes contemplaba a mi puerto, a mi mar; yo te siento con infinito amor. Ya empiezan a dejarte por una carretera.
Camino de Guayedra, caminito que era el pasar obligado de los frutos de ayer que hoy cargarán camiones de ruido estrepitoso y pasarán de largo por el sitio anchuroso sin que tú mi camino, te puedas imponer. Por ti pasé hace tiempo cuando era casi un niño, sobre el lomo brillante de mi jaca de armiño echando mi entusiasmo su brío a cabalgar; Yo marchaba orgullos, jinete y atrevido, mientras iba la tarde mansamente, sin ruido; penetrando en mi alma, tan propicia a soñar. 
Por tí también pasaba, mi camino querido y por eso tan solo fueras el preferido cuando hice con la novia la primera excursión; hoy seguiré pasando por el sitio desierto: 
Camino de Guayedra, tan solitario y muerto que tienes el encanto de la recordación, y en tanto el automóvil recorre la montaña y espanta a los labriegos que viven en su entraña turbando el claro sueño con ronco despertar, yo revisto a mi espíritu con traje campesino y marcho solitario por el viejo camino, desde donde contemplo a mi puerto y mi mar, y si algún día el tiempo me borrara tu huella hallaré tus indicios guiado por la estrella de algún viejo recuerdo que nunca ha de faltar, o alguna piedra blanca que había en el sendero al observar mis dudas gritara: ¡Viajero!, éste fue tu camino y por él debes pasar."
(Francisco de Armas Medina, poeta de Agaete, 1896-1939).
El camino por los andenes, años veinte del pasado siglo.

El camino de Guayedra es quizás el camino con más historia de los de la villa. Ya las primeras crónicas de la conquista nos hablan de la incursiones  de los conquistadores  desde el primer momento hacia el valle de Guayedra para hostigar a los aborígenes.
Una vez pacificada la isla hace 600 años, un rey dona a otro rey, Tenesor Semidán, el valle de Guayedra y su entorno, en agradecimiento a su colaboración en la conquista y pacificación de la isla, lo que le supuso el calificativo de traidor para muchos y de valiente estratega para otros, evitó el sacrificio y exterminio de su pueblo ante la enorme superioridad del enemigo, lo que evidencia la importancia del lugar.
Los primeros datos oficiales y descripción del camino que he encontrado vienen reflejados el Boletín Oficial de la Provincia de Canarias de 24 de abril de 1868.

Denominado camino del Risco, comienza en el pueblo y termina en Tirma, de 3 metros y 33 cm.  de anchura y un total de 14 kilómetros y 500 metros de longitud.
En acta de 26 de noviembre de 1959, el ayuntamiento reunido en pleno aprueba el inventario municipal de Caminos vecinales, incluyendo el de Agaete a la Aldea con la siguiente descripción:
"Parte desde el punto denominado Las Candelarias, carretera al Puerto de Las Nieves pasando por los sitios llamados “La Cueva de Adelina”, Lomo del Manco, El Sombrerillo, Cuesta de Los Sabalitos, Guayedra, Los Andenes, Degollada del Barranco de La Palma, Farallón de La Palma, Segura, Cueva de Segura, Cuestilla Empedrada, Cueva de La Cruz de Tabaibal, Cruce en el Lomo de Los Jerónimos, Lomo Blanco, Aguadulce, Barranco de Guguy, El Cardonal, Burrero, Lomo de Los Inocencios, Lomo Las Trigueras, Caidero de Los Aldeanos, y Lomo de Las Pimientas de este término.
Su anchura en general es de tres metros.
Desde el Camino Real, otro que parte del Lomo Negro, en Guayedra a La Playa de la misma, su anchura es de dos metros.
Este Camino está cruzado e diferentes sitios por la carretera de Agaete a San Nicolás."
Mapa militar de 1916, donde se observa el camino y la carretera, que en esos años solo llega al barranco de Guayedra.

Mapa de principios del siglo XX, donde se observa en rojo fino el camino.

El camino fue denominado popularmente como "camino del cartero", ya que el cartero o correísta como lo llamaban en Agaete, lo transitaba diariamente para llevar el correo a los caseríos de Guayedra, el Risco y Tirma, en este último lugar se encontraba con el de la Aldea, entregándole la correspondencia de dicha localidad y recibiendo la de esta con otro destino.
En rojo el camino.
Tramo del camino en los años cuarenta, ya  ocupado por la carretera.

Breve reseña histórica:

"... púsole por nombre Don Fernando Guanarteme… y pidiéndole a su Majestad merced de darle para él y sus descendientes a Guaiedra, consediósele; y tal tierra son unas montañas de volcán y riscos que no son buenos más que para ganados silvestres, y es isleta desierta; juzgó el Rey que le daba una gran ciudad y quedaron ambos gustosos …" [ Data de Guayedra, 19 de Octubre de 1.485. ]
La abundancia de vestigios prehispánicos de los nativos de las islas en los alrededores del camino merecen su visita. Barranco de Guayedra, donde en su parte más alta, denominado Roque de Guayedra, se encuentra los restos de un poblado pre hispánico, cuevas  funerarias, graneros, etc. La Majada de Altabaca es otro yacimiento importante, concheros aborígenes, tagoror, eras, casas canarias, construidas posiblemente sobre los restos de viviendas prehispánicas, hoy en buena parte sabiamente reconstruidas. La vegetación del camino es la típica del piso basal, tabaibal-cardonal. 
Desde Guayedra parte varios senderos que recorren la parte alta de Guayedra y enlazan con los caminos a Tamadaba.





En definitiva un camino para recorrer, al menos hasta Guayedra, unos tres kilometros que se encuentra en perfectas condiciones, darse un baño en su playa de arena negra, en la que hay que tener mucho cuidado por las corrientes peligrosas que existen, terminar con  un buen almuerzo en el restaurante recientemente inaugurado, perfectamente integrado en el paisaje aprovechando viejas construcciones, al más puro estilo canario, donde se pueden degustar productos frescos del mismo valle, con unas vistas impresionantes y visitar la finca, en la actualidad recuperada y volviendo a tener el esplendor de antaño.




  Cuevas habitacionales aborígenes del Roque. 
    

Playa de Guayedra.

sábado, 14 de abril de 2018

1971, L ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE TOMÁS MORALES Y HOMENAJE A SAULO TORON.



Orfeón la Luz 15-8-1971.

Durante muchos años la villa de Agaete y su casino “La Luz”, marcó la pauta y fue ejemplo para todos los pueblos de las islas en lo que actividades culturales y no culturales se refiere, uno de ellos fue la conmemoración desde finales de los cincuenta del día de la poesía o del libro, sus conferencias y en los setenta las jornadas culturales del archipiélago.
A continuación una galería fotográfica de aquellos eventos.

Homenaje a Tomás Morales 1971, en la foto el poeta  Saulo Torón en el centro y Tomas Morales hijo a la izquierda.

































Fotos archivo Casino La Luz.

martes, 10 de abril de 2018

1965, ELECCIÓN MIS AGAETE, "SOCIEDAD LA LUZ".


"Domingo 7 de marzo de 1965, elección de miss Agaete 1965, con asistencia del señor presidente del comité organizador  del certamen Miss España. Patrocinado por la prestigiosa firma OSBORNE, amenizado por ""las Barracudas", con su instrumental electrico y el famoso conjunto Mejías, con su vocalista Estrellita Cejas"
Archivo fotográfico Casino "La Luz".


 Miss Agaete 1965.













 Mejías y su vocalista.


Homenaje al maestro D, Juan Contreras.





Muchas gracias al Presidente de la Sociedad, D. Anselmo Martín Medina, por acceder a la digitalización y difusión del patrimonio fotográfico del casino.