jueves, 26 de mayo de 2016

RUDI SURECK, EL AVIADOR ALEMÁN QUE LLEGÓ SIN QUERER A AGAETE (GRAN CANARIA), 1943.


Puerto de las Nieves, Agaete, años cuarenta (FEDAC)

     
      Al amanecer del 26 de mayo de 1943, como de costumbre, los cuatro chinchorros de Agaete, casi cien hombres y sus doce embarcaciones, se hacen a la mar en busca de la sardina, por tierra, bordeando los acantilados del Lomo el Manco en dirección a Guayedra va el "vijador", hombre de buena vista que desde los altos de los acantilados indica mediante una especie de silbato llamado "firra" y otros gestos convenidos, la presencia de los "manteríos" de sardinas a los que abajo, en la mar, van remando en los "barquillos". Manda los chinchorros, " Juan de To", " el Verguilla", "Manoalejo" y " Manuel niño", (mi bisabuelo).


       Aquel día no fue la sombra en el mar de las sardinas lo que alertó a los chinchorros, sino la presencia de un cuerpo descompuesto flotando en las proximidades de la playa de Guayedra, vestido con guerrera, ropa militar y salvavidas amarillo. Esta es su historia:


 RUDI SURECK, UFFZ  DE LA LUFTWAFFE



        Al amanecer del día  30 de diciembre de 1942, en el campo de aviación del escuadrón de combate, 7/KG40, de la  Luftwaffe (fuerza aérea alemana), situada en la localidad de Burdeos,  en el sur de la Francia ocupada, el Uffz (sargento), al parecer radio telegrafista, Rudi Sureck, de 19 años de edad, junto con el resto de sus compañeros de tripulación como era costumbre en la citada base, desayunan antes de acudir al briefing (reunión previa), donde se explica la misión y se dan las últimas instrucciones sobre los blancos a atacar.


 Tripulaciones de un Cóndor de la  luftwaffe preparando la misión.

    Uno de los aviones, Cóndor Wnr. 0160, con código F8+FR, lleva la siguiente tripulación:
Oblt. (Teniente) Günther Gräber - Piloto
Ofw. (Subteniente) Walter Jüttner
Uffz. (Sargento) Rudolf Gerlach
Ogfr. (Cabo 1º) Karl-Heinz Graebig
Uffz. (Sargento)  Xaver Rappl

Uffz. (Sargento) Rudi Sureck
(Incidentes aéreos en España en la SGM  - "Acuña y Villaverde")


  Mientras en las pistas los aviones Cóndor, Focke Wulf Fw-200, calienta motores y reciben los últimos preparativos, cargando bombas de 250 kg y combustible extra, convirtiendo la cabina en una autentica gasolinera, la misión es lejana, muy lejana, 4.000 km ida y vuelta, unas 12 horas en el aire.
  

El Escuadron 7/KG40, en Burdeos-Merignac, 1942.

    Esta vez la misión no es la habitual del escuadrón, las aburridas patrullas de largas horas sobre el atlántico, en busca de convoy mercantes aliados procedente de América, con suministros y tropas hacia Europa para atacarlos. La nueva misión es el bombardeo de la ciudad marroquí de Casablanca,  bajo protectorado francés y ocupada por los aliados desde noviembre de 1942.
    


       Recreación de un ataque de los Cóndor a un convoy aliado sobre el atlántico (foro Gran capitán).

         En Casablanca desde el 8 de noviembre de 1942, que comenzó el desembarco aliado, se van acumulando hombres y materiales, con el fin de abrir un nuevo frente en África a los alemanes y recuperar Túnez, Argelia y Libia, para facilitar el asalto a la Europa continental.
     Al medio día del 30 de diciembre comienzan a despegar los once aviones Fw-200 Cóndor del escuadrón de combate, 7/KG40, con el fin de estar sobre el objetivo ya de noche para dificultad la visibilidad a la artillería antiaerea.

Preparativos antes del despegue

    El alto mando alemán conocedor de que se estaba preparado la reunión de los lideres aliados en Casablaca,  para acordar el desembarco en Europa, los bombardeos masivos sobre Alemania y la rendición incondicional de los nazis, 
pretende reventarla, además de causar el mayor número posible de daños  a los barcos de guerra  y de suministro que se encuentren en el puerto de Casablanca.


Lideres aliados en la conferencia de Casablanca Enero de 1943

   Con silencio de radio como era habitual, atravesando el Cantábrico, bordeando las costas portuguesas, los once Cóndor con unos setenta  tripulantes a bordo, se dirigen al objetivo. Al anochecer divisan el resplandor de las luces de la blanca ciudad marroquí.



El ataque en el diario la Falange de Las palmas 01-01-1943

          Una vez detectado el ataque,  los cazas  ingleses salen a su encuentro, los Spitfire  de la RAF (Reales Fuerzas Armadas Británicas) inician el ataque. Los Cóndor sin escolta de cazas son muy vulnerables, eran extremadamente lentos en comparación con los cazas aliados. Además la fuerte artillería antiaérea de los barcos y de tierra causa numerosos estragos. Son derribados o  averiados varios aviones alemanes. Uno de ellos es el Cóndor Wnr. 0160, con código F8+FR, se cree que intentó llegar a Canarias pero cae al mar, desconociéndose  el destino de la tripulación. Uno de los tripulantes desaparecidos es el Sargento Rudi  Sureck, de 19 años de edad.




Cóndor derribado en el Atlántico 1941 (Fuente: Forczyk, Robert “Fw 200 Condor Vs Atlantic Convoy 1941-1943” Osprey 2010 pag 56)

        Dos de los aviones, alcanzados por la artillería antiaérea, trataron de llegar a España. Uno era el Fw 200 C-4/U3 , numeral F8+AS y WNr.0175, pilotado por el Oblt. Fritz Hoppe, aterrizó en Sevilla el día 31 de Diciembre de 1943. La tripulación fue repatriada, pero el avión quedó integrado en la Fuerza Aérea Española, y sería el Cóndor que entró en servicio en el Ejército del Aire con el código T-4. 2.  A este Cóndor le acompañó en el internamiento de Sevilla un segundo Fw 200, C-4, numeral F8+HS y WNr.118, que participaba en la misma misión. (Incidentes aéreos en España en la SGM  - "Acuña y Villaverde")
                    Cóndor que aterrizo en Sevilla una vez internado en  el Ejercito del Aire español ,con el código T4-2
     
    Como ya hemos especificado al principio, el 26 de mayo de 1943, casi cuatro meses después, los pescadores de Agaete, Gran Canaria, encuentran un cuerpo en avanzado estado de descomposición, cerca de la playa de Guayedra, (aproximadamente en las coordenadas 28º05´58.56”N – 15º42´33.69”W ("El Cementerio Militar Alemán de Cuacos de Yuste" ISBN 978-64-15823-21-6) , los hechos son puesto en conocimiento de la Guardia Civil, que ordenan el traslado al Puerto de Las Nieves. 


Lugar aproximado del hallazgo del cadáver. 
     

       Por la vestimenta y documentación que se encontraba en perfecto estado, ya que las tripulaciones aéreas en previsión de amerizajes, estaban dotadas de una bolsa impermeabilizada para sus documentos, se confirma de qué se trata del sargento alemán, llamado,   RUDI SUREK.


Uniformidad de los tripulantes del los Condor alemanes igual a la que llevaba el cadáver encontrado.
   
     Se procede como estaba prevenido a dar aviso a la Comandancia de Marina, Juez de Instrucción del Partido y al consulado Alemán en la isla. En el lugar se personan, el Juez de Instrucción, un delegado militar de la Comandancia de Marina,  el vice-cónsul alemán en la isla, entre otras autoridades. 
        La noticia corre como la pólvora por Agaete, trastocando el acontecer diario de la tranquila villa y como si un 17 de Agosto extraordinario se tratara (bajada de la virgen a su ermita en las Nieves), la procesión de gente del pueblo hacia la playa fue incesante durante todo el día. Ya al atardecer, una vez instruidas las correspondientes diligencias, el juez ordena el traslado del cadáver al cementerio municipal para la realización de la correspondiente autopsia.          
  Identificado oficialmente por su uniforme y documentación militar, se trata del Suboficial de la luftwaffe, Rudi Sureck, de 19 años de edad, nacido el 30/01/1923, en la pequeña localidad  de Oberlungwitz, del estado de Sachsen (Sajonia), Alemania, hijo único.


El pequeño pueblo de Oberlungwitz en la actualidad.
         
    El párroco, el célebre D. Manuel Alonso Lujan, según la tradición oral, quería llevarlo a la iglesia para darle cristiana sepultura, pero debido a lo putrefacto del cadáver y el mal olor que desprendía, la autoridad judicial ordena el traslado al cementerio municipal y tras la autopsia, su enterramiento sin más trámite, lo que le ocasionó un berrinche al párroco, no inscribiendo la defunción  "por no haber pasado por la iglesia". No obstante si fue inscrita el Juzgado municipal. Siendo celebrado su funeral posteriormente el 15 de julio.
Diario la falange de 13 de Julio de 1943.

           El cuerpo de Rudi, descansó durante cuarenta años en una sencilla tumba en el suelo del cementerio parroquial, al fondo a la derecha del campo santo, recuerdo perfectamente visitarlo cuando era niño, por la fascinación que nos causaba, ya que nos decían que era de un piloto alemán.


        A la izquierda de la fotografía, junto a la cruz pequeña, lugar donde estuvieron durante cuarenta años los restos de Rudi, en el cementerio parroquial de Agaete. Foto cedida por nuestro querido "Manue" el sepulturero.

     Su funeral y misa de réquiem por su eterno descanso se celebró por todo lo alto, cuentan las crónicas de la época que jamás se había visto un funeral de tal dimensión, asistieron todas las autoridades de la comarca, presidiendo el acto el cónsul alemán en Canarias, Walter Sauermann, el “Ortsgrupperffeiter” Otto Bertram, (jefe del partido NAZI en Las Palmas) y numerosos miembros de la colonia alemana en Gran Canaria.  El funeral se celebró a las 10 de la mañana, la vida en el pueblo se paralizó para que todo el mundo pudiera asistir al acto, el templo de la Concepción se quedó pequeño para acoger a todos los feligreses.
Catafalco , Misa de réquiem.

      El cura párroco y los monaguillos,  se revistieron con las mejores galas funerarias. Se colocó el catafalco en el centro del altar, en representación del cuerpo ya enterrado de Rudi, adornado de cuatro grandes cirios o mechones, numerosas coronas lo adornaban, miembros uniformados de la Falange y militares acampados en la comarca, durante los años de la II Gran Guerra, ante el posible desembarco aliado, ocuparon lugar destacado. Un coro y una banda de música cantó la misa de réquiem.

Inscripción de la defunción e identificación de Rudi Sureck, en el Juzgado Municipal, con la dramática descripción del cuerpo hallado.

    El suceso le generó un gasto de 403 pesetas al ayuntamiento  de Agaete y que fueron reclamadas, como consta en la documentación del archivo municipal, al consulado alemán en Las Palmas, con fecha 27 de agosto de 1943. Siendo los siguientes;

    -Mayo , dia 26. Don José del Rosario, por un viaje en su coche con el Juzgado y Guardia Civil de esta Villa, a la playa de "Las Nieves", al levantamiento del cadáver............................15 pesetas.
    A cuatro peones para trasladar el cadáver a hombros desde la playa al Cementerio de esta Villa, los peones D. Vicente Benítez Marrero, D. Juan García García, D. Francisco Martín Bermúdez, D. Antonio Medina Godoy. Diez pesetas a cada uno.................................................................................40 pesetas.
    Al carpintero D, José Medina Perdomo, su factura por una caja rústica para trasladar el cadáver desde la playa hasta el Cementerio.....................................................................78 pesetas.
     Mayo, dia 27, al Guardia Encargado D. Pedro Jiménez Díaz, por varios efectos para la autopsia.......................................40 pesetas
    A tres peones por atenciones del cadáver durante la autopsia, apertura de fosa y enterramiento..............................................................30 pesetas
      Al carpintero D. José Medina Perdomo, su factura por una caja-ataúd para el sepelio........................................................................200 pesetas





http://www.u-historia.com/

   Es tradición en el ejército alemán enterrar a sus soldados en el pais donde mueren. El gobierno alemán a través del Volksbund Deutsche Kriegsgräberfürsorge (organismo encargado de velar por los cementerios de guerra alemanes), decide reunir en un único lugar los cuerpos de los soldados alemanes repartidos por España. Fue un arduo trabajo de investigación realizado por Gabriela Poppelreuter, ciudadana alemana afincada en Mallorca. 
    Entre 1980 y 1983, fueron trasladados a la localidad de Cuacos de Yuste, provincia de Caceres, los restos dispersos por el territorio español.  UFFZ RUDI SURICK, es desenterrado tras cuarenta años entre los nuestros y trasladado a dicho cementerio en el mes de septiembre de 1982, donde reposa definitivamente junto a sus camaradas, 26 soldados de la Primera Guerra Mundial y 154 de la Segunda Guerra Mundial, fallecidos o aparecidos sus cuerpos en nuestro país. 
( Fuente volksbund.de/kriegsgraeberstaette/cuacos-de-yuste.html)


Cementerio de Cuancos de Yuste (Cáceres)  http://www.u-historia.com/




Documentos del traslado  de los restos gentileza de D. José Carlos Violat Bordonau  coautor del libro "El Cementerio Militar Alemán de Cuacos de Yuste" ISBN 978-64-15823-21-6, 



     

                        Documentos del traslado de los restos, gentileza de D. José Carlos Violat Bordonau , coautor del libro "El Cementerio Militar Alemán de Cuacos de Yuste" ISBN 978-64-15823-21-6


         Me hubiera gustado ponerle cara a este ser humano, pero no ha podido ser de momento, seguro que sería como todos aquellos jóvenes, casi niños, rubios y esbeltos teutónes  que dieron su vida por su patria, una gota en el mar de 50 millones de victimas de la Segundo Guerra Mundial.


Aviador alemán de nombre Rudi caído en combate en 1944
      
      Y esto es lo que conocemos de este joven llamado Rudi Sureck, que  una mañana de mayo llego atravesando la mar  a Agaete, como lo hiciera nuestra virgen de Las Nieves cuatrocientos años antes, que un dia fue un ser humano,  y que casi un niño, con solo 19 años, vio su vida truncada por lo absurdo de las guerras y la sin razón de sus dirigentes...


In memoriam.

Has muerto, camarada,
en el ardiente amanecer del mundo.
Has muerto cuando apenas
tu mundo, nuestro mundo, amanecía.
Llevabas en los ojos, en el pecho,
tras el gesto implacable de la boca,
un claro sonreír, un alba pura.

Te imagino cercado por las balas,
por la rabia y el odio pantanoso,
como tenso relámpago caído,
como blanda presunción del agua,
prisionera de rocas y negrura.

Te imagino tirado en lodazales,
caído para siempre,
sin máscara, sonriente,
tocando, ya sin tacto,
las manos de otros muertos,
las manos camaradas que soñabas.

Has muerto entre los tuyos, por los tuyos.


1937



De: Hora de España, núm. 9 (sept. 1937), pp. 39-42


OCTAVIO PAZ




José Ramón Santana Suárez.-


P.D., unos días despues, apareció otro cuerpo en el mar de Agaete, recogido por mi tío "Magin", mientras pescaba. Esta vez no pudieron ser identificados y reposan en una fosa común del cementerio parroquial de Agaete.







miércoles, 18 de mayo de 2016

LA GUERRA CIVIL EN AGAETE y IV

HISTORIA COMPLETA Y ACTUALIZADA AQUÍ;
http://agaetemipasion.blogspot.com.es/2016/07/1936-2016-80-aniversario-de-una.html     

CAPITULO IV

Los años triunfales.... y de hambre.



Niños de las organizaciones infantiles de la falange, años cuarenta. 
      
    Las desapariciones de republicanos  de marzo y abril de 1937, consigue el efecto perseguido, la resistencia al golpe desaparece, la falange lo domina todo, el miedo es tan grande que pertenecer al nuevo partido da tranquilidad, lo que hace  que incluso algunos republicanos se reconvierten al nuevo régimen, visten a sus hijos con la camisas azules y los afilian a la nueva organización juvenil del "movimiento", los flechas y los balíllas, donde desde muy temprana edad se adoctrina a los jóvenes en el "nuevo orden".

     

    Una de las primeras y curiosas medidas que toma el nuevo alcalde de Agaete en agosto de 1936, el falangista Pedro Esparza Martín,   es prohibir jugar a la baraja, en aras de la nueva moral, eso si, excepto el "tresillo", un juego muy de moda. La multa es de diez pesetas con incautación de las barajas. Esto es como si se prohíbe el alcohol excepto el ron. Los encargados de la vigilancia de esta norma son las "milicias patrióticas" (la Falange), junto con el único guardia municipal de que dispone el consistorio. 



Bando de 26 de agosto de 1936,  prohibiendo jugar a la baraja (archivo municipal)
     


     Al pueblo comienza a llegar las primeras noticias de los agaetenses "caídos por Dios y por España", en las lejanas tierras peninsulares y que nunca más volverán.

Diario la Falange Agosto de 1937
   


     Una de los primeros en caer es "Tranquilo Herrera", hijo de "Juan de To el viejo", con apenas veinte años.  Otro de las curiosas "bajas" de la guerra es la de Jaime del Rosario, un africano musulmán que llego a Agaete  en su juventud, siendo adoptado por una familia. Jaime abrazó la fe católica, recibiendo las aguas bautismales en la iglesia de la Concepción. "El Morito", embarca en la primera expedición de voluntarios de la Falange y cae en el frente de Extremadura, donde combatían la mayor parte de los canarios movilizados. La brillante pluma del estudiante de medicina, Jefe de la Falange  de Agaete, Benjamín Armas Álamo, describe así sus últimas palabras al despedirse de él antes de embarcar; "Yo no tener fincas ni propiedades que defender, sentir en mi una fuerza que me empuja a defender España".....


      El pueblo tiene un enorme problema,  la falta de hombres para todas las labores, la paralización de buena parte del comercio por la guerra, el destino del escaso dinero público a los gastos militares, lleva a la miseria a la mayoría de las familias. Las mujeres además de tirar de la casa y los hijos, tienen que ocupar los escasos puestos que los hombres dejaron vacantes. Por no haber no hay ni personal para dirigir el ayuntamiento, lo que motiva un escrito al Gobernador Civil para que nombre nuevos concejales. Solo quedan tres disponibles, el resto está en el frente, incluido el exalcalde Pedro Esparza o de baja por enfermedad, lo que les impide tomar decisiones por falta de quórum.

Escrito solicitando nombramiento de nuevos concejales (archivo municipal)

        
   Mientras el hambre y el paro agobia a las gentes de Agaete. En marzo de 1937, al alcalde D. Valentín Armas, mediante un Bando, ordena a los pescadores vender con preferencia a los residentes en la localidad las sardinas y demás pescados, para que a su vez los puedan revender  o cambiarlos por otros productos y ganarse la vida, en vez de venderlo a las borriqueras que venían de otras localidades, mayormente de Galdar.



Bando dando preferencia en la compra de pescado a los residentes en Agaete. (archivo Municipal)



Los precios del pescado los determina la Junta reguladora Municipal, mes a mes, para evitar la especulación. (archivo municipal)







  
    El nuevo régimen en un "alarde de imaginación", instaura los lunes como día del plato único, sin postre, con el fin de recaudar un nuevo impuesto para sostenimiento del sistema benéfico-social de las familias que tenían a sus mantenedores en la guerra, olvidándose de que otra buena parte los tenía en los campos de concentración. 
   Esto a la mayor parte del pueblo de Agaete le debió sonar a música celestial, pues si ya era un milagro llenar un plato todos los días desde muchos años antes de la guerra, como para tener segundo y postre. Algunos que regresaban del campo de concentración llegaron a echar de menos los dos cucharones de rancho, al que tenían derecho al día, una mezcla de fideos, alguna legumbre y tocino,  más un cazo de café aguado .


Bando de  agosto de 1937, imponiendo el nuevo impuesto por dia de plato único y sin postre


      La hambruna es tan grande  que el ayuntamiento se ve obligado a entregar alimentos a los más pobres e implantar una cocina económica, creando un registro de necesitados.




Llamamiento para inscribirse en el registro de necesitados. (archivo municipal)

     Las cabras, hoy tristemente tiroteadas, las gallinas y demás animales domésticos,  las sardinas tostadas que los tres chinchorros del pueblo cogían,  cuando habían, los potajes de hierbas silvestres sancochadas, como los jaramagos, hinojos, cardos...., son la salvación de las familias de Agaete. Se instala una economia de supervivencia.


La leche y algo de queso no faltó, gracias a las cabras que todas las casas tenían. (FEDAC)


     A pesar de la tragedia de los desaparecidos, los campos de concentración, el hambre y la guerra, Agaete no pierde su tradicional alegría, rara es la semana que la banda municipal de música y los papaguevos  no recorren las principales calles de la localidad anunciando la toma de una ciudad por las tropas de Franco o la exaltación de cualquier nueva conmemoración del régimen,  para alegría de unos y desesperación de otros. 

          "Centenares de banderas y colgaduras daban un matiz de alegría a la par que anunciaba una nota  victoriosa de un pueblo que renace y se forja en el dolor. Por la mañana, celebróse en la Plaza una Misa de campaña a la que asistió el pueblo en masa y las Milicias de F. E. T. y de las JONS debidamente uniformadas; mas tarde las Autoridades Militares, Civiles y Eclesiásticas pasaron a las Escuelas a escuchar la disertación que los Maestros dedicaban a los niños en conmemoración del primer aniversario del glorioso Movimiento"  (Augusto Esparza 18 de julio de 1937)

   Las fiestas durante los primeros años de la guerra solo se circunscriben a los actos religiosos. 



Fiestas de las Nieves de 1938


     Entre el mes de junio y agosto de 1937, son puesto en libertad la mayor parte de los detenidos republicanos de Agaete, que habían resultado absueltos en el consejo de guerra  de 1 de junio, causa 97/36, un total de 23 hombres, que aun permanecían en el campo de concentración  de Gando.  Quedando 21 condenados detenidos, siendo  liberados quince  a lo largo de 1940 ,  cinco en 1941. El Alcalde republicano D. Miguel Pérez,  es el ultimo en ser puesto en libertad el 11 de junio de 1943.


Los ultimos prisioneros republicanos en el campo de concentración de Gando (FEDAC)

       En febrero de 1937 el ayuntamiento ya funciona con normalidad siendo  su horario el siguiente;


Cartel con el horario de trabajo y de recibir a los ciudadanos, (archivo municipal)
         
    La contabilidad del ayuntamiento es tan explicita que  se hace constar; desde las tres pesetas que cuesta la compra de un "porrón", hasta las 1,25 pesetas de un "jaboncillo". Los sueldos van desde las 291 pesetas del médico, las 175 del guardia municipal.....,  a las 50 pesetas del director de la banda de música. El edificio municipal es propiedad de los Armas, a los que hay que pagarles 110 pesetas mensuales por el alquiler.




Contabilidad municipal enero de 1937 (archivo municipal)
    
     Uno de los pocos entretenimientos que hay es escuchar  los discurso de los jerarcas del régimen  y las novelas radiofónicas a través de la radio, los agaetenses se congregan todas las tardes en las pocas casas que tienen receptor de radio para escucharlas. Destaca  las protagonizadas por la  notable artista de radio Las Palmas, natural de Agaete Luci Cabrera.


       El uno de abril de 1939, tras alcanzar las tropas franquistas los ultimos objetivos, la guerra se da por terminada. Comienza el ordeno y mando que dura hasta la muerte de Franco, el 20 de Noviembre de 1975.







La Guerra ha Terminado.


























martes, 10 de mayo de 2016

LA GUERRA CIVIL EN AGAETE III

PARTE III

LOS DESAPARECIDOS

José Ramón Santana Suárez




Reconstrucción de las "sacas" del Valle, "Una madrugada de Abril de 1937"
    

       
    El tema es doloroso, muchos de los hijos o nietos de aquellos jóvenes idealistas o sus víctimas aun viven, nadie tiene la culpa de los errores cometidos en el pasado por sus familiares. Desde mi punto de vista ni si quiera los propios autores ya fallecidos. Nadie tiene porque avergonzarse de nada. 
    Todos, los de un bando u otro actuaron creyendo que hacían lo mejor por su nación, sus propiedades, su dignidad, su fe, sus ideales sus derechos laborales.... Aunque debe quedar claro que era la contraposición clara de dos ideas, una fascista, contra otra legitima y democrática. 
    En aquellos años en Agaete ocurrieron los hechos más graves  de nuestra historia, al menos de los que tenemos conocimientos. Este verano se cumplen ochenta años y es hora de que lo contemos, con rigor, sin resentimiento, sin rencor, sin partidismo, procurando ser imparcial aunque sea difícil a veces. 
     Mi generación creció escuchando algunos de los protagonistas y testigos de aquellos sucesos, ya todos fallecidos  y así los voy a contar. El único objetivo es que se conozcan y no se vuelvan a repetir.
      Es tiempo de concordia y reconciliación......

    Durante la Guerra Civil se habían llamado a filas forzosos a 70.000 hombres en Canarias, más otros 1.400 voluntarios (el total es de 71.310) de los reemplazos de 1927 a 1941(foro  militar Gran Capitán). Entre 18 y 45 años no quedó prácticamente nadie en buenas condiciones, que no se librará de vestir el uniforme militar.     Muchos se las ingeniaron para no coger el fusil, entre ellos, mi abuelo Santiago y su cuñado, mi tío "Magín", con la connivencia del Teniente médico militar, natural del pueblo y amigo suyo, D. Francisco de Armas Medina, se libraron fingiendo sordera. El tribunal médico les llegó hasta a tirar monedas al suelo a sus espaldas para ver si se daban la vuelta, cosa que no hicieron por estar ya advertido por el Teniente de Armas Medina, les costó unas cuantas samas y bonitos, pero mereció la pena. Otros muchos emigraron clandestinamente a América, quedando en busca y captura, no pudiendo volver hasta después de 1969 que prescribieron los delitos, algunos no volvieron jamás.


Movilización de los jóvenes de los reemplazos que ya habían hecho el servicio militar que vuelven a ser llamados a filas. Reemplazos de 1930 a  1936.

           La villa quedó practicamente sin hombres jóvenes, unos en el campo de concentración y otras en el frente de guerra. Mi abuelo que era el cantinero del casino la Luz, tuvo que cerrar ante la ausencia de socios. 
           Fueron tiempos difíciles donde muchas mujeres tuvieron que sacar adelante las familias ellas solas, tiempos de cartillas de racionamiento, de hambre y comedores sociales.....
Julio de 1937 se crean los comedores infantiles y cocina económica  en Agaete, para paliar "las angustiosas necesidades que oprimen a nuestra villa" (La Falange)
           
     El ejército de Franco, más preocupado de la marcha de la guerra, que no iba como ellos habían previsto, con la fuerte resistencia de Cataluña, el norte, el levante y sobre todo Madrid, se dedica a movilizar y preparar a los jóvenes para enviarlos al combate en la península. 
     El 18 de julio de 1936, la policía cuenta con cuarenta efectivos para toda la provincia y la Guardia Civil 170,  muchos de ellos leales a la república terminaron en los campos de concentración o cárcel militar, como le ocurrió a toda la Plana Mayor de la Guardia Civil de Las Palmas, por lo que el ejercito decide dejar el control de la retaguardia y el orden público  de los pueblos, mayormente en manos de los miembros del Partido Único, la falange, en colaboración con la Policía y la Guardia Civil. 

ANTECEDENTES DE LA REPRESIÓN DE MARZO-ABRIL DE 1937

      El 20 de noviembre es fusilado en Alicante por aplicación de las leyes de la  república, el líder fascista  José Antonio Primo de Rivera, al que los falangistas profesan una veneración casi divina, lo que  indigna y radicalizan aún más a sus seguidores. 


Carnets socialista y de la Falange (Blog pedro Medina y, foro Requeté)

         Sobre finales del año 1936, en Las Palmas se produce un intento serio de asalto al cuartel de infantería de la Isleta, el RIC-39, con la ayuda de mandos y soldados republicanos. El intento falla, se producen más de cien detenciones, son procesadas 60 personas, de ellos 24 militares, de los cuales seis son condenados a muerte y ejecutados el 4 de marzo de 1937, junto con cuatro civiles.


Consejo de guerra por el intento de asalto al cuartel de infantería de la Isleta, La Gaceta de 26 de Febrero de 1937
             
        El plan consistía en hacerse con la armería, asaltar el campo de concentración que se encontraban en las proximidades, armar y liberar a los presos republicanos, tomar las diferentes unidades de la Isleta y hacerse con el control de la isla.
      Este serio plan de asalto pone nervioso a los militares golpistas y a la falange, que pensaban que ya tenían controlada la isla, los falangistas aprovechan para pedir más entregas de armas y competencias para garantizar el orden.
      Los militares ya habían empezado a armar a la falange desde finales de diciembre, entregándoles 300 fusiles máuser, 15.000 cartuchos, dándoles amplios poderes para efectuar patrullas, detenciones y  registros que consideren conveniente para mantener el orden.


 Reconstrucción literal  escrito Archivo militar de Santa Cruz de Tenerife 13171-426-1, sobre entrega de armas y poderes  a la falange.

Diligencia de autorización aportar armas cortas y largas en un carnet de la falange.(foro falangista)


Falangistas armados en el Parque San Telmo 1936 (archivo municipal Arucas)

       AGAETE

     Habían transcurridos nueve meses desde el alzamiento militar, por el ayuntamiento y juzgado togado provisional de Galdar pasaron  decenas de personas, en su mayoría  puestas en libertad sin cargos, otras pendientes de juicios, 55 agaetenses fueron mandados directamente a los campos de concentración, pero a los nuevos dirigentes  eso les debió parecer poco.


Campo de concentración de Gando 1937, (FEDAC)
       

     A raíz de los acontecimientos del intento de asalto al cuartel de la Isleta, a los nuevos gobernantes y a la Falange  les debe parecer un peligro el elevado número de  republicanos que quedan en la retaguardia, por lo que a  primeros del año 1937, se decide un plan minuciosamente preparado por la falange, con al menos la "vista gorda" del ejercito, para detener a los posibles republicanos que no estaban implicados en hechos punibles por la justicia militar y por tanto no habían sido detenidos  hasta ese momento. 




Bando de 15 de Marzo de 1937, que emite el alcalde Valentín Armas, a instancia de los Juzgados Militares, instando a denunciar  a los  republicanos que estuvieran implicados en actos de "rebeldía". (archivo municipal)
       


Informe del alcalde de Guía al Juzgado militar sobre conducta de vecinos republicanos. (archivo municipal)
      
     Es la falange de la  ciudad de Arucas, la más potente y la más numerosa de la comarca, debido a la poderosa oligarquía de pequeños y medianos propietarios de tierras, aguas, exportadores de frutas y pequeñas industrias existentes en dicha localidad. La purga que se hizo en los empleados municipales, sobre todo en la policía local, por su colaboración con la resistencia al golpe los primero días del alzamiento, sirvió a la Falange aruquense para colocar a sus militantes en dichos puestos vacantes. 
     Las detenciones comienzan en Arucas a primeros de febrero, están contabilizadas al menos cuatro "sacas", desapareciendo un total de 62 aruquenses (Los pozos de los desaparecidos durante la represión Franquista en Arucas, Gobierno de Canarias). Son de noche para que haya el menor número posible de testigo y asegurar su detención ya que se producen en sus casas.
    Las desapariciones de Arucas son conocidas por toda la comarca, lo que produce el pánico entre los republicanos de Agaete, algunos duermen fuera de sus domicilios, haciéndolo en la cuevas de Bisbique los del Valle. 
     El día 1 de abril le toca turno a  Galdar, se llevan 13 personas.     Hay poca documentación, por razones obvias sobre este asunto, ya han fallecido todos, los  que tuvieron responsabilidad directa en aquellos hechos, los de un bando y los del otro, pero tenemos los testimonios de los testigos que quedan vivos, niños en aquellos años y la tradición oral.   
       
     A primeros de abril de 1937, la Falange de Agaete ya tiene hecha la relación de "elementos de izquierda o sospechosos de hostiles al nuevo régimen", la componen casi un centenar de personas según algún testimonio. 




Uno de los lugares donde estuvo  el Cuartel de la Falange en 1937, c/ José Sánchez 4.
            
     La tarde del 4 de Abril de 1937, se personan jerarcas de la falange de Las Palmas y Arucas en Agaete, se reúnen en un domicilio de las proximidades de la iglesia parroquial con los jefes locales del Partido Único, leen y discuten en voz alta el listado de personas a detener, algunos nombres son escuchados por una sirvienta que se queda con algunos de los nombrados y les puede avisar, evitando su detención.            
       Mientras en el cuartel de la falange, sito en la calle José Sánchez y Sánchez nº 4, hay un movimiento inusual de militantes, se planifican todos los detalles de las detenciones, con ocupación de azoteas próximas por falangistas locales, para evitar la huida de los detenidos.
           Acuerdan que sea a las doce de la noche el comienzo de la "operación".


Comunicado del Jefe de la Falange Benjamín Armas Álamo 1938

             Sobre las once  de la  noche atraviesa el pueblo un siniestro convoy compuesto de una guagua y varios vehículos cargados de falangistas armados de pistolas y fusiles mauser, se dirigen al Lomo de San Pedro, en el Valle de Agaete, donde les esperaban uniformados los falangistas locales.
             El valle de Agaete es el fiel reflejo de las dos España que decía el poeta, una sita en los alrededores de la Iglesia de San Pedro y otra en el otro lado del barranco, el "Barrio" o Vecindad de Enfrente, donde residían los jornaleros, los más pobres, otro tanto parecido pasa en el pueblo con la "Villa Arriba y la Villa Abajo".
              A las doce de la noche comienza la tragedia, con el listado en una mano y el fusil en la otra, las diferentes patrullas falangistas , van de casa en casa de la Vecindad de Enfrente, sacando uno a uno a unos pobres, la mayoría analfabetos, que no habían cometido mas delito que defender la legalidad, haber participado el alguna huelga , haber pertenecido a alguna organización que defendía sus derechos laborales, haber hecho algún comentario contrario a las nuevas autoridades, incluso alguno simplemente porque le había quitado la novia o cualquier otra rencilla personal con alguno del otro bando según la tradición oral. Muchos ofrecen resistencia y son agredidos, vejados  y maniatados. Son trasladados a la plaza de San Pedro y desde allí a la guagua que esperaba en el Lomo.




                                                             Vecindad de Enfrente años treinta (FEDAC)       
    El testimonio desgarrador de una valiente madre, Dña. Justa González Sosa, en una carta manuscrita que dirige dos meses despues al Comandante Militar de Canarias y que al parecer existe en el archivo intermedio militar de Santa Cruz de Tenerife, según el investigador, Juan Medina Sanabria, publicada por su hermano Pedro Medina Sanabria, en el blog; www.pedromedinasanabria.wordpress.com/2012/03/27/preguntas-de-una-madre/ , nos ayuda a entender lo que sucedió aquella fatídica noche.

         Reconstrucción literal de la carta por mi,  según la descripción que realiza Pedro Medina Sanabria en su blog;





       Sobre esta supuesta carta, he realizado gestiones con el archivo militar y no la han podido localizar. Como no se han podido localizar ningún documento en relación con los sumarios de los fusilados, lo que hace pensar que probablemente desaparecieron durante la transición, como tantos documentos comprometedores sobre el asunto..
    Escrito de 23-2-44, en que el alcalde solicita ayuda medica por ser pobre para Dña. Justa Gonzalez Sosa. (Archivo Municipal)       

      Otra de las detenciones bien documentadas es la César Expósito Rosario, de 34 años de edad, matarife de la localidad, cuyo único "delito" fue haber pertenecido a la primera junta directiva del SOVA (Sociedad de Oficios Varios de Agaete), de la que fue vicepresidente durante unos meses en 1932.
       La mayor de sus hijas Carmen, contaba con ocho años, aun vive y lo recuerda perfectamente. 
        Vivía Cesar con su familia en la calle Guayarmina número 15, del casco urbano, la casa colindante con la mía, sobre la madrugada tras terminar la "faena" del Valle, se personaron en su domicilio los jóvenes falangistas de la Villa, perfectamente identificados, en compañía de otros desconocidos uniformados con camisas azules, procedentes de otras localidades, previamente habían ocupado dos azoteas de la parte posterior para evitar su huida, proceden a su detención diciéndole que es para tomarle declaración, siendo trasladado a la guagua que se encontraba en el centro del pueblo. Son maniatados y maltratados.
        En total son detenidos 27 hombres en Agaete, cinco en el pueblo y veintidós en el Valle, de los que nunca más se supo.
   
Relación de desaparecidos de Agaete.
NombreProfesiónAnalfabetoEdad
Álamo Godoy, AntonioJornalero35
Álamo Sosa, JoséJornalero29
Dámaso Álamo, AntonioJornaleroNo54
Dámaso Álamo, GregorioComercianteNo37
Dámaso Ojeda, JuanJornalero43
Diepa Jiménez, JoséEmpleadoNo27
Expósito Rosario, César L.matarifeNo34
García García, JoséJornalero-21
García Godoy, JoséJornalero42
García Godoy, JuanJornalero55
García Sosa, JustoComercianteNo35
Godoy García, santiagoJornalero37
Medina García, JuanMamposteroNo52
Méndez Saavedra, PedroJornalero25
Rodríguez González, PedroJornalero26
Rosario Martín, DomingoJornalero-43
Sosa Jiménez, AntonioJornalero-34
Sosa Vega, JuanJornalero47
Sosa Vega, AntonioJornalero-56
Suárez Hernández, Juan V.Jornalero32
Valencia Expósito, AntonioJornalero30
Valencia Medina, Gregorio---
Vega García, JuanJornalero40
Vega Rosario, FaustinoJornalero30
Vega Rosario, PedroJornalero25
Viera Bolaños, JuanJornalero29
Viera González, José J.--21
(del blog de, Javier Gil Pérez, Historiador)

      Dña. Juana Cabrera, esposa de D. Cesar Expósito, acude rápidamente a la cercana casa de su hermana Pino, conocida como "Pinito Herrera", ya fallecida, extraordinaria persona que tuve el placer de conocer, mujer de fuerte carácter que no se amilanaba ante nadie. 
       Aun se encontraba la guagua con los detenidos en el centro del pueblo cuando Pinito  se acercó a ella tratando de localizar a su cuñado Cesar para entregarle algo de dinero, pensando que iba camino del campo de concentración. Cuenta que la guagua llevaba las cortinillas cerradas y solo se escuchaban gritos y lamentos en el interior. Cuando la guagua arrancó, Pinito la persiguió por las calles del pueblo mientras sus fuerzas aguantaron.
           


     Pinito Cabrera, conocida como" Pinito Herrera" años treinta.
     
      Cuenta la tradición oral que aquella fatídica noche, una vez que el convoy con los detenidos abandonó el pueblo, los falangistas locales, se dirigieron a una "bodega" que regentaba un tal "Juan María", situada en la calle principal, en lo que hoy es el bar "Tamadaba", tras abrir la puerta a patadas, estuvieron toda la noche bebiendo, cantando y derramando el vino de los barriles.
     
       Al día siguiente Pinito junto a su hermana Juana y varias madres y esposas de Agaete se dirigen a la sede de la Comisaría de Orden Público, sita en la calle Luis Antúnez, en el barrio de Alcaravaneras de Las Palmas, presunto destino de los detenidos, allí a través de rendijas y ventanas, pueden ver a algunos de los detenidos, Dña. Juana reconoce a su esposo con la cabeza vendada y observa el lamentable estado físico por los golpes recibidos de la mayoría de los allí detenidos. 
       Dña. Justa también logra ver a su hijo, por lo que se quedan más tranquilas, al siguiente día cuando vuelven a ir para llevarles ropa, les dicen que ya no están, que en el caso de unos, habían sido liberados y en el de otros, habían sido enviados al campo de Concentración de Gando.





Comisaria de orden Publico en los años treinta y colegio en la actualidad, C/ Luis Antunez, Las Palmas.
        
      Comienza el peregrinaje de estas madres y mujeres corajes de un centro a otro en busca de sus seres queridos donde les dan largas o simplemente les dicen que fueron puestos en libertad.
         Según su hija Carmen, Dña. Juana Cabrera, junto con su hermana "Pinito Herrera", van ver al  recién llegado Obispo Pidain, al que le pide gestiones para la localización de su cuñado Cesar, van una y otra vez, hasta que el Pildain les dice ; " Mire Dña. Juana no esté gastando dinero viniendo de Agaete, gástelo en sus hijas que yo si se algo ya les avisaré", en ese momento la familia pierde la esperanza de encontrar a Cesar con vida y comienzan los duros años de sacrificio y mucho trabajo, como los de tantas mujeres de Agaete y otras localidades, jóvenes, viudas por la sin razón y con el añadido de cruzarse cada día con los que de una manera u otra participaron en la desaparición de sus seres queridos. 
               Muchas no pudieron aguantar el vivir o cruzarse con los captores o delatores de sus maridos e hijos y decidieron abandonar la localidad.
        Las desapariciones  son confirmadas por escrito, en muchos de los casos por las propias autoridades  franquistas, así consta en los documentos relativos a las revistas militares anuales que tenían que realizar los jóvenes en 1943 y 1945, pertenecientes a los reemplazos  de 1934 a 1936, una vez licenciados. 





Documentos de 1945 en que el alcalde  comunica los mozos que no han pasado revista  a las autoridades militares y los motivos, haciendo constar que fueron detenidos gubernativamente en el mes de abril de 1937. (Archivo Municipal)


      O los escritos relativos a los huérfanos de los desaparecidos:



    Escritos de 1944 donde se hacen referencias a los desaparecidos de 1937. (archivo municipal)

      La realidad es que han pasado ochenta años y si bien los restos de una buena parte de los desaparecidos de la comarca han sido encontrados en los pozos de Arucas, de los de Agaete continúan si saberse nada de su paradero.
      La hipótesis más verosímil es que fueron asesinados y arrojados sus cuerpos al mar o a la tristemente famosa Sima de Jinámar.  


Boca de la Sima de Jinámar.
    
      Hay testimonio que dicen que no todos llegaron a Las Palmas, que el estado de algunos era tan lamentable que no se atrevieron ni  a presentarlos en la comisaría, parece que de camino a Las Palmas hicieron parada en la sede de Falange de Arucas.
     A principios de los noventa, circulan por el pueblo, unos escritos anónimos, dirigidos a los falangistas que aun quedaban vivos o a sus familiares,  en abril de 1991 vuelven a circular  (los conservo), donde se contaba lo sucedido en el Valle con bastantes y dolorosos detalles, con nombres y apellidos de todos los que habían participado de una manera u otra.  Están planteados en términos injuriosos, llenos de rencor, odio y humillación contra los hijos de aquellos que participaron en las "sacas" y que nada tuvieron que ver, razón por lo que no los publico. 
    A raíz de ese escrito y denuncia, por mi responsabilidad profesional en aquel entonces, entablo conversación y establezco cierta amistad con uno de aquellos entonces joven idealista falangista, de poco más de veinte años en 1937, que había recibido uno de los panfletos ya octogenario en aquellos años, se trataba de PGG, que regentaba una vieja tienda de "aceite y vinagre" en el "barranquillo",  ya fallecido. Fue uno de la "cuadrilla" que participó en la detención del hijo de Dña. Justa y otros en el Valle, según la carta anónima y él mismo. No noté en él remordimiento, ni arrepentimiento alguno por aquellos hechos, para él eran actos de una guerra, si bien, nunca pensó que los iban a matar, que simplemente iban al campo de detención como en otras ocasiones, le echaba la culpa a los que habían venido de Arucas. Estaba convencido de que había hecho un bien a la nación y que gracias a aquellas actuaciones y la guerra, "España se salvó del comunismo". Contaba que fue algo doloroso porque algunos eran sus amigos de la infancia, sus vecinos. Sobre la violencia empleada y que el escrito anónimo describía, le echaba continuamente la culpa a los que habían venido de fuera, juraba una y otra vez que él ni los tocó.
    La palabra que nuestro hombre repetía continuamente era, "son todos unos comunista". Era difícil sacarle palabras sobre el asunto, pero recuerdo que afirmaba que no todos llegaron a Las Palmas y que no estaban tan lejos.... Esas mismas palabras me las comentó en otra ocasión otro simpatizante de la falange, no había manera de sacarles más información, parecía que habían firmado un pacto de silencio sobre los hechos. Otra de las cuestiones que me comentó  fue que del pueblo no se llevaron más porque ya eran muchos los que traían del Valle y ya estaban avisados.

     A raíz de la solicitud de Dña. Justa, relativa a la desaparición de su hijo, según el investigador Juan Medina Sanabria, (www.pedromedinasanabria.wordpress.com/2012/03/27/preguntas-de-una-madre/)  el Comandante Militar de Canarias, (Santa Cruz de Tenerife) D. Carlos Guerra Zagala, con fecha 14 de Julio, pasa la solicitud al Gobernador Militar de Las Palmas, para que le informe sobre los hechos denunciados. (archivo Histórico Militar SCT, del blog de Pedro Medina Sanabria).
        Se desconoce lo que le informa el Gobernador Militar de Las Palmas en este caso, pero si se conocen otros informes por desapariciones y la contestación es siempre la misma; "Se informa que el dia....,  fue puesto en libertad".
       Lo cierto es que la de Agaete es la última saca organizada que hubo, si bien aún hay contabilizados algún desaparecido aislado en Las Palmas.

AGAETE, poema " por aquí pasó la muerte"

 «Lo dice el castaño en flor, 
aunque silenciosamente; 
lo dice el agua en la fuente, 
aunque con nublada voz. 
Lo dice el día naciente, 
hablándole al corazón directamente.
 Lo dice la misma gente que con vida continuó. 
Lo dice el muro que duerme con el solar que murió. 
Lo dice la rama verde del árbol que se encorvó.
 Lo dice un leve temblor de la corteza terrestre. 
Lo dice el cristal ardiente bajo los rayos del sol. 
Lo dice la mar que muerde el tosco y negro balcón.
 Lo dice el aire de nieve del dedo que disparó: 
Aunque parezca que no, por aquí pasó la muerte». 


Agustín Millares Sall: El paraíso de los nudos, 1979, pp. 330-331



Continua siguiente entrada.