sábado, 16 de julio de 2016

LA GUERRA CIVIL EN AGAETE, 1936-2016, 80 ANIVERSARIO DE UNA TRAGEDIA ANUNCIADA.

   En el aniversario de la contienda, recopilación de todas las anteriores entradas dedicadas a la guerra civil en Agaete, con ampliación de nuevos documentos, corrección de errores y bibliografía consultada.
   
      Esta fotografía  familiar, datada a principios de los años veinte del pasado siglo, donde se ven a los niños de Agaete de la generación nacida aproximadamente  entre los años 1906-1916, con su maestro D. Emeterio al frente, define perfectamente la tragedia que se vivió en la villa a partir de Julio de 1936. 

     Estos niños tenían entre 20 y 30 años de edad en aquel verano del treinta y seis, unos abrazaron el bando ganador, fueron voluntarios al frente, otros defendieron el perdedor y terminaron en el campo de concentración, otros fueron movilizados por el ejército y enviados a la guerra, la mayoría sin nigún entusiasmo, algunos probablemente nunca más volvieron, cayeron en las batallas, otros los desaparecieron en la retaguardia....         
    Dramático es el caso de dos de esos niños de la foto, tíos de mi madre, uno fue detenido el 24 de julio de 1936, por ser acusado de colaborar con la resistencia al golpe y ayudar en la huida a D. Fernando Egea, aunque posteriormente resultó absuelto, otro movilizado por el ejército, le tocó vigilar a sus compañeros prisioneros en el campo de concentración, incluido su propio hermano. 
    Hermanos contra hermanos, padres contra hijos, amigos contra amigos, como piezas de ajedrez en un siniestro tablero. 
    En la villa este periódico histórico siempre fue un tema tabú, nadie hablaba públicamente de lo que ocurrió. El tema puede ser doloroso en un pueblo tan pequeño, muchos de los hijos o nietos de aquellos jóvenes idealistas o sus víctimas aún viven, nadie tiene la culpa de los errores cometidos en el pasado por sus familiares, desde mi punto de vista ni siquiera los propios autores ya fallecidos. Nadie tiene porque avergonzarse de nada, todos defendieron sus valores.
Los de un bando y los del otro actuaron creyendo que hacían lo mejor por su patria, sus propiedades, su dignidad, su fe, sus ideales sus derechos laborales.... Aunque debe quedar claro que era la contraposición clara de dos ideales, uno fascista que no descartaba el uso de la fuerza para conseguir sus objetivos, contra otro legítimo y democrático. 
En aquellos años en Agaete, una pequeña villa de apenas 4.500 habitantes, ocurrieron los hechos más graves de la historia de nuestro pueblo, al menos de los que tenemos conocimiento, entre muertos en los frentes y desaparecidos en la retaguardia, medio centenar de agaetenses salieron del pueblo para no volver jamás, otro medio centenar pasó años de sufrimiento en los campos de concentración y sus familias miseria y represalias...
Hoy, 18 de julio de 2016, se cumplen ochenta años y es hora de que lo contemos, con rigor, sin resentimiento, sin rencor, sin partidismo, procurando ser imparcial aunque sea difícil a veces. 
Mi generación creció escuchando algunos de los protagonistas y testigos de aquellos sucesos, ya todos fallecidos y así lo voy a contar, apoyándome en documentos encontrados por diferentes archivos, publicaciones y testimonios personales. El único objetivo es que se conozcan y no se vuelvan a repetir.
Es tiempo de concordia y reconciliación......



EL GOLPE



El 20 de Julio de 1936 una avioneta sobrevuela el pueblo y lanza octavillas conminando a los republicanos a  rendirse (reconstrucción).

El golpe militar del 18 de julio triunfa rápidamente en Gran Canaria, no tiene más resistencia real y oficial que la del Gobernador Civil Antonio Boix Roig, los mandos de la Guardia Civil de Las Palmas, Teniente Coronel Jefe, Emilio Baráibar, el Comandante Joaquín Laureiro y los capitanes Emilio Pacheco y José García Silva entre otros. Reunidos en la sede del Gobierno Civil, se negaron en redondo a secundar el golpe, además del intento de resistir de un grupo de republicanos comandados por el Delegado Gubernativo de la zona norte, Fernando Egea Ramírez.
    
En el centro, sede del Gobierno Civil de Las Palmas en 1936, c/ Triana.

El 18 de julio de 1936, Franco envía un emisario al Gobierno Civil sito en la calle Triana, muy cerca del gobierno militar, para entregarles el bando golpista, tras varios intentos de entregarlo ya que se negaron a recibirlo, en el último al insistir, el gobernador lo recibió, rompió el bando en su presencia y le advirtió: "Dígale usted a su general lo que he hecho con el bando". los militares interpelan entonces a los mandos de la Benemérita, pero se pusieron al lado de la república. El último intento fue del propio Franco, sobre las 10.00 de la mañana, llamó a Teniente Coronel Baráibar, pero éste no acató y la comunicación se cortó, hasta que a la vista de dos piezas de artillería colocadas frente al Gobierno Civil, les obliga a rendirse.
El gobernador Civil y el Teniente Coronel Baraíbar fueron condenados a muerte por los militares golpistas, aunque al final se la conmutaron por cadena perpetua igual que el resto.
El frustrado intento de resistencia de algunos, en especial en la zona norte de la isla, comandado por el delegado gubernativo Fernando Egea Ramírez, fracasó en poco más de 72 horas, sin ninguna víctima.
Por lo que se puede afirmar que aquí no hubo guerra como tal, sino un intento de un grupo, más romántico y soñador que eficaz, de mantener la legalidad y una posterior y desproporcionada represión contra ellos.



AGAETE 18 de julio de 1936.


Agaete años treinta (FEDAC).

     El día 19 de julio, se repartió en los pueblos del Norte de Gran Canaria la siguiente hoja, llamando a la población a la resistencia y a defender al gobierno del Frente Popular, redactada por el comité de defensa de la república que preside Fernando Egea, delegado gubernativo de la zona (La historia de D. Fernando Egea tiene una entrada aparte dada la importancia de este personaje http://agaetemipasion.blogspot.com.es/2016/09/fernando-egea-ramirez-1908-1936.html );

Biblioteca digital ULPGC.

      El 19 de julio es alcalde accidental de Agaete, Miguel Gabriel Pérez García, nombrado por la gestora que se hizo cargo del ayuntamiento tras el triunfo del Frente Popular en las elecciones de febrero de 1936. Joven y culto maestro de 32 años, no pertenece a ningún partido, pero de clara tendencia izquierdista y republicana, siguiendo las instrucciones del delegado gubernativo Egea, crea el comité de resistencia antifascista en defensa de la legalidad de la República. Lo componen; Saturnino Rodríguez Suárez, Clemente Dámaso Vega, Jesús Pérez García, Santiago Dámaso Vega, Juán María Álamo Quintana, Manuel Suárez García, Juan Bautista Marrero, Juán Vega García y varios concejales, encabezados por el Alcalde Miguel Pérez. El objetivo era intentar resistir y esperar que llegaran apoyos de la península, donde tenían noticias de que en las grandes ciudades, había fracasado el levantamiento militar.

Alcalde de Agaete Julio de 1936, D. Miguel Pérez García.
    
         Las primeras medidas que se toman es la detención de todos los posibles elementos afines a los golpistas, falangistas, personas de acción católica y de militantes significados de la derecha en general, que son encerrados en el calabozo municipal del ayuntamiento, actual despacho del concejal de cultura y en el Casino viejo, actual centro cultural.



Curiosos bando del Alcalde D. Miguel Pérez García, de 19 de julio de 1936, donde prohíbe encender los receptores de radio, por la noticias "tendenciosas" que dan, en caso contrario procederá a la incautación de los mismos.
     
    Muchos de los militantes y simpatizantes de derecha huyen a Tamadaba o se esconde en domicilios de amigos o familiares hasta la llegada de los militares para evitar su captura. Algunas casas son registradas en busca de los fugados y de armas. Según cuenta los que lo vivieron, el pueblo era "un trajín de patrullas con republicanos armados con escopetas, para arriba y para abajo".
Montan el "Cuartel general de la resistencia" en el "casino viejo", actual centro cultural, toman la iglesia de la Concepción y montan un puesto de vigilancia en el campanario.
Mi propio padre, José Santana Medina, aun siendo un niño, guarda el recuerdo de la detención de D. Gabriel de Armas Medina, joven Abogado de 21 años, miembro de Acción Católica, hermano del escultor y ex alcalde de la Villa, D. José de Armas, miembro de una de las familias de terratenientes de la localidad y el revuelo que se formó en la calle. Se encontraba D. Gabriel en la casa sita en la Calle Guayarmina número 6, frente a la casa de mi padre, en casa de sus tías, conocidas por "las niñas Medina", Dña. Gabriela y Dña. Juana.


                      Guayarmina 6, casa de las "niñas Medina", donde se produce la detención de Gabriel de Armas.
   
        
Varios republicanos escopeta de caza en mano se presentaron en el lugar, tras rodear la vivienda, lo invitaron a salir bajo la amenaza de tirar la puerta al suelo, saliendo primero sus tías que comenzaron a insultar a los milicianos, cuando sale Gabriel es detenido, le dicen que queda detenido "para aplicarle la justicia popular", mientras las tías forcejean con los republicanos, hasta que Gabriel dando fuertes gritos y con el temperamento de los Armas, les dice; "tranquilas tías, que puedo temer si me llevan detenido a la casa donde nací", palabras que se le quedaron grabadas para siempre en la memoria de todos los presentes, que nos las fueron transmitiendo.


Gabriel de Armas, (de su libro Pildain Obispo de Canarias 1976)
     
    
    Se refiere D. Gabriel cuando habla de la casa donde nació, al actual ayuntamiento, que anteriormente fue vivienda familiar de los Armas, hasta su alquiler primero y venta posterior al pueblo de Agaete, donde los republicanos llevaron a los detenidos, otros los encerraron en el actual centro cultural, en aquellos momentos, sociedad o casino "La Luz".

    "En su juventud, en los días y meses que precedieron al Movimiento fue un infatigable propagandista de la Acción Católica. El 18 de julio estaba en la cárcel de su pueblo Agaete y con el Rosario en la mano llegó a vislumbrar la idea de fecundar con su sangre el granito de mostaza que es la Iglesia." (JUAN VALLET DE GOYTISOLO, In memoria a Gabriel de Armas 1976).
     
     Sobre estas detenciones hay muchas anécdotas, como la de Vicente Alemán, mayordomo en las fincas de un terrateniente, que pasó dos días escondido dentro de un bidón en casa de un familiar para evitar su detención, o Juan García, que se encontraba trabajando en su "cacho de plataneras", en las proximidades de la "Torre" y cuando vio venir a los republicanos escopetas en mano, huyó Lomo el Manco arriba, pasando varios días escondido en Tamadaba.
     Otra de las anécdotas curiosas es que cuando el encargado de la ermita de las Nieves, la abre el día 19 de Julio, observa que el cuadro de la Virgen de Las Nieves había desaparecido, la noticia corrió por el pueblo como la pólvora, pero la tranquilidad del párroco, D. Juán Hernandez Quintana, ante el hecho, hizo sospechar que no era tan grave el asunto. Días después cuando la tranquilidad volvió al pueblo, milagrosamente el cuadro vuelve aparecer en su tradicional lugar de su ermita, como bien contó el Sacerdote, hijo del pueblo D. Agustín Álamo Álamo, en el pregón de las fiestas de 1995, el cuadro pasó unas pequeñas vacaciones envuelto en sábanas en un ropero de su casa, sita frente a la entrada a la sacristía de la iglesia de la Concepción, por si algún miliciano exaltado, le diera por poner en marcha la manía que circulaba por el país de pegarle fuego a las cosas divinas.
Cuadro de la Virgen de las Nieves  tal como era en 1936, antes de ser descubierta la pintura flamenca que había debajo.

 
     El alcalde D. Miguel Pérez, emite un bando donde se ordena la incautación de todas las armas y municiones de la villa, que son distribuidas entre los militantes republicanos. Requisa, los escasos vehículos de la localidad, la gasolina de la gasolinera, los explosivos procedentes de las obras de la carretera de la Aldea y los pozos que estaban en construcción. Con los vehículos y explosivos incautados, organizan una expedición de republicanos armados la tarde del dia 20 de julio, incluso embarcan el pequeño cañón o culebrina con que se realizan las salvas a la Virgen de Las Nieves el 5 de Agosto, dirigiéndose al lugar conocido por el "Morro del Gallego", sobre el Cenobio de Valeron, donde se encontraba Fernando Egea con cerca de 500 hombres de la comarca y donde pensaban resistir y evitar el avance de los sublevados.

    En la organización y la creación de los grupos de  defensa de la república, colabora activamente Dña. Herminia Dos Santos, esposa de D. Fernando Egea, Delegado Gubernativo, mientras este se encuentra en el "Morro" de la Cuesta Silva organizando la resistencia.


El  monte del "Morro" lugar desde donde planeaban detener a los militares Egea.
             

    
     Parece que la mayor parte no llegaron al lugar, ya que la tarde del día 20, una avioneta los sobrevuela, al igual que las poblaciones, lanzando octavillas instando a la rendición y muchos decidieron volver al pueblo.



Octavilla que lanza el avión.


      Sobre las 8 de la mañana del 21, aparece en el horizonte el buque cañonero Arcila, que comienza cañonear la concentración de republicanos del "Morro" en la Cuesta Silva, de la montaña de Galdar y los altos de Amagro. Según me contaba un familiar, en lo alto de la Cuesta Silva cundió el desánimo y se produjo la desbandada, atravesando a pie las plataneras rumbo a sus domicilio o a esconderse, abandonando muchos las armas y explosivos por el camino.

El cañonero Arcila en 1936, http://foro.todoavante.es/
         
   
     A media mañana, tras el desembarco en Sardina de fuerzas del Ejército, se rinden Arucas, Galdar y Guía, desde el ayuntamiento de Galdar, los militares por teléfono, insta al ayuntamiento de Agaete, de que tiene una hora para rendirse y entregarse el Alcalde o se procederá al bombardeo desde el mar.
     El Gobernador Civil nombra nuevo delegado gubernativo para la Zona Norte, al Sargento de la Guardia Civil Olegario Rodríguez Joaquín, personaje que anteriormente había estado destinado en Galdar y que el último Gobernador Republicano había destituido y destinado forzoso al muelle de Las Palmas, por sus duros métodos para resolver los conflictos entre los jornaleros y patrones, durante las huelgas posteriores a febrero de 1936.
       El Sargento Olegario, cuya sola presencia ya intimidaba, más de 1,90 de estatura y sus más de 120 kg de peso, desembarca en Sardina junto con los militares del cañonero Arcila, haciéndose cargo de la Guardia Civil de Guía y Galdar, en Agaete no existe Puesto de la Guardia Civil hasta mediados de 1941, si bien un destacamento de la de Galdar ya está presente desde septiembre de 1936.
   Mientras, en el ayuntamiento de Agaete, donde se iban concentrando todos los republicanos de la localidad aquel 21 de julio, las noticias de la rendición y triunfo de los sublevados sentaban como un jarro de agua fría, se produce un gran alboroto, habían exaltados que querían pegarle fuego o dinamitar el ayuntamiento con los detenidos de la derecha aun dentro, siendo proverbial la intervención de Fernando Egea y sobre todo de su esposa Herminia, que según cuenta la tradición oral, pistola en mano puso a raya a los más radicales, mientras Egea pronunciaba una vez más, según la tradición oral, las palabra; "POR LA IDEAS SE PUEDE MORIR PERO NUNCA MATAR", dando por fracasado el intento de resistencia, ordenando que cada uno se marchara a su casa, como así sucedió.
     Inmediatamente el alcalde, al que se le agotaba el tiempo dado por el Comandante Bartolomé Guerrero para entregar la localidad, acepta sin condiciones la rendición del pueblo, no le quedaba otra opción, dirigiéndose un concejal comisionado a Sardina donde se encontraba la cañonera, para formalizar la entrega, quedando el comisionado como rehén de los militares.



Diario ACCIÓN 22 de julio de 1936


El mismo dia 21, una comisión militar al mando del Comandante Bartolomé Guerrero Benítez, Capitán Espejo y Teniente Benjumea se dirige a Agaete, a su llegada son recibidos con repique de campanas, sábanas blancas en todo las azoteas, vitoreados y aplaudidos por parte del pueblo, sobre todo de los vecinos de los alrededores de la iglesia o Villa Abajo, que van junto con ellos al ayuntamiento (testimonio de testigos). Hay que tener en cuenta que las elecciones de febrero en Agaete, pese al esfuerzo del SOVA y Egea, las habían ganado los candidatos de los partidos contrarios al Frente Popular, por tanto la presencia de la derecha era fuerte.


Resultado elecciones de febrero 1936 en Agaete, telegrama oficial participando resultado electoral. (Archivo municipal).

       
Lo militares ayudados por los falangistas, proceden a la detención de la comisión gestora republicana, que son trasladados a Las Palmas, ingresando en principio en la cárcel y posteriormente en los campos de concentración de la Isleta y Gando. A medidas que van siendo identificados y localizados, son detenidos todos los miembros del comité de defensa de la república de la localidad.

Reconstrucción llegadas militares la tarde del día 21 de Agosto de 1936, calle de la Concepción.

      El Comandante además de leer el bando de Franco en el salón de plenos del ayuntamiento, declarando el estado de guerra, emite un Bando nada más llegar, en el que entre otras cosas ordena el acatamiento de las leyes y el regreso al trabajo con normalidad, amenazando con la posibilidad de pasar por las armas quien no lo cumpliera.

Bando original archivo municipal de Agaete

   En  el Ayuntamiento, el Comandante del Ejército comisionado, Bartolomé Guerrero Benítez, junto con el secretario municipal Mariano Atienza Ruiz, levanta la siguiente acta:

    "En la Sala Capitular de esta Villa de Agaete, a 21 Julio 1936, compareció el Comandante comisionado y los dos Oficiales ya indicados, quienes se constituyeron en sesión, acordándose en virtud de las atribuciones dictadas por la Superioridad, efectuar la destitución de la Comisión Gestora y llevar a efecto el siguiente nombramiento: Para Presidente de la Comisión Gestora, que entra en funciones provisionalmente y en tanto se apruebe su elevación definitiva por el Gobernador Civil de la Provincia a Francisco García Álamo, pasando al mismo tiempo a dicha primera Autoridad los nombres de los que deban ser nombrados por la misma entre los veinte que se remiten. Con lo que se dio por terminado el acto, que firman los concurrentes anteriormente expuestos extendiéndose la presente acta por triplicado, quedando un ejemplar en este Ayuntamiento y entregándosele los otros dos al Comandante comisionado"

     A pesar de que no hay ninguna víctima en estos cuatro días de vértigo en todo el norte, el nuevo régimen comienza un férreo control de la población, ordenando primero la detención de los alcaldes, miembros de la junta gestora, (concejales) líderes sindicales y los miembros de los comités de resistencias republicanos creados por los ayuntamientos.


El 31 de Julio de 1936 ya hay un juzgado de Instrucción Militar en Arucas para todo el noroeste que con este bando insta a denunciar a los implicados en los hechos contrarios al movimiento militar. (archivo municipal de Agaete)

     Son detenidos y encartados medio centenar vecinos de Agaete, entre 1936 y 1937. Estos vecinos son los que más relación directa habían tenido con la resistencia al Movimiento militar, el sindicato SOVA o con D. Fernando Egea.



Detención de republicanos durante la Guerra Civil  (reconstrucción)

 

    Muchos de ellos, con el tiempo hasta agradecieron ser detenidos, dentro de lo mal que lo pasaron en los campos de detención, porque muchos de los que no fueron detenidos por la justicia militar, por no ser grave su actuación o simplemente porque a nadie se les ocurrió denunciarlos, terminaron meses después en manos de la policía política, paramilitares y la falange, siendo asesinados y desaparecidos sus cuerpos.
     A partir del día 21 de julio, para buena parte de los 4.400 vecinos de Agaete, el día a día se convierte en un sin vivir, comienzan las detenciones y las declaraciones.
    El calabozo municipal en el ayuntamiento va acumulando personas y cuando hay un grupo suficiente, en la camioneta de "Salvador el de Inocencia", requisada para tales menesteres, son trasladados al campo de Concentración de Gando, previo pase por el Gobierno Militar del Parque San Telmo y la Isleta.

  Bando en el que se ordena detener a todo persona que llegue a Agaete despues del 18 de julio sin ser residente en el pueblo. (archivo municipal de Agaete)

En Agaete fueron detenidas un total de 55 personas, por relación con actos que los militares consideraban contrarios a sus bandos de guerra y al Código de Justicia Militar, 46 directamente por rebelión militar. El primero en ser detenido lo es el mismo día que llegan los militares, 21 de julio, Carlos García Trujillo, auxiliar de farmacia, trabajaba con Egea como auxiliar de farmacia, de 30 años de edad, seguramente para tratar de localizar al farmacéutico D. Fernando Egea que se encontraba huido. Es curiosa la detención del joven Cirilo Tadeo del Rosario, de quince años de edad, padre del que fuera Alcalde Socialista de Agaete Javier Tadeo, mozo en la farmacia y que estuvo un año en el campo de Concentración de Gando, fue detenido el 27 de julio de 1937, absuelto posteriormente en el Consejo de Guerra por la eximente completa de menor de edad.


El día siguiente, 22 de julio cae parte del comité para la resistencia, Saturnino Rodríguez, cuñado de mi abuelo paterno, Juan Rodríguez, Vicente Benítez, el 24, son detenidos Jesús y Clemente Pérez, el Turronero, mi tío Santiago García Febles, que pasa seis meses en el campo de concentración de Gando y que finalmente es absuelto....., el 4 de Agosto día tan señalado para las gentes de Agaete, se entrega el alcalde Miguel Pérez García, que es condenado a muerte, conmutada por prisión perpetua, que es el último en salir del campo de concentración, el 11 de Junio de 1943 y que tiene que seguir presentándose en comisaría cada quince días hasta el año 1948.
A lo largo del mes de agosto es raro el día que no se produce una detención. Por detener, fueron detenidos desde el secretario del ayuntamiento D. Mariano Atienza Ruiz, que seis días antes había redactado y certificado el bando de los golpistas anteriormente expuesto, si bien solo estuvo dos días presos, por insultos al "Caudillo". El médico D. Víctor Mendiola Álvarez, estuvo detenido poco más de un mes, por ser alcalde accidental unos días en mayo de 1936, luego ambos resultaron absueltos y libres de cargos.




 Comunicación  alcalde de Guía, detención  del médico de Agaete ,Víctor Mendiola. (archivo municipal)



Comunicación puesta en libertad secretario del ayuntamiento D. Víctor Atienza (Archivo municipal)

    Otros escapan y pasan los primeros días en cuevas de Tamadaba y Guayedra arriba, hasta que las partidas de falangistas armados los van a buscar y los bajan detenidos o ellos mismos cansados de huir se entregan. Estas primeras detenciones las efectúan los militares acompañados de falangistas locales que los guían e identifican a los denunciados. Algunos ni siquiera les da tiempo deshacerse de sus carnets del SOVA y se lo tienen que comer por el camino.
      

                        
Cueva de la Breña, Guayedra arriba fue refugio de republicanos en 1936.(foto propia)


    
Uno detrás de otro todos los que habían participado de una forma u otra en defensa de la legalidad republicana van siendo detenidos.
El 18 de agosto, tras un pasacalles con papaguevos incluidos, se izan las nuevas banderas "nacionales" en el ayuntamiento, casino la Luz, cuartel de la Falange y estación de telégrafos, entre voladores y repique de campanas con un "entusiasmo inenarrable" según la crónica periodística, nada raro conociendo el carácter "goleor" y acomodaticio de mis paisanos, presidiendo los actos el nuevo alcalde, Sr. Esparza Martín, el delegado gubernativo, Sargento Olegario y Capitán de la Falange.
    

Narración en la presa del izado de la nueva" bandera nacional", Diario "Acción" de 22 de agosto de 1936
       

La junta gestora municipal nombrada por los militares, efectúa el nombramiento del nuevo alcalde en los primeros días de Agosto, nombrando al joven de 29 años, Pedro Esparza Martín, que solo está unos días porque marcha voluntario al frente con las Banderas de la Falange, posteriormente vuelve a ser alcalde.


Pedro Esparza Martín, alcalde de Agaete , 1936.

Para la instrucción de los expedientes y sumarios de los hechos sucedidos desde el triunfo del Frente Popular en febrero de 1936, se crea un juzgado militar eventual nº 4 en Galdar, el cual recibe las denuncias de particulares y otros, solicitando a su vez informes a los ayuntamientos de las conductas denunciadas. La documentación relativo a estos informes ha desaparecido del archivo municipal de Agaete, al contrario  que en otros ayuntamientos como el de Guía donde si se conserva.

Escrito del Juzgado Militar Eventual de Galdar dirigido al Alcalde  de Guía solicitando informe de republicanos. (archivo municipal)

Contestación e informe del Alcalde de Guía al Juzgado sobre antecedentes de denunciados (archivo municipal de Guía).
   

Para instruir el sumario de los hechos sucedidos en Agaete se abre dentro de la causa 97/1936, la pieza separada nº 2.

Es nombrado Juez Instructor de esta causa, el Alférez Ismael Sánchez Rodríguez y Secretario el Sargento Antonio Raluy Rivero. 

Es curioso que en la documentación militar de los campos de detención, la gente de Agaete aparece con sus apodos, así podemos ver que entre los detenidos figuran personajes muy conocidos por las gentes de mi generación, Pancho Terrible, Maranto, el Panchón, el Vivo, el Ratón, el del Pito, José el de Joaquina, el Canario, Antolín, Matamala, Manofran, Juan Pepa, mano Cristóbal...., hasta un polaco soñador que andaba por casualidad por Agaete y se sumó a la resistencia llamado León Adam Kleim. 

    En Febrero los Juzgados Militares solicitan informes a los alcaldes sobre la conducta de republicanos detenidos o denunciados, contestando los alcaldes y convirtiéndose estos en verdaderos jueces y artífices de las condenas o absoluciones posteriores. 



     El 15 de marzo de 1937, el nuevo alcalde y ya van cuatro en poco más de seis meses, Valentín Armas de la Nuez, industrial zapatero, por orden de las autoridades militares, proclama un bando incitando a denunciar a los republicanos que habían cometido alguna alteración en las huelgas habidas desde febrero del año anterior o actos de rebeldía con posterioridad al golpe militar.


BANDO

    Para cumplimentar un servicio de importancia y trascendencia y conciencia para la Patria, interesado por el Juzgado Permanente del Gobierno Militar de Las Palmas, se ruega a todos los buenos Españoles se sirvan comunicar a esta Alcaldía en el plazo más breve posible si en este término Municipal ha habido individuos que por su actuación contraria a la Ley con posterioridad al día 16 de febrero de 1936 y propaganda subversiva o disolvente puedan ser responsables de los actos de rebelión ocurridos con posterioridad al 18 de julio del propio año de 1936 y en este caso relación de los mismos y medios de acreditarlo.
Agaete 15 de marzo de 1937.



El Alcalde Valentín Armas.


Bando original solicitando  que se denuncie a los republicanos. (A.M.A.)

        
    Parece que no tuvo éxito la convocatoria porque a partir de esas fechas sólo son detenidos y enviados a los campos de concentración cuatro personas en Agaete, que además resultaron absueltos en el posterior consejo de Guerra. No obstante veinte días después de este bando suceden las tristes sacas y desapariciones de 27 agaetenses, que tratamos más adelante.



LA ESCUELA, LA IGLESIA Y EL CONSEJO DE GUERRA.   

   LA ESCUELA 1936


En 1936 la escuela de las niñas estaba en la actual biblioteca y la de los niños en los bajos del ayuntamiento.


     
    Después de finalizar el convulso Agosto de 1936, la vida empieza normalizarse en el pueblo, se reanuda el curso escolar, esta vez ante la ausencia de maestros masculinos, unos porque se encontraban detenidos en los campos de concentración y otros porque fueron movilizados por el ejército de Franco para ser enviados al frente de guerra en la península, los niños tuvieron que asistir a clases con maestras, cosa rara y poco usual ya que los niño y las niñas hasta ese momento, nunca habían tenido clases con maestros de distinto sexo al suyo.
     Solo quedó un maestros que por razón de edad no fue movilizado por el ejército, D. José Bermúdez y más tarde D. Juan Contreras, que llega un poco despues, tras ser represaliado en Tenerife por su militancia republicana, circunstancias que hicieron que parte de los niños, entre ellos mi padre, tuvieron provisionalmente maestras durante los años de la guerra, siendo estas; Dña. Conrrada Conejo Cantudo y Dña Candelaria Arbelo. La escuela masculina se encontraba en los bajos del actual ayuntamiento y la femenina en la actual biblioteca. Conseguir plaza en el colegio era una odisea porque no había para todos, por lo que había escuelas privadas como la de "Panita" donde había que pagar tres pesetas, cosa que solo estaba al alcance de unos pocos en aquellos años de miseria y pobreza.
        Una de las primeras medidas del nuevo régimen es la depuración del magisterio, acabando con la enseñanza de los valores laicos y republicanos e imponiendo los del nacional catolicismo, expulsando del magisterio a todos los que habían tenido significación con la izquierda republicana. Se coloca en todas las aulas junto al crucifijo, los retratos de Franco, "Caudillo por la gracia de Dios" y del líder de la falange José Antonio, lo que produce la confusión de algunos niños que llegaron las pensar que teníamos nuevos santos. Se le da culto a la nueva bandera y se cantan cánticos patrióticos falangistas, así como se reza todos los días, a la entrada y salida de las clases. En aquellos días se cantaba en Agaete la coplilla que decía; ".....en el cielo manda Dios y en la tierra manda Franco......", de lo que no había duda.

Depuración del maestro D. José Contreras.



Aspecto de las escuelas hasta mediados de los setenta.


   El régimen da normas para la nueva enseñanza primaria de obligado cumplimiento, las más curiosas:

    "Primera. La reposición del Santo Crucifijo marca la apertura del curso, que será rápida e inmediata.
     Segunda. Además del retrato del Caudillo, habrá en el salón de clase una imagen de la Virgen, con preferencia de la Inmaculada, y en sitio preferente.
Cuarta.- A la entrada en la escuela los niños saludaran con el tradicional "Ave María Purísima", siendo contestados por el maestro: "Sin pecado concebida"...
Sexta.- La ceremonia de colocar la Bandera antes de empezar las clases y arriarla al terminar, mientras se entona el Himno Nacional, es obligatoria para todas las Escuelas...
Séptima.- Con el fin de cumplir el precepto de oír misa los domingos, asistiendo los niños con sus maestros al frente, acudirán a la iglesia en que la celebren las Organizaciones Juveniles..."

Bando creando  el Delegado Militar en la Enseñanza Primaria, para inspeccionar las labores docentes en lo relativo a las normas del nuevo estado.



LA IGLESIA EN AGAETE

    El 19 de septiembre de 1936, fallece el párroco de la villa D. Juan Hernández Quintana tras una larga enfermedad, llegando unos días más tarde su sustituto, el célebre D. Manuel Alonso Luján que nos acompaña durante más de veinte años. De él recibí el agua del bautismo en 1958.


D. Manuel Alonso Lujan.


    El nuevo cura, D. Manuel Alonso Luján, no disimula su fe ciega y apoyo al nuevo régimen. Sus patrióticas homilías, misiones y actos de fe son célebres. El 9 de octubre de 1936 organiza una procesión para instaurar los Cristos en las escuelas, que habían sido retirados por las normas laicas de la república. Acompañado de buena parte del pueblo y de los falangistas uniformados, entre cánticos patrióticos y rezos del rosario, una vez bendecidos los crucifijos, se dirigen a los colegios donde los maestros colocaron las cruces solemnemente en sus aulas.

"Acción" 10 de Octubre de 1936, colocación solemne de las cruces en las escuelas de Agaete.


             El 8 de Noviembre de 1936, el párroco D. Manuel Alonso y el falangista Sr. Armas Galván, organizan unas jornadas de "Rogativas por la salvación de España", son traídos en solemne procesión al pueblo y luego a las Nieves, los santos de las diferente ermitas de los barrios de la Villa, desde la siete de la mañana baja San Pedro desde el Valle, junto con el santo guerrero, San Sebastián y San José, acompañados de las diferentes bandas municipales de música de toda la comarca, se dirigen todos juntos a las Nieves, donde sale a su encuentro la Virgen, y como si de un cinco de agosto extraordinario se tratara, se dirigen a la parroquia de la Concepción, en medio del fervor patriótico imperante, entre rezos y discursos llegan al pueblo, recorriendo las calles de la villa engalanadas para la ocasión.
Subida de la Virgen años cuarenta (la Provincia)
      
      
(Recreación)
     Los santos permanecen una semana en la parroquia, con misas y rezos diarios, donde según las crónicas de la época se dan 4.000 comuniones.
    Es vozpópuli que muchos antiguos republicanos cambiaron de camisa o vestían a su hijos de falangista "por si acaso", aunque muchos, nunca agacharon la cabeza ni comulgaron con el régimen.


Subida de la Virgen de las Nieves, bajada de San José,  San Pedro y San Sebastián para pedir por  España y el final de la guerra. diario "Acción" 10 de Noviembre de 1936


El Obispo Pildain en Las Nieves con niños  de Agaete. La provincia (4-4-2016)




CONSEJO DE GUERRA CAUSA 97/1936

    Mientras en el campo de concentración de Gando, medio centenar de vecinos de Agaete, algunos con casi dos años de internamiento, se desesperan por la no celebración del juicio de su causa. Ya conocen la detención y posterior desaparición de sus compañeros en abril de 1937, 27 en total, lo que les debió aumentar su angustia aún más (El total de gente de Agaete desaparecida puede llegar a los 33, contando residentes en otras localidades y muertos por enfermedades en los campos de concentración, cuyos cadáveres fueron enterrados en fosas comunes).

Reparto del rancho en el Campo de Concentración de Gando (fedac)
     

     En mayo de 1938, el Alférez Ismael Sánchez Rodríguez, instructor de la causa contra los hechos sucedidos en Agaete antes y durante el golpe militar, por elementos contrario a este, da por finalizada la instrucción de diligencias, quedando el sumario visto para Consejo de Guerra, que queda previsto para el 1 de Junio de 1938.



  El CONSEJO DE GUERRA

   Preside el Tribunal el Teniente Coronel Daniel Abreu, tras la celebración dicta la siguiente sentencia:
    "En la plaza de las Palmas a 1 de Junio de 1938.- Reunido en el Hogar del Soldado del Cuartel del Grupo Autónomo Mixto de Zapadores y Telégrafos número cuatro, el Consejo de Guerra Ordinario de Plaza, para ver y fallar la causa 97/36."


Hogar del soldado del Grupo de zapadores de la isleta  donde se celebro el Consejo de Guerra, (Coronel J.M. Pinto, Historia del regimiento de Zapadores, 1944).
    "Resultando probado y así se declara; que declarado el estado de Guerra en este Archipiélago en la primeras horas de la mañana del 18 de Julio de 1936, al iniciarse el Movimiento Nacional los elementos marxistas de la Isla y adictos al Frente Popular, declararon la huelga general revolucionaria para hacer abortar el movimiento y a tal fin y bajo suprema dirección de Fernando Egea Ramírez y Eduardo Suárez Morales, se levantaron partidas armadas en diversos pueblos del Norte de la isla que trataron de resistir y oponerse al Movimiento que el ejército iniciará en aquel memorable día. Así el Alcalde accidental de la Villa de Agaete Miguel Pérez García identificado con los cabecillas antes nombrados tan pronto tuvo conocimiento de la declaración del Estado de Guerra publicó un bando por el que se obligaba los vecinos de dicho pueblo a hacer entrega de todo género de armas cortas y largas, municiones y explosivos, bajo severas sanciones al propio tiempo que de entre los elementos incondicionales del marxismo designaba comisiones para la incautación de dichas armas y explosivos. Así mismo, disponía el referido procesado Miguel Pérez García la requisa de vehículos para ser utilizados por los rebeldes en el transporte de ... y sustancias explosivas, la requisa de un surtidor de gasolina del pueblo y de diversos utensilios, procediendo en unión de aquellos otros elementos a la organización de partidas armadas a las que se encomendaba la vigilancia de carreteras y caminos, y la práctica de detenciones y registros domiciliarios.
   
Consejo de guerra durante la república , sucesos de Castilblanco.


       
    Vistos con los citados artículos treinta y tres y cuarenta y cuatro del Código Penal, demás de general aplicación del mismo y del de Justicia Militar y sentencia del Alto Tribunal de Justicia Militar de 9 de septiembre de 1939.
   El Consejo de Guerra falla que debe condenar y condena al procesado Miguel Pérez García como autor responsable de un delito de adhesión a la rebelión con la concurrencia de una circunstancia agravante, a la pena de muerte con las accesorias en caso de indulto de inhabilitación absoluta e interdicción civil y que debe condenar y condena a la pena de reclusión perpetua a Clemente Dámaso Vega, Antonio Dámaso Vega, Saturnino Rodríguez Suárez, Antonio Diepa Suárez, Jesús Pérez García, Manuel García Suárez, León Adán Klein Masniak, Antonio Rosario Martín, Manuel Arbelo Perera, Juan García García, Santiago Jiménez García, Juan Boza Álamo, Juan Benítez Marrero, Carlos García Trujillo, Juan Vega García, Miguel Viera Bolaños, Diego Rodríguez Díaz y Agustín González Santana, con las accesorias de interdicción civil durante la condena e inhabilitación absoluta y siéndoles de abono para el cumplimiento de sus respectivas condenas la totalidad del tiempo de prisión preventiva que han sufrido por esta causa; que debe condenar y condena igualmente a los propios procesados a que mancomunada y solidariamente indemnicen al Estado en los daños y perjuicios sufridos con ocasión de la rebelión marxista, a cuyo efecto se hace expresa reserva en favor de quien corresponda de las acciones pertinentes para reclamar las responsabilidades civiles a que haya lugar; y que debe absolver y absuelve libremente a los procesados José Rodríguez González, Matías Galván García, Antonio Álamo Álamo, José Godoy del Rosario, Juan Jiménez Medina, Pedro Jiménez García, Manuel Sosa Rodríguez, José Santana Expósito, Manuel Vega Suárez, Antonio Valencia García, Antonio Vega Rosario, Francisco Jiménez García, Cristóbal del Pino Sosa, Simeón Rodríguez Díaz, Manuel Saavedra Álamo, Sabiniano Cabrera Díaz, Andrés García Jiménez (conocido por Francisco), Francisco Rosario Santana, Emiliano García Jiménez, Juan Álamo Diepa, Juan Luis Medina Ramírez y Salvador Jiménez Bolaños, del delito de adhesión a la rebelión de que es acusaba el Ministerio Fiscal e igualmente debe absolver y absuelve al procesado Cirilo Tadeo del Rosario con respecto al cual el Ministerio Público retiró su acusación por eximente apreciada; y sobreseer definitivamente la causa en cuanto al procesado fallecido Vicente Benítez Diepa."
  

Total de penas impuestas:
Una de muerte, Alcalde Miguel Pérez García (conmutada por cadena perpetua) y 20 de cadena perpetua, 23 absueltos y dos sobreseído por fallecimiento durante la instrucción de la causa.

   Además de la causa general 97/36 hubieron varias causas más donde estaban implicados personas de Agaete. Del libro, ISLETA/PUERTO DE LA LUZ: CAMPO DE CONCENTRACIÓN de Juan Medina Sanabria,podemos extraer los siguientes datos; Causa 99/36, contra el soldado de zapadores Sebastián de la Nuez Rodríguez por abandono del servicio de las armas. Al parecer estaba Chanito Nuez de servicio el 2 Agosto 1936 en el Mercado del Puerto de La Luz y al ser relevado en vez de regresar al cuartel, cogió la guagua, con el fusil, la munición y se fue para Agaete, no precisamente para las fiestas, cuando llegó y la familia le convención, regresó a entregarse, siendo detenido en Arucas cuando en guagua regresaba al cuartel. Le caen 6 años y 1 día de prisión, siendo puesto en libertad el 4 Agosto 1940.
   La 152/36, contra Manuel Cruz Medina (Manuel Marrón), marinero, hijo del dueño de la falúa donde huye Egea, por desobediencia grave a la Autoridad, siendo condenado a 4 meses de prisión, estuvo detenido desde 21 Agosto 1936, al 14 Febrero 1937.
   Los detenidos gubernativos fueron los siguientes: Juan Álamo Quintana, detenido el 23 Julio 1937 y puesto en libertad el 8 Septiembre 1936, fue 2° Teniente Alcalde y actuó de apoderado del Frente Popular en las elecciones de febrero 1936. Fernando García Alonso, por desorden público, estaba detenido desde el 31 Enero 1937, condenado a dos meses de prisión y liberado el 31 Marzo 1937. Víctor Mendiola Álvarez, Médico y Alcalde accidental a la llegada de la República. Estuvo detenido como Gubernativo desde 23 enero al 5 marzo 1937, Santiago García Febles (4 meses en prisión), tío mío y Antonio García Godoy, estos por ir en el camión con el cañón de las fiestas a la Cuesta Silva. De igual manera que este último, estuvo Juan García Viera detenido 20 Diciembre 1936.
   Una sorprendente detención fue la de Mariano Atienza Ruiz, Secretario del Ayuntamiento de Agaete, por proferir insultos "contra el movimiento y su Caudillo", estuvo detenido del 24 al 26 Julio 1936 (dos días). Solo hubo detenida una mujer, María del Rosario Santana, sirvienta, que del 8 al 10 de Agosto (2 días) estuvo en prisión, ignorándose las razones de esta detención.
   Además de todo lo anterior, la Guardia Civil interviene, en fechas muy posteriores al levantamiento militar, en la recogida de los siguientes explosivos:
    2 Diciembre 1937, en la calle Juan de Armas, donde estuvo el SOVA, dentro de un saco roto, 13 cartuchos de dinamita en forma de petardo con sus correspondientes mechas. Estaban muy deteriorados por el tiempo que estuvieron abandonados. 7 Diciembre 1937, en la calle Guayarmina, en los alrededores de una manojo de caña para plantar tomateros, 7 petardos de dinamita con sus correspondientes detonadores y mechas en disposición para ser usado. La noticia llega a la Guardia Civil por Augusto Esparza Arteche, Secretario del Juzgado Municipal, por denuncia de Leonor Martín Bermúdez.
    En total aparecen, según los archivos militares, 55 personas detenidas y sometidas a la justicia militar o gubernativa en Agaete. Esto en un pueblo de unos 4.400 vecinos es una cifra enorme, si la comparamos con los pueblos del entorno, Galdar y Guía juntos, donde son detenidos 105 personas, con cuatro veces más población. San Nicolás cuatro detenidos o Teror seis,....


LOS DESAPARECIDOS


Reconstrucción de las "sacas" del Valle, "Una madrugada de Abril de 1937"
    

       
  
    Durante la Guerra Civil se habían llamado a filas forzosos a 70.000 hombres en Canarias, más otros 1.400 voluntarios (el total es de 71.310) de los reemplazos de 1927 a 1941(foro militar Gran Capitán). Entre 18 y 45 años no quedó prácticamente nadie en buenas condiciones, que no se librará de vestir el uniforme militar. Muchos se las ingeniaron para no coger el fusil, entre ellos, mi abuelo Santiago Santana y su cuñado, mi tío "Magín", con la connivencia del Teniente médico militar, natural del pueblo y conocido suyo, D. Francisco de Armas Medina, (Paquico) se libraron fingiendo sordera. El tribunal médico les llegó a tirar monedas al suelo a sus espaldas para ver si se daban la vuelta, cosa que no hicieron por estar ya advertido por el Teniente de Armas Medina, les costó unas cuantas samas y bonitos, pero mereció la pena. Otros muchos emigran clandestinamente a América para no ir al frente, quedando en busca y captura, no pudiendo volver hasta después de 1969 que prescribieron los delitos, algunos no volvieron jamás.

Movilización de los jóvenes de los reemplazos que ya habían hecho el servicio militar que vuelven a ser llamados a filas. Reemplazos de 1930 a  1936.


           
   La villa quedó prácticamente sin hombres jóvenes, unos en el campo de concentración y otras en el frente de guerra. Mi abuelo que era el cantinero del casino la Luz, tuvo que cerrar ante la ausencia de socios.
  Fueron tiempos difíciles donde muchas mujeres tuvieron que sacar adelante las familias ellas solas, tiempos de cartillas de racionamiento, de hambre y comedores sociales.....

Julio de 1937 se crean los comedores infantiles y cocina económica  en Agaete, para paliar "las angustiosas necesidades que oprimen a nuestra villa" (La Falange)
           

     El ejército de Franco, más preocupado de la marcha de la guerra, que no iba como ellos habían previsto, con la fuerte resistencia de Cataluña, el norte, el levante y sobre todo Madrid, se dedica a movilizar y preparar a los jóvenes para enviarlos al combate en la península.
    El 18 de julio de 1936, la policía cuenta con cuarenta efectivos para toda la provincia y la Guardia Civil 170, muchos de ellos leales a la república terminaron en los campos de concentración o cárcel militar, como le ocurrió a toda la Plana Mayor de la Guardia Civil de la Comandancia de Las Palmas, por lo que el ejército decide dejar el control de la retaguardia y el orden público de los pueblos, mayormente en manos de los miembros del Partido Único, la falange, en colaboración con la Policía y la Guardia Civil.

ANTECEDENTES DE LA REPRESIÓN DE MARZO-ABRIL DE 1937

    El 20 de noviembre es fusilado en Alicante por aplicación de las leyes de la república, el líder fascista José Antonio Primo de Rivera, al que los falangistas profesan una veneración casi divina, lo que indigna y radicalizan aún más a sus seguidores.

Carnets socialista y de la Falange (Blog pedro Medina y, foro Requeté)

     
    Sobre finales del año 1936, en Las Palmas se produce un intento serio de asalto al cuartel de infantería de la Isleta, el RIC-39, con la ayuda de mandos y soldados republicanos. El intento falla, se producen más de cien detenciones, son procesadas 60 personas, de ellos 24 militares, de los cuales seis son condenados a muerte y ejecutados el 4 de marzo de 1937, junto con cuatro civiles.
Consejo de guerra por el intento de asalto al cuartel de infantería de la Isleta, La Gaceta de 26 de Febrero de 1937
             

    
    El plan consistía en hacerse con la armería, asaltar el campo de concentración que se encontraban en las proximidades, armar y liberar a los presos republicanos, tomar las diferentes unidades de la Isleta y hacerse con el control de la isla.
    Este serio plan de asalto pone nervioso a los militares golpistas y a la falange, que pensaban que ya tenían controlada la isla, los falangistas aprovechan para pedir más entregas de armas y competencias para garantizar el orden.
    Los militares ya habían empezado a armar a la falange desde finales de diciembre, entregándoles 300 fusiles máuser, 15.000 cartuchos, dándoles amplios poderes para efectuar patrullas, detenciones y registros que consideren conveniente para mantener el orden.




 Reconstrucción literal  escrito Archivo militar de Santa Cruz de Tenerife 13171-426-1, sobre entrega de armas y poderes  a la falange.

Diligencia de autorización a portar armas cortas y largas en un carnet de la falange.(foro falangista)


Falangistas armados en el Parque San Telmo 1936 (archivo municipal Arucas)

AGAETE 1937

    Habían transcurridos nueve meses desde el alzamiento militar, por el ayuntamiento y juzgado togado militar provisional de Galdar, pasaron decenas de personas, en su mayoría puestas en libertad sin cargos, otras pendientes de juicios, 55 agaetenses fueron mandados directamente a los campos de concentración, pero a los nuevos dirigentes eso les debió parecer poco.


Campo de concentración de Gando 1937, (FEDAC)
       

     
     A raíz de los acontecimientos del intento de asalto al cuartel de la Isleta, a los nuevos gobernantes y a la Falange les debe parecer un peligro el elevado número de republicanos que quedan en la retaguardia, por lo que a primeros del año 1937, se decide un plan minuciosamente preparado por la falange, con al menos la "vista gorda" del ejército, para detener a los posibles republicanos que no estaban implicados en hechos punibles por la justicia militar y por tanto no habían sido detenidos hasta ese momento.


Informe del alcalde de Guía al Juzgado militar sobre conducta de vecinos republicanos. (archivo municipal)
      

    


    Es la falange de la ciudad de Arucas, la más potente y la más numerosa de la comarca, debido a la poderosa oligarquía de pequeños y medianos propietarios de tierras, aguas, exportadores de frutas y pequeñas industrias existentes en dicha localidad. La purga que se hizo en los empleados municipales, sobre todo en la policía municipal, por su colaboración con la resistencia al golpe los primero días del alzamiento, sirvió a la Falange aruquense para colocar a sus militantes en dichos puestos vacantes.
   Las detenciones comienzan en Arucas a primeros de febrero, están contabilizadas al menos cuatro "sacas", desapareciendo un total de 62 aruquenses (Los pozos de los desaparecidos durante la represión Franquista en Arucas, Gobierno de Canarias). Son de noche para que haya el menor número posible de testigo y asegurar su detención ya que se producen en sus casas.
    Las desapariciones de Arucas son conocidas por toda la comarca, lo que produce el pánico entre los republicanos de Agaete, algunos duermen fuera de sus domicilios, haciéndolo en la cuevas de Bisbique los del Valle.
    El día 1 de abril le toca turno a Galdar, se llevan 13 personas. Hay poca documentación, por razones obvias sobre este asunto, ya han fallecido todos, los que tuvieron responsabilidad directa en aquellos hechos, los de un bando y los del otro, pero tenemos los testimonios de los testigos que quedan vivos, niños en aquellos años y la tradición oral.
   A primeros de abril de 1937, la Falange de Agaete ya tiene hecha la relación de "elementos de izquierda o sospechosos de hostiles al nuevo régimen", la componen casi un centenar de personas según algún testimonio.



Uno de los lugares donde estuvo el Cuartel de la Falange de Agaete, en 1937, c/ José Sánchez 4.

    La tarde del 4 de Abril de 1937, se personan jerarcas de la falange de Las Palmas y Arucas en Agaete, se reúnen en un domicilio de las proximidades de la iglesia parroquial con los jefes locales del Partido Único, leen y discuten en voz alta el listado de personas hostiles al nuevo régimen a detener, algunos nombres son escuchados por una sirvienta que se queda con algunos de los nombrados y les puede avisar, evitando su detención.
     Mientras en el cuartel de la falange, sito en la calle José Sánchez y Sánchez nº 4, hay un movimiento inusual de militantes, se planifican todos los detalles de las detenciones, con ocupación de azoteas próximas por falangistas locales, para evitar la huida de los detenidos.
    Acuerdan que sea a las doce de la noche el comienzo de la "operación", para asegurarse que están en sus casas.
Comunicado del Jefe de la Falange Benjamín Armas Álamo 1938 (Archivo municipal)

            
     
    Sobre las once de la noche atraviesa el pueblo un siniestro convoy compuesto de una guagua y varios vehículos cargados de falangistas armados de pistolas y fusiles mauser, se dirigen al Lomo de San Pedro, en el Valle de Agaete, donde les esperaban uniformados los falangistas locales.
     El Valle de Agaete es el fiel reflejo de las dos España que decía el poeta, una sita en los alrededores de la Iglesia de San Pedro y otra en el otro lado del barranco, el "Barrio" o Vecindad de Enfrente, donde residían los jornaleros, los más pobres, otro tanto parecido pasa en el pueblo con la "Villa Arriba y la Villa Abajo".

    A las doce de la noche comienza la tragedia, con el listado en una mano y el fusil en la otra, las diferentes patrullas falangistas, van de casa en casa de la Vecindad de Enfrente, sacando uno a uno a unos pobres jornaleros, la mayoría analfabetos, que no habían cometido más delito que defender la legalidad, haber participado el alguna huelga, haber pertenecido a alguna organización sindical que defendía sus derechos laborales, haber hecho algún comentario contrario a las nuevas autoridades, incluso alguno simplemente porque le había quitado la novia o cualquier otra rencilla personal con alguno del otro bando según la tradición oral. Muchos ofrecen resistencia y son agredidos, vejados y maniatados. Son trasladados a la plaza de San Pedro y desde allí a la guagua que esperaba en el Lomo.


                                                             Vecindad de Enfrente años treinta (FEDAC)   

  
   El testimonio desgarrador de una valiente madre, Dña. Justa González Sosa, en una carta manuscrita que dirige dos meses despues al Comandante Militar de Canarias y que al parecer existe en el archivo intermedio militar de Santa Cruz de Tenerife, según el investigador, Juan Medina Sanabria, publicada por su hermano Pedro Medina Sanabria, en el blog; www.pedromedinasanabria.wordpress.com/2012/03/27/preguntas-de-una-madre/ , nos ayuda a entender lo que sucedió aquella fatídica noche.

Reconstrucción literal de la carta por mi, según la descripción que realiza Pedro Medina Sanabria en su blog;


       
   Sobre esta supuesta carta, he realizado gestiones con el archivo militar y no han podido localizarla. Como la mayor parte de escritos y documentos relacionados con las desapariciones y algunos sumarios de fusilamientos, la respuesta es, desaparecidos....

    Escrito de 23-2-44, en que el alcalde solicita ayuda medica por ser pobre para Dña. Justa Gonzalez Sosa. (Archivo Municipal)       
   
    Otra de las detenciones bien documentadas es la de César Expósito Rosario, de 34 años de edad, matarife de la localidad, cuyo único "delito" fue haber pertenecido a la primera junta directiva del SOVA (Sociedad de Oficios Varios de Agaete), de la que fue vicepresidente durante unos meses en 1932.
    
Escrito dirigido a Cesar E. del Rosario , sobre un cuchillo de la carnicería. (1932 A.M.A.)


 La mayor de sus hijas Carmen, contaba con ocho años, aún vive y lo recuerda perfectamente.
    Vivía Cesar con su familia en la calle Guayarmina número 15, en el casco urbano, la casa colindante con la mía, sobre la madrugada tras terminar la "faena" del Valle, se personaron en su domicilio los jóvenes falangistas de la Villa, perfectamente identificados, en compañía de otros desconocidos uniformados con camisas azules, procedentes de otras localidades, previamente habían ocupado dos azoteas de la parte posterior de su vivienda, para evitar su huida, proceden a su detención diciéndole que es para tomarle declaración, siendo trasladado a la guagua que se encontraba en el centro del pueblo, son maniatados y maltratados.
   Esa noche sacan de la villa a 27 hombre, cinco en el pueblo y veintidós en el Valle, de los que nunca más se supo, junto con otros más desaparecidos en los campos de concentración hacen un total de 33 vecinos de Agaete que salieron para nunca más volver.


RELACIÓN DE DESAPARECIDOS MUNICIPIO AGAETE (GRAN CANARIA)  SEGÚN LA ASOCIACIÓN POR LA MEMORIA HISTÓRICA.
Nº NOMBRE APELLIDOS OBSERVACIONES
1 ANTONIO ÁLAMO GODOY
Natural y residente Agaete, Gran Canaria. Edad 35 Años. Estado Cv. Casado Profesión
Jornalero..Detenido y desaparecido 04/04/1937. Detenido Gubernativo. Localización fosa
NO.
2 JOSÉ ÁLAMO SOSA
Natural y residente Agaete Gran Canaria. Edad 39 años. Estado Cv. Casado Profesión
Jornalero. Detenido y desaparecido 04/04/1937. Detenido Gubernativo. Localización fosa
NO.
3 FELIPE BOLAÑOS GARCÍA
Natural y residente Agaete Gran Canaria. Edad 22 años. Estado Cv. Soltero. Profesión
Jornalero. Detenido 11/08/1936. Fallece de Tifus 14/0/04/1937. Hospital San Martín?
Localización fosa Cementerio Las Palmas. Exhumado?
4 ANTONIO DÁMASO ÁLAMO
Natural y residente Agaete Gran. Canaria. Edad 54 años. Estado Cv. Soltero. Profesión
Jornalero. Detenido y desaparecido 04/04/1937. Desafecto Movimiento. Localización fosa
NO.
5 GREGORIO DÁMASO ÁLAMO
Natural y residente C/, Juan, Armas, nº, 16.Agaete Gran. Canaria.. Edad 37 años. Estado
Cv. Casado. con Lucia Álamo García. Profesión Comerciante. Detenido y desaparecido
04/04/1937.Actividad Política Afiliado Sociedad Obrera. Localización fosa NO.
6 JUAN DÁMASO OJEDA
Natural y residente Agaete, Gran Canaria. Edad 43 años. Estado Cv. Casado con María
Viera Godoy. Profesión Jornalero. Detenido y desaparecido 04/04/1937.Detenido
7 JOSÉ DIEPPA JIMÉNEZ
Natural y residente Agaete, Gran Canaria. Edad 27 años. Estado Cv. Soltero. Profesión
Empleado. Detenido y desaparecido 04/04/1937. Detenido Gubernativo. Localización fosa
NO.
8 CÉSAR-LUISDIONISIO.
EXPÓSITO del
ROSARIO
Natural y residente Agaete, Gran Canaria. Edad 34 años. Estado Cv. Casado con María
Álamo. Profesión Matarife. Detenido y desaparecido 04/04/1937. Detenido Gubernativo.
Localización fosa. NO.
9 JOSÉ GARCÍA GARCÍA Natural y residente Agaete, Gran Canaria. Edad 21 años. Estado Cv.? Profesión Jornalero.
Detenido y desaparecido 04/04/1937. Detenido Gubernativo. Localización fosa NO.
10 JOSÉ GARCÍA GODOY
Natural y residente Agaete, Gran Canaria. Edad 42 años. Estado Cv .Casado con Juana
Lugo Cruz. Profesión Jornalero. Detenido y desaparecido 04/04/1937. Detenido
Gubernativo. Localización NO.
11 JUAN GARCÍA GODOY
Natural y residente Agaete, Gran Canaria. Edad 55 años. Estado Cv. Soltero. Profesión
Jornalero. Detenido y desaparecido 04/04/1937. Detenido Gubernativo. Localización fosa
NO.
12 JUSTO GARCÍA SOSA
Natural y resiente Agaete, Gran Canaria. Edad 35 años. Estado Cv. Casado con Encarna
García. Profesión Marinero. Detenido y desaparecido 04/04/1937. Detenido Gubernativo.
Localización fosa NO.
13 SANTIAGO GODOY GARCÍA
Natural y residente Agaete, Gran Canaria. Edad 33 años. Estado Cv.? Hijo de Juan y Ana.
Profesión Jornalero. Detenido y desaparecido 04/04/1937. Detenido Gubernativo.
Localización fosa NO .
14 JUAN MEDINA GARCÍA
Natural y residente Agaete, Gran Canaria. Edad 52 años. Estado Cv. Casado con María
Cubas Cubas. Profesión Mampostero. Detenido y desaparecido 04/04/1937. Detenido
Gubernativo. Localización fosa NO.
15 JUAN MEDINA PERDOMO Natural y residente Agaete, Gran Canaria. Edad 29 años. Estado Cv. Casado profesión?
Detenido y desaparecido 04/04/1937. Detenido Gubernativo. Localización fosa NO.
16 PEDROGREGORIO
MÉNDEZ
SAAVEDRA.
Natural y residente Agaete, Gran Canaria. Edad 25 años. Estado Cv. Soltero. Hijo de
Emilio y Mª Dolores. Profesión Marinero. Detenido y desaparecido 04/04/1937. Detenido
Gubernativo. Localización fosa NO.
17 PEDRO RODRÍGUEZ
GONZÁLEZ
Natural y residente Agaete, Gran Canaria. Edad 26 años. Estado Cv. Casado con Mª del
Pino Viera Bolaños. Profesión Jornalero. Detenido y desaparecido 04/04/1937. Detenido
Gubernativo. Localización fosa NO.
18 DOMINGO del ROSARIO MARTÍN
Natural y residente Agaete, Gran Canaria. Edad 43 años. Estado Cv. Casado con Mª
Ramona Sosa Díaz. Profesión Jornalero. Detenido y desaparecido 04/04/1937. Detenido
Gubernativo. Localización fosa NO.
19 ANTONIO SOSA EXPÓSITO Natural y residente Agaete, Gran Canaria. Edad 57 años. Estado Cv. Soltero. Profesión?
Detenido y desaparecido 04/04/1937. Detenido Gubernativo. Localización fosa NO.
20 ANTONIO SOSA JIMÉNEZ
Natural y residente Agaete, Gran Canaria. Edad 34 años. Estado Cv. Soltero. Profesión
Jornalero. Detenido y desaparecido 04/04/1937. Detenido Gubernativo. Localización fosa
NO.
21 ANTONIO O
ANDRÉS JOSÉ? SOSA VEGA Natural y residente Agaete, Gran Canaria. Edad 56 años. Estado Cv? Profesión Jornalero.
Detenido y desaparecido 04/04/1937. Detenido Gubernativo. Localización fosa NO.
22 JUAN SOSA VEGA
Natural y residente Agaete Gran Canaria. Edad 50.Estado Cv. Casado con Mª Martín
Medina. Profesión Jornalero. Detenido y desaparecido 04/04/1937. Extremista.
Localización fosa NO.
23 JUAN VALENTÍN SUÁREZ
HERNÁNDEZ
Natural y residente Agaete, Gran Canaria. Edad 32 años. Estado Cv. Casado con Micaela
Vega Jiménez. Profesión Jornalero. Detenido y Desaparecido 04/04/193.7. Detenido
Gubernativo. Localización NO.
24 ANTONIO VALENCIA
EXPÓSITO
Natural y residente Agaete, Gran Canaria. Edad 30 años. Estado Cv. Soltero. Hijo de Mª
Dolores. Profesión Jornalero. Detenido y desaparecido 04/04/1937. Detenido Gubernativo.
Localización fosa NO.
25 GREGORIO VALENCIA MEDINA
Natural y residente Agaete Gran Canaria. Edad 18. Estado Cv. Soltero. Hijo de Francisco e
Inés. Profesión Jornalero. Detenido y desaparecido 04/04/1937. Afiliado Sociedad Obrera.
Localización fosa NO
26 PEDRO VEGA del ROSARIO
Natural y residente Agaete, Gran Canaria. Edad 25 años. Estado Cv. Soltero Hijo de Juan
Y Dolores. Profesión Jornalero. Detenido y desaparecido 04/04/1937.Detenido
Gubernativo. Localización fosa NO.
27 FAUSTINO VEGA del ROSARIO
Natural y residente Agaete, Gran Canaria. Edad 30 años. Estado Cv. Soltero. Hijo de Juan
y Dolores. Profesión Jornalero. Detenido y desaparecido 04/04/1937 Detenido
Gubernativo.. Localización fosa NO.
28 JUAN VEGA GARCÍA
Natural y residente Agaete, Gran Canaria. Edad 40 años. Estado Cv. Casado con María
Dámaso Álamo. Profesión Jornalero. Detenido y desaparecido 04/04/1937. Localización
fosa NO.
29 JUAN VIERA BOLAÑO
Natural y residente Agaete, Gran Canaria. Edad 29 años. Estado Cv. Casado. Profesión
Jornalero. Detenido y desaparecido 04/04/1937. Actividad Política Afiliado sociedad
Obrera. Localización fosa NO.
30 JOSÉ VIERA GONZÁLEZ
Natural y residente Agaete. Gran Canaria. Edad 21. Estado Cv. Soltero. Su Madre Justa
González Sosa, denuncia. Profesión Empleado. Detenido y desaparecido 04/04/1937.
Detenido Gubernativo. Localización fosa NO.
31 JUAN VEGA JIMÉNEZ Natural y Residente Agaete, Gran Canaria. Edad? Estado Cv? Profesión? Desaparecido.
32 ANTONIO VEGA del ROSARIO Natura y residente Agaete, Edad? Estado Cv? Profesión? Desaparecido.
33.- JUAN SUAREZ MARTÍN, soltero, muerto en el Campo de Concentración de Gando de tifus, su cuerpo nunca más se supo.
   
   Dña. Juana Cabrera, esposa de D. César Expósito, acude rápidamente a la cercana casa de su hermana Pino, conocida como "Pinito Herrera", ya fallecida, extraordinaria persona que tuve el placer de conocer, mujer de fuerte carácter que no se amilana ante nadie.
    Aún se encontraba la guagua con los detenidos en el centro del pueblo cuando Pinito se acercó a ella tratando de localizar a su cuñado César para entregarle algo de dinero, pensando que iba camino del campo de concentración. Cuenta que la guagua llevaba las cortinillas cerradas y solo se escuchaban gritos y lamentos en el interior. Cuando la guagua arrancó, Pinito la persiguió por las calles del pueblo mientras sus fuerzas aguantaron.

     Pinito Cabrera, conocida como" Pinito Herrera" años treinta.
        
       Cuenta la tradición oral que aquella fatídica noche, una vez que el convoy con los detenidos abandonó el pueblo, los falangistas locales, se dirigieron a una "bodega" que regentaba un tal "Juan María", situada en la calle principal, en lo que hoy es el bar "Tamadaba", tras abrir la puerta a patadas, estuvieron toda la noche bebiendo, cantando y derramando el vino de los barriles.
    Al día siguiente Pinito junto a su hermana Juana y varias madres y esposas de Agaete se dirigen a la sede de la Comisaría de Orden Público, sita en la calle Luis Antúnez, en el barrio de Alcaravaneras de Las Palmas, presunto destino de los detenidos, allí a través de rendijas y ventanas, pueden ver a algunos de los detenidos, Dña. Juana reconoce a su esposo con la cabeza vendada y observa el lamentable estado físico por los golpes recibidos de la mayoría de los allí detenidos.
    Dña. Justa también logra ver a su hijo, por lo que se quedan más tranquilas, al siguiente día cuando vuelven a ir para llevarles ropa, les dicen que ya no están, que en el caso de unos, habían sido liberados y en el de otros, habían sido enviados al campo de Concentración de Gando.



Comisaria de orden Publico en los años treinta y colegio en la actualidad, C/ Luis Antúnez, Las Palmas.
        
         Comienza el peregrinaje de estas madres y mujeres corajes de un centro a otro en busca de sus seres queridos donde les dan largas o simplemente les dicen que fueron puestos en libertad.
   Según su hija Carmen, Dña. Juana Cabrera, junto con su hermana "Pinito Herrera", van a ver al recién llegado Obispo Pildain, al que le pide gestiones para la localización de su cuñado Cesar, van una y otra vez, hasta que el Pildain les dice ; " Mire Dña. Juana no esté gastando dinero viniendo de Agaete, gástelo en sus hijas que yo si sé algo ya les avisaré", en ese momento la familia pierde la esperanza de encontrar a César con vida y comienzan los duros años de sacrificio y mucho trabajo, como los de tantas mujeres de Agaete y otras localidades, jóvenes, viudas por la sin razón y con el añadido de cruzarse cada día con los que de una manera u otra participaron en la desaparición de sus seres queridos.
   Muchas no pudieron aguantar el vivir o cruzarse con los captores o delatores de sus maridos e hijos y decidieron abandonar la localidad.
    Las desapariciones son confirmadas por escrito, en muchos de los casos por las propias autoridades franquistas, así consta en los documentos relativos a las revistas militares anuales que tenían que realizar los jóvenes en 1943 y 1945, pertenecientes a los reemplazos de 1934 a 1936, una vez licenciados, o los escritos en que se solicita si los huérfanos de los desaparecidos, tienen mismos derechos que los de los caídos en el frente.






Escrito de remisión relación anteriores, (Archivo Municipal)

Documentos de 1945 en que el alcalde  comunica los mozos que no han pasado revista  a las autoridades militares y los motivos, haciendo constar que fueron detenidos gubernativamente en el mes de abril de 1937. (Archivo Municipal)


     


    Escritos de 1944 donde se hacen referencias a los huérfanos de los desaparecidos , detenidos gubernativos en 1937. (archivo municipal)
       
    La realidad es que han pasado ochenta años y si bien los restos de una buena parte de los desaparecidos de la comarca han sido encontrados en los pozos de Arucas, de los de Agaete continúan si saberse nada de su paradero.
    La hipótesis más verosímil es que fueron asesinados y arrojados sus cuerpos al mar o a la tristemente famosa Sima de Jinámar.

Boca de la Sima de Jinámar.
    
     Hay testimonio que dicen que no todos llegaron a Las Palmas, que el estado de algunos era tan lamentable que no se atrevieron ni a presentarlos en la comisaría, parece que de camino a Las Palmas hicieron parada en la sede de Falange de Arucas.
     A principios de los noventa, circulan por el pueblo, unos escritos anónimos, dirigidos a los entonces "falangistas" que aún quedaban vivos o a sus familiares, en abril de 1991, vuelven a circular (los conservo), donde se contaba lo sucedido en el Valle con bastantes y dolorosos detalles, con nombres y apellidos de todos los que habían participado de una manera u otra. Están planteados en términos injuriosos, llenos de rencor, odio y humillación contra los hijos de aquellos que participaron en las "sacas" y que nada tuvieron que ver, razón por lo que no los publico.

   A raíz de ese escrito y denuncia, por mi responsabilidad profesional en aquel momento, entablo conversación y establezco cierta amistad con uno de aquellos, entonces joven idealista falangista, de poco más de veinte años en 1937, que había recibido uno de los anónimos, ya octogenario en aquellos años, se trataba de PGG, ya fallecido, fue uno de la "cuadrilla" que participó en la detención del hijo de Dña. Justa y otros en el Valle, según la carta anónima y él mismo  reconoció. No note en "Periquito" remordimiento, ni arrepentimiento alguno por aquellos hechos, los consideraba como un acto más de la guerra que se vivía, si bien según él, nunca pensó que los iban a matar, que simplemente iban al campo de concentración, como en anteriores detenciones, le echaba la culpa a los que habían venido de Arucas. Estaba convencido de que había hecho un bien a la nación y que gracias a aquellas actuaciones y la guerra, "España se salvó del comunismo". Contaba que fue algo doloroso porque algunos eran sus amigos de la infancia, sus vecinos. Sobre la violencia empleada y que el escrito anónimo describía, le echaba continuamente la culpa a los que habían venido de fuera, juraba una vez y otra que él ni los tocó.

    La palabra que repetía continuamente era; "son todos unos comunista", le dolía que en aquel momento gobernara el PSOE, se preguntaba; ¿para qué habían hecho su generación una guerra?. Era difícil sacarle palabras sobre el asunto, pero recuerdo que afirmaba que no todos llegaron a Las Palmas y que no estaban tan lejos.... Esas mismas palabras me las comentó en otra ocasión otro simpatizante de la falange, no había manera de sacarles más información, parecía que habían firmado un pacto de silencio sobre los hechos. Otra de las cuestiones que recuerdo que me comentó fue, que del pueblo no se llevaron más porque ya eran muchos los que traían del Valle y ya estaban avisados.

      A raíz de la solicitud de Doña Justa, relativa a la desaparición de su hijo, según el investigador Juan Medina Sanabria, (www.pedromedinasanabria.wordpress.com/2012/03/27/preguntas-de-una-madre/) el Comandante Militar de Canarias, (Santa Cruz de Tenerife) D. Carlos Guerra Zagala, con fecha 14 de Julio, pasa la solicitud al Gobernador Militar de Las Palmas, para que le informe sobre los hechos denunciados. (archivo Histórico Militar SCT, del blog de Pedro Medina Sanabria).

     Se desconoce lo que le informa el Gobernador Militar de Las Palmas en este caso, pero si se conocen otros informes por desapariciones y la contestación es siempre la misma; "Se informa que el dia...., fue puesto en libertad".

     Lo cierto es que la de Agaete es la última saca organizada que hubo, si bien aún hay contabilizados algún desaparecido aislado en Las Palmas.


AGAETE, poema " por aquí pasó la muerte"


 «Lo dice el castaño en flor, 
aunque silenciosamente; 
lo dice el agua en la fuente, 
aunque con nublada voz. 
Lo dice el día naciente, 
hablándole al corazón directamente.
 Lo dice la misma gente que con vida continuó. 
Lo dice el muro que duerme con el solar que murió. 
Lo dice la rama verde del árbol que se encorvó.
 Lo dice un leve temblor de la corteza terrestre. 
Lo dice el cristal ardiente bajo los rayos del sol. 
Lo dice la mar que muerde el tosco y negro balcón.
 Lo dice el aire de nieve del dedo que disparó: 
Aunque parezca que no, por aquí pasó la muerte». 
Agustín Millares Sall: El paraíso de los nudos, 1979, pp. 330-331




Los años triunfales.... y de hambre.



Niños de las organizaciones infantiles de la falange, años cuarenta. 
      
    
   Las desapariciones de republicanos de marzo y abril de 1937, consigue el efecto perseguido, la resistencia al golpe desaparece, la falange lo domina todo, el miedo es tan grande que pertenecer al nuevo partido da tranquilidad, asegura algo de comer del auxilio social y una precaria asistencia médica, lo que hace que incluso algunos republicanos se convierten al nuevo régimen, visten a sus hijos con la camisas azules y los afilian a la nueva organización juvenil del "movimiento", los flechas y los balíllas, donde desde muy temprana edad se adoctrina a los jóvenes en el "nuevo orden".
    Una de las primeras y curiosas medidas que toma el nuevo alcalde de Agaete en agosto de 1936, el falangista Pedro Esparza Martín, es prohibir jugar a la baraja, en aras de la nueva moral, eso si, excepto el "tresillo", un juego muy de moda. La multa es de diez pesetas, con incautación de las barajas. Esto es como si se prohíbe el alcohol excepto el ron. Los encargados de la vigilancia de esta norma son las "milicias patrióticas" (la Falange), junto con el único guardia municipal de que dispone el consistorio.





Curioso bando de 26 de agosto de 1936,  prohibiendo jugar a la baraja (archivo municipal)
      


     Al pueblo comienza a llegar las primeras noticias de los agaetenses "caídos por Dios y por España", en las lejanas tierras peninsulares y que nunca más volverán.

Diario la Falange Agosto de 1937, loa a un árabe cristianizado, que llegó a Agaete y fue voluntario a la guerra donde murió. 
   
     Una de los primeros en caer en el frente de guerra es "Tranquilo Herrera", hijo de "Juan de To el viejo", con apenas veinte años. Le sigue una larga lista, el Alférez Sebastián García y García, José Dolores Medina Álamo, Gregorio Godoy del Rosario,....
   Una de las curiosas "bajas" de la guerra es la de Jaime del Rosario, un africano musulmán que llegó a Agaete en su juventud, siendo adoptado por una familia. Jaime abrazó la fe católica, recibiendo las aguas bautismales en la iglesia de la Concepción. "El Morito", embarca en la primera expedición de voluntarios de la Falange y cae en el frente de Extremadura, donde combatían la mayor parte de los canarios movilizados. La brillante pluma del estudiante de medicina, Jefe de la Falange de Agaete, Benjamín Armas Álamo, describe así sus últimas palabras al despedirse de él antes de embarcar; "Yo no tener fincas ni propiedades que defender, sentir en mi una fuerza que me empuja a defender España".....



Benjamín Armas Álamo, (1917-1940) Jefe de la Falange, Jefe del Movimiento y Teniente Alcalde en 1937, con solo  veinte años de edad, estudiante de medicina.

   El pueblo tiene un enorme problema, la falta de hombres para todas las labores, la paralización de buena parte del comercio por la guerra, el destino del escaso dinero público a los gastos militares, lleva a la miseria a la mayoría de las familias. Las mujeres además de tirar de la casa y los hijos, tienen que ocupar los escasos puestos que los hombres dejaron vacantes. Por no haber no hay ni personal para dirigir el ayuntamiento, lo que motiva un escrito al Gobernador Civil para que nombre nuevos concejales. Solo quedan tres disponibles, el resto está en el frente, incluido el alcalde Pedro Esparza o de baja por enfermedad, lo que
 les impide tomar decisiones por falta de quórum.

Escrito solicitando nombramiento de nuevos concejales, por falta de quórum para tomar decisiones  (archivo municipal)

        
   Mientras el hambre y el paro agobia a las gentes de Agaete. En marzo de 1937, al alcalde D. Valentín Armas, mediante un Bando, ordena a los pescadores vender con preferencia a los residentes en la localidad las sardinas y demás pescados, para que a su vez los puedan revender o cambiarlos por otros productos y ganarse la vida, en vez de venderlo a las borriqueras que venían de otras localidades, mayormente de Galdar.


Bando dando preferencia en la compra de pescado a los residentes en Agaete. (archivo Municipal)


Los precios del pescado los determina la Junta reguladora Municipal, mes a mes, para evitar la especulación. (archivo municipal)





       
   El nuevo régimen en un "alarde de imaginación", instaura los lunes como día del plato único, sin postre, con el fin de recaudar un nuevo impuesto para sostenimiento del sistema benéfico-social de las familias que tenían a sus mantenedores en la guerra, olvidándose de que otra buena parte los tenía en los campos de concentración.
    Esto a la mayor parte del pueblo de Agaete le debió sonar a música celestial, pues si ya era un milagro llenar un plato todos los días desde muchos años antes de la guerra, como para tener segundo y postre. Algunos que regresaban del campo de concentración llegaron a echar de menos los dos cucharones de rancho, al que tenían derecho al día, una mezcla de fideos, alguna legumbre y tocino, más un cazo de café aguado .

Bando de  agosto de 1937, imponiendo el nuevo impuesto por dia de plato único y sin postre
     
   La hambruna es tan grande que el ayuntamiento se ve obligado a entregar alimentos a los más pobres e implantar una cocina económica, creando un registro de necesitados.



Llamamiento para inscribirse en el registro de necesitados. (archivo municipal)
    Las cabras, hoy tristemente tiroteadas, las gallinas y demás animales domésticos, las sardinas tostadas que los tres chinchorros del pueblo cogían, cuando habían, los potajes de hierbas silvestres sancochadas, como los jaramagos, hinojos, cardos...., son la salvación de las familias de Agaete. Se instala una economía de supervivencia.


La leche y algo de queso no faltó, gracias a las cabras que todas las casas tenían. (FEDAC)
   
   A pesar de la tragedia de los desaparecidos, los campos de concentración, el hambre y la guerra, Agaete no pierde su tradicional alegría, rara es la semana que la banda municipal de música y los papahuevos no recorren las principales calles de la localidad anunciando la toma de una ciudad por las tropas de Franco o la exaltación de cualquier nueva conmemoración del régimen, para alegría de unos y desesperación de otros.
   "Centenares de banderas y colgaduras daban un matiz de alegría a la par que anunciaba una nota victoriosa de un pueblo que renace y se forja en el dolor. Por la mañana, celebrose en la Plaza una Misa de campaña a la que asistió el pueblo en masa y las Milicias de F. E. T. y de las JONS debidamente uniformadas; mas tarde las Autoridades Militares, Civiles y Eclesiásticas pasaron a las Escuelas a escuchar la disertación que los Maestros dedicaban a los niños en conmemoración del primer aniversario del glorioso Movimiento" (Augusto Esparza 18 de julio de 1937, diario la Falange 29-07-37)

    Las fiestas durante los primeros años de la guerra solo se circunscriben a los actos religiosos.

Fiestas de las Nieves de 1938


     Entre el mes de junio y agosto de 1938, son puesto en libertad la mayor parte de los detenidos republicanos de Agaete, que habían resultado absueltos en el consejo de guerra de 1 de junio, causa 97/36, un total de 23 hombres, que aun permanecían en el campo de concentración de Gando. Quedando 21 condenados detenidos, siendo liberados quince a lo largo de 1940 , cinco en 1941. El Alcalde republicano D. Miguel Pérez, es el ultimo en ser puesto en libertad el 11 de junio de 1943.

Los ultimos prisioneros republicanos en el campo de concentración de Gando (FEDAC)

       

 En septiembre de 1937 el ayuntamiento ya funciona con normalidad siendo su horario el siguiente;

Cartel con el horario de trabajo y de recibir a los ciudadanos, (archivo municipal)
         
    
      La contabilidad del ayuntamiento es tan explícita que se hace constar; desde las tres pesetas que cuesta la compra de un "porrón", hasta las 1,25 pesetas de un "jaboncillo". Los sueldos van desde las 291 pesetas del médico, las 175 del guardia municipal....., a las 50 pesetas del director de la banda de música. El edificio municipal es propiedad de los Armas, a los que hay que pagarles 110 pesetas mensuales por el alquiler.



Contabilidad municipal enero de 1937 (archivo municipal)
    
    Uno de los pocos entretenimientos que hay es escuchar los discurso de los jerarcas del régimen y las novelas radiofónicas a través de la radio, los agaetenses se congregan todas las tardes en las pocas casas que tienen receptor de radio para escucharlas. Destaca las protagonizadas por la notable artista de radio Las Palmas, natural de Agaete Luci Cabrera.

Diario la Falange, 31-01-1940
     

    
     
   El uno de abril de 1939, tras alcanzar las tropas franquistas los últimos objetivos, la guerra se da por terminada. Comienza el ordeno y mando que dura hasta la muerte de Franco, el 20 de Noviembre de 1975.


La Guerra ha Terminado.


Manifestación que desde Agaete se dirigió al Valle para celebrar la victoria y el final de la Guerra. (foto familia Alcalde José Armas Galvan, cedida por su nieto Tomas Armas)


La gente de Agaete en la manifestación con ocasión de la visita de Franco a Las Palmas, en 1950, observese la formación de hombres y mujeres vestidos de reyunos (Marineros), foto familia  Alcalde D. José Armas Galvan, gentileza de su nieto Tomas Armas)

Bibliografía consultada.


Biblioteca digital ULPGC.
Diario "Accion"" de 22 de julio de 1936.
Archivo Municipal de Agaete.
Archivo Municipal de Guía.
Archivo intermedio Histórico  Militar, S.C. de Tenerife.
Diario "Acción" 22 de agosto de 1936,
JUAN VALLET DE GOYTISOLO, In memoria a Gabriel de Armas 1976
Diario "Acción" 10 de octubre de 1936.
Diario "Acción"  10 de noviembre de 1936.
"La falange" 25 de diciembre de 1937.
Blog de Pedro Medina.
Foro Requeté.
"Isleta/Puerto de la Luz, Campos de Concentración", Juan Medina Sanabria de 2002,.
"La Gaceta" , 26 de febrero de 1937.
Agustín Millares Sall: El paraíso de los nudos, 1979, pp. 330-331
foro.todoavante.es/
A la sombra del Flamboyán, José A. Godoy Rodríguez (Pery), 2010.
Diario la Falange, Agosto de 1937
Acción , 17 de agosto de 1938
"La Falange", 3 de abril de 1939
Diario la Falange, 31-01-1940.
Blog de Javier Gil pérez.
Los pozos de los desaparecidos durante la represión Franquista en Arucas, Gobierno de Canarias
La inestimable tradición oral y testimonios de los que entonces eran niños y aún viven, en especial a mi padre José Santana Medina.

3 comentarios: