sábado, 10 de septiembre de 2016

CHANO GONZALO, UN AGAETENSE UNIVERSAL.



   Este agaetense,  desconocido personaje  para la gran mayoría, "Chano Gonzalo", cantante lírico, es sin lugar a dudas uno de los culetos mas universales, si no el que más, sin lugar a dudas el que más proyección nacional e internacional ha tenido junto con Lucy Cabrera.

     Primer premio en el concurso lírico de radio Madrid en 1941.
     Medalla de oro del circulo de Bellas Artes de Madrid en 1949 (la primera que concede el Circulo a un cantante). 
     Debutó en agosto de 1940, en el Nuevo Teatro Vitoria, formando parte de la Compañía Barandalla-Alaiz, dirigida por el maestro Moreno Torroba.
     Ya en 1941, es homenajeado en el teatro Español como uno de los mejores bajos existentes. Canto junto con los grandes de la opera, Victoria de los Ángeles, Beniamino Gigli, Schippa, Volpi. Filipischi, etc. Actuó en los grandes teatros de la época, Teatro Albéniz de Madrid, Nuevo Teatro Vitoria, la Zarzuela, Teatro Rosalía de Castro de La Coruña, teatro Español, Calderón de la Barca de Valladolid, Barcelona, y un largo número de teatros y liceos por toda Europa y América  latina. 
      Fue considerado por los críticos como el mejor  bajo cantante del mundo en su momento.
       














        Esta  es su historia:    
   Sebastián González Rodríguez, cuyo nombre artístico es "Chano Gonzalo", nace en el barrio de San Sebastián de Agaete el 3 de octubre de 1909, al poco tiempo de su nacimiento, su familia se traslada a Las Palmas en busca de mejores condiciones de vida, como la mayoría de las gentes de Agaete se instalan en el populoso barrio de la Isleta. El padre se emplea en una empresa propiedad de un ingles y la madre monta una pequeña pero surtida tienda de ultramarinos, son los años previos a la Gran Guerra de 1914. Su infancia transcurre entre el colegio de la Isleta y la playa de las Canteras, sin dejar de visitar su pueblo con ocasión de las fiestas. 

Calle Cantante "Chano Gonzalo",  San Sebastián , Agaete.
     
    Una mañana de 1914, se suspendieron las clases, había comenzado la primera gran guerra y con ella cae el trafico marítimo y las exportaciones a Europa, llevando al paro a muchas personas, entre ellos al cabeza de familia, las dificultades económicas y la hambruna  no tardaron en aparecer. Se crean las cocinas económicas (gratuitas) y Chano todos los días con su lechera va a por comida para los suyos.

         Numerosos canarios no ven otra alternativa que la emigración, Cuba era tierra de promisión y el padre decide emigrar en busca de fortuna. Se embarca en el vapor "Infanta Isabel", en el muelle Santa Catalina. No hizo fortuna pero mandaba dinero de vez en cuando y la familia, junto con la tienda, fue saliendo adelante.


Vapor Santa Isabel, en el que numerosos canarios llegaron a Cuba a principios  del siglo XX. 

     

    A Chano le encantaba la música y no se perdía concierto de la banda del barrio, donde un primo suyo tocaba el clarinete. Le prestaron una guitarra y aprendió a tocarla de oído, no cejó en su empeño hasta que tuvo una propia.

       La música y cantar le encantaba, pero no daba de comer, así que buscó algo más productivo y comenzó a trabajar en una carpintería. Dando rienda suelta a sus aficiones, entre martillazo y martillazo, entonaba sus canciones. Con las primeras "perras" que gana se compra un gramófono y se pasa las horas escuchando operas y zarzuelas, el "Trovador" o el "adiós a la vida", suena por toda la isleta, con protestas incluidas de algunos vecinos, definitivamente se convence de que su vocación es ser cantante.
    Se enrola junto con su hermano en una rondalla donde toca la guitarra, no lo dejan cantar porque sus amigos y  hermano dicen que lo hace mal, paradojas de la vida, más tarde termina cantando con los más grandes del mundo del "bel canto".


          Un amigo suyo llamado Pepe Macia, que tenía voz de barítono,  le aconseja que se apunte a la Sociedad filarmónica de Las Palmas, donde a los aficionados a la lírica que tenían buena voz les daban clases. No prosperó el consejo, cambio de empresa de carpintería a una que le pagaban más y un día con 16 años, junto con otro, le mandaron a colocar puertas y ventanas a un domicilio. Colocando las puertas comenzó a cantar las notas de la "Bejarana" y como si por el destino lo tuviese previsto, paso por las proximidades un ilustre canónigo, quien al oírlo se interesó por el muchacho, preguntando quien era el que cantaba, señalándolo su compañero. Al día siguiente se personó nuevamente el sacerdote esta vez acompañado de un "diapasón" (Barra metálica en forma de U que al vibrar produce un tono determinado; sirve para estudios de acústica, pruebas de audición, etc) para calibrarle la voz. 




Diapason

     

     El canónigo tras las pruebas, quedo maravillado por la esplendidas condiciones de la voz del muchacho, tenía condiciones de barítono y en especial de bajo de primerísima calidad. A partir de ese día se decidió definitivamente su carrera artística. Lo matriculan en la escuela municipal de música que dirige  Teresa Martos en el canto y  García de la Torre en solfeo. Permanece dos años aprendiendo canto y actuando en el teatro de la escuela municipal de música como primera figura de zarzuelas. 

    Con 18 años, en 1928, aprovechando que su maestra Teresa Martos y su esposo realiza un viaje a Madrid, se embarca con ellos,  Madrid le deslumbra, recorre todos los escenarios que a pesar de no haberlo pisado nunca, los reconoce como si  hubiera nacido en ellos, tras haber leído las obras de Galdos, en especial "Fortunata" y cantado las numerosas zarzuelas ambientas en aquellos lugares. Su madre, con lo poco que le da la tiendecita de ultramarinos del puerto,  le envía algo de dinero que le permite vivir, ir al gallinero de los teatros a ver algunas obras, que para él a pesar de estar cerca del techo era como estar cerca del cielo y asistir a las clases de  Simonetti.
   

   Son años difíciles y convulsos, no encuentra trabajo con que mantenerse, marcha a Barcelona,  cuna junto a Madrid del "bel canto", ante la falta de medios se alista voluntario en el ejercito para poder permanecer en la ciudad, compagina la milicia con el canto, se licencia, consigue una beca del Cabildo de Las Palmas gracias a las amistades ilustres que tiene y vuelve a Madrid. 


  Amplia sus estudios, esta vez de la mano de Carmen Iribarne, empieza a conseguir contratos secundarios en operas y zarzuelas.

     En el verano de 1936, estando en Madrid. cae gravemente enferma  su hermana y fallece, se traslada a las Palmas para estar con la familia, lo que motiva que al comienzo de la contienda civil el 18 de julio, le pille en territorio "nacional". 





    Se marcha a Portugal y desde Radio Club Portugués, canta canciones  patrióticas dirigidas a todo el público de habla española, allí tiene conocimiento por la prensa de que su quinta es movilizada por el bando nacional, bajo amenaza de pena capital a quien no se presente pudiendo hacerlo, decide presentarse, es declarado útil para servicios auxiliares y lo mandan al ejercito del Norte. Lo suyo es cantar y una vez que entran las tropas de Franco en San Sebastián, canta en Radio San Sebastián y gana un concurso de canto, consigue un contrato para  cantar "Marina" en el teatro "Príncipe", obra que se aprende en tres días a pesar de las restricciones de luz de San Sebastián para evitar los bombardeos, obtiene un gran éxito y son  unánimes las buenas criticas. 
      A partir a ahí actúa por toda la zona nacional, a medida de que el ejercito de Franco va haciéndose con todas las ciudades. Ocupado Madrid y finalizada la contienda, canta en el Calderón, junto a  La Rolland, la Miralles y Plácido Domingo (padre). 

Plácido Domingo Ferrer (derecha) junto al compositor Federico Moreno Torroba en el madrileño Teatro de la Zarzuela (1946)


    En unas de sus actuaciones le escucha un empresario alemán, que le ofrece de inmediato un contrato para actuar en varias ciudades alemanas y una gira por Europa, Genova, Munich, Berlín,..., teniendo éxito en cualquier sitio que canta.

      Los avatares de la  guerra mundial le devuelve a España, actúa en la temporada oficial de opera de Sevilla junto al célebre tenor Laurio Volpi, más tarde en Lisboa, la opera "Manón", donde la critica le considera como la única y mejor revelación de la noche del estreno. 
    Los años cuarenta y principios de los cincuenta, no para de trabajar y tiene galas por toda España, América latina y Europa, lo que le vale la medalla de oro del circulo de bellas artes de Madrid en 1949.

      En 1952, ya lleva estrenada 24 operas.



       En el mundo de la ópera hay que destacar su "Colline" de LA BOHÈME en el Teatro Calderón de Madrid en 1947, junto a Victoria de los Ángeles y Beniamino Gigli, así como LUCIA DI LAMMERMOOR, cantada en Sevilla en el mismo año, junto a Marimí del Pozo y el propio Gigli. Su debut en el Teatro Campoamor de Oviedo tuvo lugar en 1949, cantando la parte de "Zúñiga" en CARMEN, con Toñy Rosado. En 1950 fue también "Don Basilio" en IL BARBIERE DI SIVIGLIA en la temporada de ópera de Las Palmas celebrada en el Teatro Pérez Galdós, con Marimí del Pozo y Manuel Ausensi como compañeros de reparto.


    En el mundo de la zarzuela estrenó, entre otras obras: PEÑAMARIANA, de Guridi; LAS VIEJAS RICAS, de Juan Tellería; LA LOLA SE VA A LOS PUERTOS, de Ángel Barrios; o SIERRA MORENA, de Federico Moreno Torroba. 





     Participó en varias producciones  discográficas y cinematografiaras, formó parte del reparto de la película "La canción de Malibrán", en 1951, protagonizada por María de los Ángeles Morales y dirigida por Luis Escobar. "El retablo de Maese Pedro", de La Voz de su Amo (1953),  "Maruxa", de TVE (1969), dirigida por Juán de Orduña.
Fotograma de los títulos de la película "Maruxa"

     




Vídeo de la Película "Maruxa", a partir del minuto 15,17, podemos escuchar a Chano cantando.
           

    Canta con las mejores orquestas del momento, incluida la orquesta nacional de España.


        

      En sus temporadas de descanso o de trabajo por las islas, no deja de pasar por su villa de nacimiento y durante las visitas canta en la parroquia con ocasión de las fiestas de Las Nieves o del Pino. El dia 7 de agosto de 1946, junto con un pianista amigo suyo, dio un concierto benéfico en la recova, actual biblioteca pública, a petición del párroco D. Manuel Alonso Lujan, para sufragar los gastos del nuevo trono de la virgen de Las Nieves que había confeccionado nuestro escultor D. José de Armas Medina.
    Noticia de las fiestas de Las Nieves de 1946, donde se anuncia que al entrar la Virgen en la iglesia, el día 5 de Agosto, cantará un Ave María el bajo cantante, hijo de este pueblo, "Chano Gonzalez".





       Pasados unos años su carrera tendió a ensombrecerse ya que, según propia confesión, la falta de contratos suficientes le obligó a regresar a su isla natal. Tras un oscuro regreso, tuvo problemas con el alcohol y falleció prematuramente en Madrid en 1972, a los 62 años de edad, donde había encontrado un puesto como funcionario en la Sociedad de Autores.






Lola Rodríguez Aragón, como "Susana", en el centro, junto a, de izda. dcha: Chano Gonzalo "Conde", Pedro Sais "Don Basilio", (bodas de figaro) sebastian gonzalez Lolita Ripollés "Marcelina", Canuto Sabat "Don Bártolo" y Raimundo Torres "Fígaro", en "Las Bodas de Fígaro", de Mozart, con dirección escénica de Luis Escobar y decorados y vestuario de Vicente Viudes
Teatro María Guerrero, Madrid 24 de noviembre de 1945


   Y esta es la historia de este hijo, que debe de ser predilecto de la Villa de Agaete, que conoció la gloria y el fracaso, el triunfo y la derrota, la cara y la cruz  del éxito profesional y que tan fugazmente pasó por este mundo.



Bibliografía consultada;

Diario "La Falange de;19 de julio de 1945, 17 de julio de 1946, de 29 de abril de 1951, de 17 de diciembre de 1952,  de 1 de marzo de 1953, de 22 de marzo de 1953 y de 16 de diciembre de 1959,
ABC de 17 de diciembre de 1941, 19 de diciembre de 1943 y de 11 de mayo de 1949. 
"El Eco de Canarias"  de 16 de agosto de 1964, 20 de febrero de 1965 y de 8 de abril de 1972.
Revista "Barcelona teatral" de 7 de agosto de 1947.
Archivo parroquial de Agaete.

No hay comentarios:

Publicar un comentario