miércoles, 30 de noviembre de 2016

CUANDO LA HIJA DE FRANCO PASÓ LA LUNA DE MIEL EN AGAETE, 1950.



El 10 de abril de 1950, contrajo matrimonio la hija del entonces Jefe del Estado General Francisco Franco, en el palacio del Pardo, Madrid, con el X marqués de Villaverde, D. Cristóbal Martínez Bordiú.
Inician una larga luna de miel que comienzan en Portugal, continuando por Canarias, llegando el día 18 de abril a Las Palmas, invitados por Doña Pura, viuda del Castillo, tía del novio.
El día 20, visitan Teror y Tejeda, donde el gobernador civil les invita a un almuerzo en el parador de la Cruz de Tejeda. Por la noche ya en Las Palmas, la cena y el espectáculo folclórico en el Pueblo Canario corre a cuenta del ayuntamiento de la ciudad.
El 21, tempranito, los recién casados llegan a Agaete, invitados por el Capitán General de Canarias y máxima autoridad del archipiélago, Teniente General García Escamez,   que pasaba unos días en el hotel y balneario de los Berrazales junto a su esposa. Les acompañan desde las Palmas el hijo del Capitán General y su mujer.
La visita sorprende al  tranquilo pueblo de Agaete, la pareja se dirige al  Valle,  en los Berrazales son recibidos por el Capitán General García Escamez. Tras  contemplar  las hermosas vistas que el creador doto a este lugar, la comitiva se dirige a continuación al Puerto de Las Nieves.


Los Marqueses en las Nieves (montaje, no había móviles)

Tras la visita de rigor a la ermita de Nuestra Señora de las Nieves y 
admirar su tríptico flamenco de la mano del párroco D. Manuel Alonso Lujan, se dirigen al muelle viejo con el fin de pasar una mañana de pesca, sol y playa.
Era viernes 21 de abril, la mayoría de las mujeres y jóvenes del pueblo se encontraba trabajando en los numerosos almacenes de empaquetado de tomates, plátanos, en las fabricas de calzados o en las fincas que desde la orilla del mar hasta lo más profundo del valle  cubrían de eterno verdor este pedazo de tierra que llamamos Agaete, aun más resplandeciente y florido en aquella mañana de comienzo de la primavera. 

Almacén de tomates de Agaete años cincuenta.

La noticia de la presencia de los marqueses en el pueblo corrió como la pólvora, de almacén en almacén, de finca en finca, de casa en casa, alterando la tranquilidad tradicional de esta apartada villa.
Poco a poco la carretera de las Nieves se iba pareciendo a una romería de gente, medio pueblo traspuso rumbo a la playa.
Las muchachas de los almacenes de empaquetado, por su cuenta y riesgo, habían decidido abandonar los almacenes, no se que se fueran a quedar sin ver a la famosa pareja de recién casados  y para el muelle tiraron. Esa actitud les costo el salario del día, almeno a las de D. Antonio Rodríguez, almacén de la "Fontesanta", Lolita "la cotorra", "Lolita la del cañonero", "Pino la conene", las cuatro hijas de Casto, Ana, Violeta, Marina y Fela, Andrea, mi madre, y unas cuantas más. Cuando regresaron al almacén, D. Antonio no las dejó entrar, ese día se quedaran sin cobrar la mitad del salario por la curiosidad de ver a la pareja de moda. Contaba siempre mi madre, como anécdota de ese día, "Lolita la cotorra", se subió a unas cajas de tomates, se colocó una chaqueta del encargado al revés, se puso una peluca de tiras de plataneras en la cabeza y empezó a imitar a Doña Pura del Castillo, tía del marqués y como no podía ser de otra manera en un pueblo  tan burletero, doña Pura se quedó y siempre que se veían las amigas, hasta su muerte hace unos años, le llamaban Doña Pura.

La visita a Agaete en la prensa de la época.

El marqués, D. Cristóbal Martínez Bordiú, era aficionado a la pesca submarina y traía consigo todos los artilugios para dicho deporte. 
Los Manrique de Lara que eran los anfitriones en el pueblo, a través de su mayordomo, "Mastro Juan el de Hilario",  ya habían buscado  un joven pescador empleado suyo, D. Juan Suárez Candelaria, conocido como "Juanito el Ingles",  que junto con su padre y hermanos, tenían un pequeño bote a remos, con el  que completaban el salario familiar con la pesca, para que llevaran al marques a las mejores zonas de las Nieves, donde practicar la pesca submarina.
La mar estaba en completa calma, Juanito cargó en el bote al Marques y al hijo del Capitán General, los llevó bogando próximos a la orilla  por la zona de las "merinas", "roque partido", hoy más partido que nunca, rebautizado "dedo de dios". Entre inmersión e inmersión, cuando llegaron a la playa de Guayedra, ya tenían una caja de viejas, sargos y demás pescados, llena.

Juanito el Ingles.

Mientras en el muelle viejo, la marquesa, acompañada de la aristocracia de la isla, Manriques y  del Castillo, tumbada en una hamaca tomaba el sol entre chapuzón y chapuzón, en las frescas aguas de la bahía.
La Guardia Civil había organizado un cordón policial a la entrada del muelle, para evitar que el "goleor" pueblo de Agaete, que en peso estaba en las Nieves, molestara a la pareja.
Una vez finalizada la pesca y el baño, la pareja se trasladó a la "casa encarnada", residencia de la familia  Manrique de Lara,  en las Longueras de Agaete. Tras una comida ofrecida por el Capitán General de Canarias y la familia Manrique de Lara, donde no faltó un asadero de los pescados capturados por el marqués, al que habían sido invitados Juanito el Ingles y sus hermanos, pero que desistieron por no tener ropa adecuada según el propio Juanito, a última hora de la tarde la comitiva abandonó el pueblo rumbo a Las Palmas.

La casa de los Manrique en las Longueras.

Y esta es la breve historia de la luna de miel en Agaete, de la hija del "Generalísimo", Carmencita Franco Polo y el "Yernísimo".



Portada original de la boda, la del principio es un fake. --: )


Entrevista a Juanito el Ingles, Agaetespacioweb.com.

viernes, 25 de noviembre de 2016

TEMPORAL DEL DÍA DE REYES , AGAETE 6 DE ENERO DE 1958.

Era lunes, 6 de enero de 1958, día de  Reyes. La mayoría del pueblo como era costumbre, no había tenido más regalos que un chocolate y un trozo de "queque" preparado por las madres de madrugada, con un poco de suerte alguna pieza de ropa y alguna muñeca de cartón o pelota de carey que no llegaba viva al mediodía, no había para más.
En el casino, situado en el actual "Centro Cultural", se preparaba el "asalto", baile con tocadisco y si aparecía alguien que se atreviese a tocar el piano, con dicho instrumento, para entretener a la juventud la tarde noche de aquel día de Reyes.



Orquesta de los años cuarenta y cincuenta, baile en el casino, foto familiar.


Aquel invierno de 1958, estaba siendo catastrófico para la villa, unos días antes  habían ocurrido graves desprendimientos en el Hornillo, sepultando cuatro casas cuevas y destrozando el camino que lleva a la escuela. En las Nieves un fuerte temporal marítimo había causado graves daños al muelle viejo, sacando cuatro prismas del espaldón, lanzando uno dentro de la bahía y dejando los otros tres en medio del muelle, destrozando el farol de señales marítimas.
Aquel seis de enero de 1958, Agaete y toda la isla amaneció envuelto en una nube rojiza de polvo procedente del continente africano, lo que hoy llamamos calima. La calma, el aire seco y caluroso, se alternaba con fuertes rachas de viento más fresco, en la mar un fuerte "jalío". El inestable tiempo barruntaba la llegada del temporal.


Agaete bajo el polvo del Sahara.

A pesar de la amenaza de aguacero, el casino se encontraba a rebosar de juventud desde las siete de la tarde, esperando el comienzo del baile, único entretenimiento y único sitio donde entre boleros, pasodobles y tangos, se podía buscar pareja o relacionarse.
A las 20,00, el cielo rojizo del polvo sahariano, dio paso a un vendaval acompañado de una  a fuerte tormenta eléctrica, era tal la cantidad de rayos, truenos y relámpagos, que el cielo parecía una prolongada traca del día de las Nieves. A continuación una tromba de agua procedente del mar, como una cortina negra que se cierra, cayó sobre Agaete.
El aguacero se prolongo durante tres horas. El pueblo quedó a oscuras total. Los barrancos comenzaron rápidamente a correr, el caudal de agua del barranco Real era tan grande, que corría por los tres ojos del puente y salpicaba  el borde superior del mismo, el estruendo del arrastre de piedras se escuchaba desde lo más alto del pueblo.



Las aguas que corrían por la calle  Juan de Armas o "barranquillo", procedentes del "agua dulce" y toda la parte alta de la villa, comenzaban a inundar las casas aledañas, arrastraban piedras, tuneras, aulagas,..., levantaron todo el pavimento de la vía, dejándolo impracticable, quedando aislada la villa arriba de la de abajo. 
La gente de la villa arriba, que se encontraba en el baile del casino, tuvo que pasar varias horas encerrados a oscuras en él, lo mismo le ocurrió a los de la villa bajo que estaban en el viejo cine de la recova, las parejas hicieron el agosto, hasta que a media noche usando un camión, pudieron cruzar el barranquillo. 
Buen parte del pueblo quedo cubierto de escombros y rastrojos arrastrados por las barranqueras desde las laderas colindantes. Varias casas sufrieron importantes daños.
El enorme caudal de agua del barranco destrozo tuberías y acequias , dejando inutilizado los chorros de donde se abastecía el pueblo de agua potable.
La carretera general del norte quedó interrumpida en el kilómetro 33, al haberse llevado las aguas el puente denominado de "barranco Hondo", en el límite con Piso Firme. 
Desde San Isidro el Viejo, hasta Agaete, quedó impracticable la carretera por los numerosos escombros y desprendimientos que hubieron en varios puntos de la misma.

La carretera a la Aldea de San Nicolás, fue afectada también desde su arranque en la villa hasta el sitio conocido por “Barranco Segura”, con corrimientos de terraplenes en varios puntos, así como gran acumulación de escombros en otros. Así mismo la carretera que conduce a los Berrazales, también sufrió bastantes daños, sobretodo en el punto conocido por “La Culatilla”, con gran acumulación de escombros en varios trechos; igualmente, la que conduce al Puerto de las Nieves, sufrió roturas del asfaltado, así como acumulaciones de escombros.

Los caminos reales, en especial los del Valle y el Sao quedaron impracticables con numerosos daños. El servicio telefónico con la Aldea quedó interrumpido por la caida de varios postes.
Los cultivos quedaron muy dañados, en especial los de papas, plátanos y tomates. Los barrancos destrozaron alpendes y corrales, pereciendo dos reses vacunas entre otros animales.

ABC, 20 de febrero de 1958.

Las cantidades de aguas caídas durante las tres horas de tormenta, fueron recogidas por los pluviómetros instalados en la localidad que dieron las siguientes cantidades en litros por metro cuadrado; los Berrazales, 130,5, las Longueras, 105,5 y en el Puerto de Las Nieves, 87,7.




Ayuntamiento, fachada del "barranquillo".



Afortunadamente no hubo que lamentar desgracias personales, pero sí gran preocupación y un enorme susto en el vecindario, debido a la enorme cantidad de agua y escombros que discurrieron  por las calles, estar la población a oscuras, manteniéndose el orden y prestándose en todo momento los auxilios que fueron necesarios por las autoridades de la Villa, fuerzas del Puesto de la Guardia Civil, Policía Municipal y vecinos de la localidad, bajo la dirección del Alcalde, D. Pedro Esparza Martín.






Alcalde Pedro Esparza Martín.







El temporal en del Libro de Actas de la Permanente del día 9 de enero de 1958, página 186 vuelta, signatura 121A, tomo XXIX. (Archivo municipal)


Parte de los daños del temporal al Gobernador Civil,( archivo municipal de Agaete)

El temporal en la prensa nacional, ABC , 8 de Enero de 1958.

Traducción al alemán, gentileza de María Graf.

Die Geschichte vom Unwetter in Agaete am 6. Januar 1958, dem Dreikönigstag.


Es war Montag, der 6. Januar 1958, der Tag der Heiligen drei Könige. Die meisten im Dorf haben, wie es immer so war, als Geschenke nur ein Stück Schokolade und ein Stück Kuchen ( queque)
den die Mütter im Morgengrauen gebacken haben, geschenkt bekommen. Wenn man Glück hatte bekam man dazu ein Kleidungsstück oder sogar eine Puppe aus Pappe  oder einen Ball
aus ( Carey) , der kaum bis Mittag ganz blieb. Für mehr reichte es nicht in dieser Zeit.

Im Casino, dass damals dort war, wo heute das " Centro Cultural" ist, wurde der " Angriff" vorbereitet. Das heißt , eine Tanzveranstaltung mit Musik vom Plattenspieler oder vielleicht auch, wenn einer vorbei kam der Klavier spielen konnte und sich traute das Instrument zu spielen um die Jugend am Abend dieses Tages ,der Heiligen Drei Könige, zu unterhalten.

Dieser Winter des Jahres 1958 war katastrophal ! Einige Tage zuvor gab es bei El Hornillo ernsthafte Erdrutsche die vier Höhlenhäuser und den Weg zur Schule zuschütteten. In Las Nieves wurde die alte Mole von großen Wellen zerstört, wobei vier große Steinblöcke aus der Schutzmauer  herausgerissen wurden. Ein Steinblock flog mitten in die Bucht ins Wasser, die anderen drei blieben auf der Mole liegen und zerstörten dabei den Leuchtturm.

An diesem 6. Januar 1958 wachte Agaete und die ganze Insel in einem Staubnebel der aus Afrika kam, auf. Heute wird dieser Staubnebel Calima genannt. La Calima, bei der die Luft trocken und heiß ist, unterbrochen von kalten und kräftigen Windböen und mit auf dem Meer sehr starkem Wellengang. Dieses instabile Wetter ließ das Unwetter voraussehen.

Und trotzdem war das Casino voller junger Menschen, die seit sieben Uhr Nachmittags auf den Beginn der Tanzveranstaltung warteten. Es war ja die einzige Unterhaltung die es gab und der einzige Ort, wo man bei Boleros, Pasadobles und Tangos einen Freund oder eine Freundin finden konnte.

Um 20:00 Uhr war der Himmel rot vom Saharastaub. Es kam Sturm auf, der von einem Gewitter begleitet wurde. Und die Blitze und der Donner waren so stark, dass man fast an einer Fortsetzung des Feuerwerks zum Gedenktag von Las Nieves denken konnte. Danach kam  eine
vom Meer kommende so starke Regenflut über Agaete, die so war als ob sich eine schwarze Gardine schließen würde.

Die Regenflut  dauerte ganze drei Stunden. Im Ort war es völlig dunkel. Die Täler ( barrancos) füllten sich schnell mit Wasser. Der Wasserfluss im Barranco Real wurde so stark, dass er in ganzer Breite unter die Brücke floss und sogar Wasser auf die Brücke spritzte. Der Lärm der von den mitgerissenen Steinen und Felsbrocken verursacht wurde, war so laut, dass man ihn  bis ganz oben im Dorf hören konnte.

Das Regenwasser lief durch die Juan De Armas Straße ( oder auch " barranquillo" genannt) direkt von " agua dulce" kommend durch den oberen Teil des Ortes. Die Häuser der Umgebung liefen voller Wasser, dass Steine, Kakteen, Stechginster,... mit sich riss. Das Pflaster der Straße wurde unterspült und mitgerissen. So wurde der obere Teil des Ortes völlig vom unteren Teil isoliert.

Die Menschen die im oberen Teil des Ortes wohnten und beim Tanzfest im Casino waren, mussten mehrere Stunden dort im dunkeln bleiben. Und das Gleiche mussten die erleiden, die vom unteren Teil des Ortes waren und ins Kino gegangen waren, bis dann endlich um Mitternacht ein Lastwagen sie über die in einem reißenden Fluss verwandelte Straße fuhr.

Ein großer Teil des Ortes war voller Schutt, Ästen und Pflanzenteile, die von den umgebenden Schluchten und  Abhänge mit dem Wasser herunter gerissen worden waren. Einige Häuser wurden schwer beschädigt. Der starke Wasserfluss im Tal zerstörte die Wasserrohre und Bewässerungsgräben, so dass die Zufuhr von Trinkwasser nach Agaete nicht mehr möglich war.

Die Hauptstraße zum Norden wurde am Kilometerstein 33 unterbrochen, da die Wassermassen die Brücke vom " Barranco Hondo" bei Piso Firme mitgerissen hat.

Von San Isidro El Viejo bis nach Agaete war die Straße nicht mehr befahrbar, weil es an verschiedenen Stellen Steinschlag und Erdrutsche gab.

Auch die Straße von Aldea de San Nicolás war  betroffen. Vom Ortsanfang bis zum
 "Barranco Segura" war die Straße an vielen Stellen  durch Steinschlag, Schlamm und Geröll unpassierbar geworden. Und auch die Straße nach Los Berrazales hatte viele Schäden. Besonders bei " La Culatilla" war die Straße durch Geröll und Erdrutsche an vielen Stellen gesperrt. Und die ,die nach Las Nieves führt, da war der Asphalt an vielen Stellen beschädigt und auch voller Geröll und Erde.

Die Königswege ( camino reales) , besonders die im Tal und El Sao, waren durch mehrere Schäden ebenfalls nicht mehr begehbar. Die Telefonleitung mit La Aldea war unterbrochen, da mehrere Leitungsmaste umgestürzt waren

Auch bei der Landwirtschaft wurde viel zerstört. Besonders waren die Kartoffel-, Bananen- und Tomatenfelder völlig ruiniert. Die Wassermassen rissen Ställe und Schuppen mit sich und außer anderes Vieh starben auch zwei Rinder.

Die Wassermenge, die in den drei Stunden die das Gewitter dauerte herunter kam, wurde von einem Regenmesser im Ort gemessen. Dabei wurden in Los Berrazales pro Quadratmeter: 130,5 Liter, in Las Longueras pro Quadratmeter: 105,5 Liter und im Puerto de Las Nieves pro Quadratmeter : 87,7 Liter gemessen.

Glücklicherweise kam kein Mensch zu Schaden.

Aber trotz der große Sorge und dem großen Schrecken die Alle erlebten , durch das viele Wasser und den vielen Steinschläge und der ganze Ort ohne Licht, wurde  von Allen große Ruhe bewahrt. In diesen Stunden wurde in jedem Augenblick durch die Autoritäten der Stadt, wo es nötig war, Hilfe gegeben. Die Guardia Civil, die Policia Municipal, alle Bewohner von Agaete halfen unter der Führung des Bürgermeisters D. Pedro Esparza Martín.




viernes, 18 de noviembre de 2016

LA HISTORIA DEL MUELLE VIEJO DE AGAETE.



Muelle viejo años treinta del pasado siglo.

Si bien ya en la antigüedad es posible que fuese visitado por comerciantes mallorquines,  genoveses o portugueses, la primera referencia significativa de la ensenada, rada o puerto de Agaete, nos lleva al verano del año 1481, cuando el gobernador Pedro de Vera ordena a una flota, reconocer el lugar conocido como Gayete, Gayerte, Gaete, Agayte o Lagaete, nombres  que derivaron en el actual Agaete y desembarcar en lo que hoy conocemos como puerto de las Nieves, para construir una fortaleza y abrir un segundo frente por la retaguardia a los canarios de Agaldar, que ofrecían seria resistencia a los conquistadores.

 Vista de una playa de la costa septentrional (norte) de la Gran Canaria, 1839 (Barker Webb, Phillip Berthelot, Sabin, Histoire naturelle des îles Canarie)

.

La ensenada de las Nieves  tras finalizada la conquista, durante los siglos XVI y siguientes adquiere una notable importancia como lugar de embarque y comercio hacia Europa de la  incipiente producción de los ingenios azucareros, vino, cochinilla, y más tarde tomates, plátanos, y otras mercancías producidas en la comarca centro norte, hasta la construcción de las carreteras  a finales del siglo XIX.


Exportaciones durante el año 1865, por el Puerto de Agaete antes de la construcción del muelle. Teniendo en cuenta que la libra castellana equivale a 460 gr., destacan los más de 500.000 kg. de leña o los  10.000 kg de cochinilla (periodico el País).


Tabla resumen del tonelaje embarcado y exportado desde el Puerto de Las Nieves durante el año 1867, publicada en El País el 12 de mayo de 1868. El tonelaje total anual asciende a 20.075 quintales, algo más de 2.000 toneladas métricas; lo que en promedio equivale a unos 5.500 kg diarios, una cantidad considerable si tenemos en cuenta los medios de producción y transporte de la época.

En el año 1864, el ingeniero Juan León y Castillo, redacta el proyecto para la construcción de un pequeño muelle en Agaete, que facilite las operaciones de carga y descarga de mercancías y pasajeros.

Cuaderno de apuntes del proyecto de Muelle de Agaete, de puño y letra del ingeniero Juan León y Castillo, donde se observa las condiciones marinas de la bahía de las Nieves y el número de marineros en la población de Agaete del año 1864, 145 hombres.

El proyecto fue aprobado con fecha de 9 de noviembre de 1864, quedando archivado a la espera de financiación y su aprobación definitiva por el gobierno de la nación.
Tras muchas gestiones, una década después por orden de 13 de noviembre de 1874, del Ministerio de Fomento, se aprobó su construcción.
Por orden general de 18 de noviembre de 1874, el director General de obras públicas del Ministerio de Fomento, anuncia en el diario de avisos oficiales, la subasta pública para la adjudicación de la obra por 107.586 pesetas y 83 céntimos.
Diario de avisos oficiales, 19 de noviembre de 1874, comunicación de subasta pública, para la adjudicación de la obra del muelle del Puerto de  Agaete.

La subasta y adjudicación se celebra el día 18 de Enero de 1875, en Madrid, sede del ministerio de Fomento y en Santa Cruz de Tenerife ante el Gobernador de la provincia de Canarias.
La obra fue adjudicada y realizada por la familia “Armas”,  bajo la dirección del ingeniero jefe provincial de obras públicas y autor del proyecto, D. Juan de León y Castillo.
El ingeniero D. Juan de León y Castillo.

Las obras comienza el 12 de abril de 1875, con el replanteo general del proyecto, así lo cuenta León y Castillo en su diario de operaciones:
Diario de operaciones del ingeniero León y Castillo, donde relata las visitas y vicisitudes  de la construcción del muelle de Agaete, durante los años 1875, 1876 y 1877. (archivo provincial de Las Palmas)

"17 de abril de 1875; Muelle de Agaete, replanteo.
-Me encuentro en las Palmas  para ir a hacer el replanteo  de esta obra que se ha de ejecutar por una contrata.

18 de abril de 1875.
-Los vientos escasos alían una gran calma, no me dejan llegar a Agaete y desembarco por Guía, de donde marcho por tierra a Agaete.
-Replanteo el eje de la obra con arreglo a planos , perfiles y  fijo los puntos irreversiblemente uno sobre el horno de cal y otro sobre la baja contigua a la playa, que ha de cubrir la obra, dejo  establecida una regla graduada para la observación de la altura de la marea, quedando encargado de esta operación un marino perito."
Hornos de cal que se usaron en la construcción y ampliación del "muelle viejo", en la actualidad uno ya no existe y el otro en el interior del restaurante Dedo de Dios.

"19 y 20 de  abril de 1875.
-Estos dos días los dedico a la observación de las mareas, afín de fijar de donde arrancar los 260 metros,  obteniéndose la rasante que quedó fijada invariablemente.
-Recorrí todos los alrededores de la obra y las canteras próximas, para designar los materiales  que había  de emplear que son; cal, quemada en el horno contiguo, empleando caliza  y piedra para hormigón, proveniente de la cantera contigua y arena negra que se halla en la playa.
-La piedra se obtiene de una cantera cercana, (el propio Roque de Las Nieves y cercanías)."
Zona proxima al muelle, debajo del Roque, de donde se extrajo parte de la piedra  que se usó en la obra.

La utilización de la piedra del Roque de Las Nieves, la cuenta  el geólogo y catedrático de Historia Natural, Salvador Calderón en su libro, "Reseña de las  Rocas de las islas volcánicas, Gran Canaria",  en el que narra una expedición que realiza a la Villa de Agaete en el verano del año 1874, refiriéndose al Roque de Las Nieves o Antigafo, página 31:

"Esta peña es muy célebre en el país, por cuanto su especial situación da por resultado que se acanale el viento de tierra, dificultando la entrada de los buques en el puerto de Agaete, razón por la cual parece está acordada su demolición para la edificación de aquél."
Curiosa imagen, dibujo que realiza Salvador Calderón en su libro, del Roque de las Nieves en 1874, antes de la construcción del muelle. Posiblemente la imagen más antigua que existe de Agaete, ya que la fotografía paisajista no llega a la zona hasta la década de 1890. Como se puede observar en la comparativa, la imagen actual es muy diferente, debido en parte a la erosión tras casi ciento cincuenta años y su uso como cantera para el muelle viejo.
Ein seltsames Bild, dass Salvador Cardon gemacht hat: El Roque de Las Nieves 1874 vor den Bau der Mole. Höchstwahrscheinlich  die älteste Zeichnung die von Agaete existiert, denn bis 1890 kamen in diese Gegend keine Landschaftsfotografen vorbei. Beim Vergleich sieht heute der Berg ganz anders aus. Bestimmt kommt es zum Teil durch die Erosion in den vergangenen 150 Jahren, aber auch durch den Gebrauch als Steinbruch für den Bau der alten Mole.

Los días 12 y 13 de Agosto de 1875, según el diario de operaciones, León y Castillo visita la obra y pregunta al contratista de donde trae la piedra labrada de la “sillería” exterior, manifestando este, de Santa Cruz de Tenerife, aconsejándole traerla de la cantera  de Cardones, Arucas, por ser de mayor dureza, siempre que no supere el presupuesto acordado.
Detalle de la piedra de sillería, procedente de Santa Cruz y Cardones.

En su visita de 3 de junio de 1876,  anota en el diario que no tiene que amonestar al contratista, por la magnífica obra que está realizando, elogiando que quiere dotar a Agaete del mejor muelle posible, no importándole las posibles ganancias.
En su visita de 31 de diciembre de 1876, el contratista le comunica la destrucción de 18 metros ya construidos por los temporales, habiendo volcado el relleno y la sillería al interior de la bahía, por lo que habrá que dragarlo con el consiguiente sobrecoste, advirtiéndole León y Castillo que no hay más dinero y que  debe mejorar la escollera de abrigo para aguantar los temporales.


Aguantando temporales.

En la visita de 14 de julio de 1877, anota que ya se ha sacado la escollera que los temporales  habían destruido.

El muelle en los primeros años del siglo XX, entre 1900 y 1902, foto de la FEDAC.

Se termina el dinero presupuestado y el muelle se queda en apenas 100 metros construidos, hasta la segunda escalinata o "planadas" como le llamamos la gente de Agaete.


Agaete en 1883, dibujo de Olivia Stone, de su libro "Tenerife y sus seis satélites".


Pasan los años con el muelle a medias y el 20 de julio de 1888, el Rey Alfonso XIII, que se encuentra de veraneo en San Sebastián, sanciona mediante Real Decreto,  previa a probación por las Cortes y siendo Ministro de Fomento Canalejas, la declaración del Puerto de las Nieves de Agaete, como de interés general de segundo orden.

Real decreto de declaración de interés general de segunda clase, el puerto de las Nieves de Agaete. (Gaceta de Madrid de 28 de julio de 1888).

El 17 de abril de 1902, el ministerio de fomento  aprueba una ampliación del muelle de Agaete, por un importe de 152.441 pesetas y 32 céntimos. La subasta se celebra en Madrid el 7 de junio de 1902.
Anuncio de la subasta publica de las obras de ampliación del Puerto de las Nieves de Agaete. (Gaceta de Madrid, de 2 de Mayo de 1902)

Las obras son adjudicadas a  la empresa  de la Sra. Viuda de Bosch.

La adjudicación en el diario "La Opinión" de Tenerife, de 16 de junio de 1902.

Las obras de  ampliación comienza de inmediato, se añaden unos 30 metros más a los ya construidos 25 años antes y se construye una nueva escalinata, ("planá"), la tercera.
Con esas obras de 1902 y 1903, se termina el muelle tal como lo conocemos hoy en día, con sus 130 metros actuales, muy lejos de los 260 metros  proyectados originalmente por León y Castillo.


Imagen del espigón entre la segunda y tercera escaleras o planada, donde se observa la unión de la primera fase de León y Castillo y los Armas como contratista a la derecha, que a pesar de tener 25 años más de antigüedad, esta mejor realizada y conservada que la segunda de 1902, a la izquierda.




El muelle a finales del siglo XIX.


El muelle desde el roque, foto propia, año 1975.


Los poetas, Alonso Quesada, Saulo Toron, Tomás Morales y sus amigos, sentados en las escalinatas del muelle, años veinte del pasado siglo. (FEDAC)


Traducción al alemán, gentileza de Mura Graf.
Die Geschichte der alten Mole von Agaete.

Sicher war es möglich, dass diese Küste im Altertum von Händlern aus Mallorca, Genua und Portugal schon aufgesucht worden war, aber die erste und bedeutende Reverenz dieses Hafens von Agaete geht auf den Sommer des Jahres 1481 zurück. Da befahl der damalige Gouverneur Pedro Vera eine Flotte an der Stelle an zu laufen, die zu dieser Zeit als Gayerte, Agayte oder Lagaete bekannt war, Namen daraus das heutige Agaete entstanden ist. Um genau hier eine Festung zu errichten um so eine Front den Kanarier aus Galdar zu haben, die sich sehr gegen die Eroberer verteidigten.
Die Bucht von Las Nieves war  auch nach der Eroberung im 16. Jahrhundert sehr wichtig als Handels- und Landeplatz von und nach Europa. Mit dem Beginn von Produktionen von Zucker in den Zuckerfabriken ( Ingenio de azucar), den Weinanbau, die Koschenille und auch später mit dem Anbau von Tomaten und Bananen und viele anderen Handelswaren, die im Norden der Insel produziert wurden. Bevor dann Ende des 19. Jahrhundert eine Straße gebaut wurde.
Am 12. Mai 1868 wurde in der Tageszeitung El Pais eine Liste veröffentlicht mit der Anzahl der Tonnen die im Jahr 1867 vom Hafen von Las Nieves über Santa Cruz de Tenerife nach Europa verschifft worden sind.
TABLA:
Die Liste ist sehr lang, aber hier einige Produkte als Beispiel.: Koschenille, Kartoffeln, Käse, Obst, Mais, Weizen, Gerste, Kalksteine, Salz, Mandeln, Linsen, Bohnen, Holz vom Pino Baum, Brenn Holz und auch Ziegen und Schweine...
Man muss sich  vorstellen, dass dies alles vor dem Bau der Mole verladen wurde.
So allein z. B. 500.000kg Brennholz und 10.000 kg Koschenille im Jahr 1865.
TABLA:
Die zweite Liste zeigt alles an, was man im Jahr 1867 exportiert hat. Alles zusammen gezählt wurden täglich 5. 500 kg Waren verschifft. Wobei man nicht vergessen darf unter welchen Umständen zu dieser Zeit produziert und transportiert wurde.
1864 entwirft de Ingenieur Juan Castillo de Leon eine Zeichnung um ein kleine Mole in Agaete zu bauen. Es sollte das Be- und Entladen von Waren und Passagiere erleichtern.
Am 9. November 1864 wurde dieses Projekt offiziell bestätigt, archiviert und es wurde auf die Finanzierung und die endgültige Bestätigung seitens der spanischen Regierung gewartet.
Nach vielen Anstrengungen und 10 Jahre später wurde am 13. November 1874 vom Ministerium für Entwicklung die Konstruktion genehmigt.
Am 18. November 1874 verordnete der Generaldirektor des Ministerium für Entwicklung die Veröffentlichung in der offiziellen Ankündigung für eine öffentlichen Versteigerung ( finanzielle Angebote der Baufirmen). Das Bauvorhaben wurde mit 107.586 Peseten und 83 Centimos bestätigt.
Die Ausschreibung und die Bestätigung fand am 18.Januar 1875 in Madrid in der Zentrale des Ministers für Entwicklung
statt und auch in Santa Cruz de Tenerife vor den Gouverneur der Kanarischen Provinz.
Den Zuspruch zum Bau bekam die Familie “Armas” aber unter der Aufsicht des Chefingenieurs für öffentlichen Bau  der Provinz und der auch das Projekt entworfen hat, Don Juan de Leon y Castillo.

Am 12. April 1875 beginnt der Bau mit dem Hauptabstecken des Projekts, so im Arbeitstagebuch von Leon y Castillo zu leseen.

Auszüge aus diesem Tagebuch:
17. April 1875;  Mole von Agaete Abstecken.
Ich befinde mich in Las Palmas und muss die Baustelle von einer Baufirma Abstecken lassen.
18. April 1875
Eine grosse Windflaute lässt mich nicht bis nach Agaete kommen. Ich verlasse bei Guia das Schiff und laufe zu Fuss nach Agaete.
Dort stecke ich die Achse des Bauprojekts in Übereinstimmung der Plana und Profile ab und befestige die Fixpunkte.
Einen über den Kalkofen, einen Anderen auf dem Boden neben den Strand, der die Arbeit abdecken soll, dann bringe ich eine fiktive Linie an, um die Fluthöhe zu beobachten. Dies überlasse ich einem tüchtigen Seemann.
19. und 20. April 1875
Diese beiden Tage widme ich der Beobachtung der Flut um endlich genau zu wissen, wo ich mit den 260 Meter anfangen soll, um die Stelle zusammen mit den Fixpunkten zu erhalten.
Bin um die ganze Baustelle gelaufen zu den nächsten Steinbrüche, um genau das benötigte Baumaterial zu erkunden.  Es  wird gebrannter Kalk, dass im Kalkofen am Strand aus Kalkstein gebrannt werden soll und Steine um Beton zu machen gebraucht. Diese kann man in den nahen Steinbrüche finden und den schwarzen Sand vom Strand benutzen. Die Steine werden vom nahegelegenen Steinbruch, vom Roque de Las Nieves , geholt.

Das Steine vom Roque de Las Nieves benutzt wurden, berichtet der Geologe und Professor für Naturgeschichte Salvador Calderón in seinem Buch: Die Bewertung der Felsen der vulkanischen Insel, Gran Canaria, in dem er von einer Expedition, die in Agaete im Sommer 1874 gemacht worden ist, erzählt. Er berichtete vom Roque de Las Nieves( oder auch Antigafo genannt ) auf Seite 31: “ dieser Fels ist im ganzen Land berkannt, da sich besonders hier der Wind bündelt und Erde mitführt  und dadurch das Einlaufen der Schiffe im Hafen erschwert. Das scheint der Grund gewesen zu sein diesen Felsen nieder zu reissen und mit dem Gestein die Mole zu bauen.”

Am 12. Und 13. August 1875, so das Arbeitstagebuch, besucht Leon y Castillo wieder die Baustelle und fragt den Bauleiter von wo er denn die Steine herholt, die er für den Bau der Aussenwände der Mole  benutzt. Als er antwortet, dass er sie aus Santa Cruz de Tenerife holt,  riet er ihm sie lieber vom Steinbruch Cardones bei Arucas zu beziehen, denn die waren härter.  Aber nur dann, wenn er nicht darum den Kostenvoranschlag  überziehen muss.

   Bei seinem Besuch am 3. Juni 1876 schreibt er in seinem Arbeitstagebuch, dass es nicht nötig ist den Bauleiter zu ermahnen, dass er die beste Mole in Agaete bauen soll, ohne auf einen möglichen Gewinn zu achten.

Bei einem Besuch am 31.Dezenber 1876 muss ihm aber der  Bauleiter mitteilen, dass durch ein Unwetter 18 Meter der Mole mit der Füllung und den Aussenwände in die Bucht gespühlt worden sind und man dadurch mit mehr Kosten rechnen muss. Leon y Castillo warnt ihn, dass es kein Geld mehr gibt, und dass er die Ummantelung und Aufschüttung
besser bauen soll um  Unwetter zu überstehen.

Bei einem Besuch am 14. Juli 1877 notiert er, Dass die Aufschüttung wieder erneuert war, die das Unwetter zerstört hatte.

Das Geld des Kostenvoranschlags ist verbraucht und die Mole ist nur knapp 100 Meter lang. Sie geht nur zur bis zweiten Treppe, die “Planadas”, wie die Leute von Agaete sie nennen.

Die Jahre vergehen und die Mole ist halb fertig. Am 20, Juli 1888 ist der König Alfonso XIII. In den Sommerferien in San sebastian. Er sanktioniert durch einen Königlichen Erlass, nach dem der Hof es gewährt hat und weil der Minister für Entwicklung Canalejas war, den Hafen von Las Nieves von Agaete als Generalinteresse zweiter Ordnung.

Am 17.April 1902 bestätigt der Minister für Entwicklung die Verlängerung der Mole von Agaete für die Summe von 152.441 Peseten und 32 centimos. Die Bauausschreibung findet am 7.Juni 1902 in Madrid statt. Den Zuschlag bekommt die Firma Sra. Viuda ( Wittwe ) de Bosch.

Sofort wird mit  dem  Bau der Verlängerung angefangen. Man baut noch 30 Meter länger als die vor 25 Jahren gebaute und man baut die dritte Treppe. Von 1902 bis 1903 wird die Mole, so wie wir sie heute kennen, fertig gestellt. Weit von den 260 Meter, die Leo y Castillo am Anfang entworfen hat enfernt.


domingo, 13 de noviembre de 2016

EL CUENTO DE FUTBOL

      No es una historia de Agaete, pero si una historia de uno de Agaete que ademas es mi amigo, Tomás Armas Armas (Tomaso), un apasionado del deporte en general y del fútbol en particular.           
"El cuento de fútbol."
Por
Tomás Armas.


Erase una vez un personaje llamado Fútbol que quiso dedicar un cuento a los niños. Había nacido en las Islas Británicas allá por el año 1848. Inicialmente lo definieron como  un juego entre dos equipos de once jugadores cada uno, cuya finalidad era hacer entrar un balón por una portería.
 Desde entonces tuvo un crecimiento constante, hasta llegar a convertirse en el personaje más popular del mundo con unos 270 millones de personas involucradas.
Pero, en la actualidad, Fútbol se encuentra muy triste por muchas circunstancias extrañas que están sucediendo a su alrededor.
“Mi primera queja”, alega Fútbol, “es que en esa gran cantidad de practicantes, hay que incluir a muchos niños que viven en los llamados países pobres y que no tienen campos donde jugar, ni equipajes que vestir, ni botas que calzar, ni siquiera balón con el que marcar goles. En otros lugares del planeta se gastan cantidades astronómicas en fichar jugadores, en contratar entrenadores, en pagar derechos a las televisiones que luego  cobran a los aficionados para poder ver los partidos; las entradas para  acudir a los campos son muy caras”.
Fútbol en África, más imaginación que medios.

Otra razón es el hecho de que, a pesar de que nació para que los equipos marcaran goles en la portería contraria, la mayoría de ellos están jugando para que no se los metan en la suya. Y Fútbol, muy sorprendido, alega: “en mis inicios, los equipos jugaban con muchos delanteros, se marcaban muchos goles y se daba mucho espectáculo. Pero ahora, al estar todos demasiado pendientes de los resultados, los equipos alinean cada vez más defensas, los aficionados se aburren en los campos de juego, no disfrutan, y lógicamente, acuden cada vez menos a los partidos”.


Fútbol se hizo muy amigo de los niños porque veía que cada vez eran más los que jugaban con él. Pero, un día, charlando con ellos, comprobó que, a pesar de que muchos estaban contentos con los partidos jugados, con las jugadas realizadas o con los goles marcados, algunos otros se mostraban tristes porque lo pasaban mal. Uno alegaba “yo algunas veces juego muy poco tiempo. No se por qué, pero voy siempre a entrenar, estoy toda la semana ilusionado pensando en el día del partido; pero cuando llega, juego mucho menos que mis compañeros”. Otro decía “pues mi entrenador a veces me grita y se enfada conmigo porque no me salen las cosas bien, a pesar de que siempre intento hacerlo lo mejor posible”. A lo que otro respondía “mi entrenador se pasa todo el rato protestándole a los árbitros y a veces, el colegiado le pide por favor que no lo haga y le dice que no es un buen ejemplo para nosotros”. “A mí lo que no me gusta”, le contestó un compañero, “es que mi padre también le protesta a los árbitros, incluso a veces lo hace mi madre. También se han puesto a discutir con los padres de los jugadores del equipo contrario y, claro, me da vergüenza cuando estoy jugando y los escucho”. Una niña, porque Fútbol ha comprobado que cada vez son más las niñas que también juegan, dice “cuando estoy en el campo, me confundo mucho porque mis padres se dedican a darme órdenes, a decirme lo que tengo que hacer, y, a veces, no se a quién hacer caso, si a mi entrenador o a mis padres”.



Fútbol les cuenta a los niños que, en sus inicios, el Árbitro era una figura muy respetada y nadie le protestaba. “Todos los aficionados estaban pendientes del juego, de los goles que se marcaban y nadie reparaba en la actuación del colegiado, pues era una parte más del encuentro y siempre pasaba desapercibido. Esta es una de las razones que me genera más tristeza, ya que a medida que ha ido transcurriendo el tiempo, los jugadores, los entrenadores, los aficionados, incluso últimamente, los medios de comunicación, están demasiado pendientes de la actuación arbitral. ¡ Pero si todos se equivocan ¡ Los jugadores, a pesar de intentar hacerlo siempre lo mejor posible. Los entrenadores, incluso cuando creen emplear la táctica más adecuada o realizar el cambio más acertado. Los árbitros, que siempre salen al terreno de juego con la consigna de ser los más ecuánimes y justos posible. Incluso los medios de comunicación, en sus retransmisiones, en sus crónicas. Después de ver la repetición, dicen  o escriben que fue o no penalti, que se produjo o no fuera de juego. Pero tienen que convencerse de que, al final, va a ser únicamente lo que pite el colegiado. Se llegará a la conclusión de que todos, jugadores, entrenadores y árbitros, son humanos y, por muchos avances que se produzcan a todos los niveles, van a seguir cometiendo errores que posteriormente tratarán de corregir o subsanar”.

El arbitro debe ser una figura muy respetada, como antaño.

A Fútbol le está costando mucho entender lo que está sucediendo últimamente en los terrenos de juego. “Compruebo cómo en algunos encuentros las aficiones de algunos equipos terminan peleándose o agrediendo a jugadores propios o contrarios; cómo algunos entrenadores realizan declaraciones inapropiadas, se plantean objetivos utópicos o llevan a cabo acciones que no se entienden; cómo algunos jugadores discuten y se enzarzan entre sí en el transcurso de los partidos o simulan lesiones  con el propósito de que el árbitro expulse al contrario o cómo se pide cada vez con más insistencia que sea mostrada una tarjeta al jugador del otro equipo”. Y Fútbol comenta con sus amigos “ ¿ pero qué está sucediendo últimamente ? Si lo mío se trata sólo de un juego, de un deporte en el que se gana, se empata o se pierde. Tenemos que mentalizarnos de  que existirán equipos que serán superiores a otros, de que saldrán las cosas unas veces mejor y otras peor, de que se tendrá más o menos suerte. Y al final, hay que alegrarse con la victoria y resignarse con la derrota; felicitar al ganador, animar al perdedor y salir todos del campo como auténticos compañeros”.


Los niños se despidieron de Fútbol y se mostraron muy preocupados, pues llegaron a la conclusión de que lo habían encontrado muy triste y abatido. Se preguntaron “¿ qué podemos hacer para que  Fútbol vuelva a ser feliz ?”. Después de mucho hablar y debatir, dijeron “ya tenemos la solución. Vamos a escribir unos principios y a prometer que a partir de ahora los vamos a cumplir. Tenemos que transmitírselos a todos nuestros amigos para que los pasen a los demás amigos y lleguen a todos los campos, a todos los terrenos de juego, a todos los estadios. Y tenemos que hacérselos llegar también a los entrenadores, a los árbitros, a los padres, a los directivos, a los aficionados, en definitiva, a los 270 millones de personas que están involucrados con nuestro amigo Fútbol. En honor a él, los llamaremos  los Principios de Fútbol y serán los siguientes”:


1º Todos los niños y niñas amigos de Fútbol prometen que van a jugar con el único objetivo de disfrutar y de ser felices. Que van a trabajar en equipo con seriedad, con responsabilidad, con sacrificio. Que van a ser respetuosos con los compañeros, con los entrenadores, con los contrarios, con los árbitros, con los directivos, con los aficionados. Que van a ser abanderados del juego limpio. Que van a aceptar con la misma deportividad tanto las victorias como las derrotas.
2º Todos los entrenadores de los niños amigos de Fútbol prometen que van a hacer lo posible para que todos los niños disfruten y sean felices y para que ellos lo hagan y lo sean también. Que van a entrenar y a educar de la mejor manera que han aprendido a través de  los conocimientos adquiridos y a base de inculcarles los valores fundamentales que demanda la sociedad en la que vivimos. Que van a procurar que todos jueguen la misma cantidad de minutos. Que van a ser respetuosos con los niños que entrenan, con los contrarios, con los árbitros, con los padres y con los aficionados.


3º Todos los árbitros de los niños amigos de Fútbol prometen que van a hacer lo posible para que todos los niños disfruten y sean felices y para que ellos lo hagan y lo sean también. Que van a tratar de ser lo más ecuánimes y justos posible. Que van a intentar que los niños adquieran conocimientos sobre el reglamento. Que van a ser respetuosos con los jugadores, con los entrenadores y con los aficionados.

4º Todos los padres de los niños amigos de Fútbol prometen que van a hacer lo posible para que sus hijos disfruten y sean felices y para que ellos lo hagan y lo sean también. Que van a animar a los niños en los entrenamientos y partidos sin darles ningún tipo de consignas. Que van a ser respetuosos con los niños, con los entrenadores, con los árbitros, con los contrarios, con los padres de los jugadores y con los aficionados.


5º Todos los directivos de los niños amigos de Fútbol prometen que van a hacer lo posible para que los niños disfruten y sean felices y para que ellos lo hagan y lo sean también. Que van a tomar las decisiones que entienden que van a ser las mejores para los intereses de su club. Que van a ser respetuosos con los niños, con los entrenadores, con los árbitros, con los contrarios, con los directivos de otros equipos, con los padres de los jugadores y con los aficionados.

6º Todos los aficionados de Fútbol prometen que van a hacer lo posible para que los niños disfruten y sean felices y para que ellos lo hagan y lo sean también. Que van a ser respetuosos con los niños, con los entrenadores, con los árbitros, con los contrarios y con el resto de  aficionados.


Al día siguiente, los niños se reunieron con Fútbol y le comunicaron lo que habían acordado. Cada uno iba leyendo un principio y  Fútbol se  iba transformando  de la tristeza a la alegría. Les hizo saber que estaba encantado con la iniciativa que habían tomado, pero los alertó de que tenían que ser constantes, perseverantes, firmes, insistentes, porque lo que habían acordado no se podía conseguir en un día, ni en un mes. Se necesitaba mucho, mucho tiempo. Los invitó a inventarse un gesto que sirviera  para que todos los niños se transmitieran entre sí respeto y deportividad  y, después de darle muchas vueltas, acordaron entre todos, incluido el propio Fútbol, que sería “chocarse con una mano en posición horizontal la palma ( respeto ) y el puño        ( deportividad )”. Para hacer más hincapié en el gesto, se inventaron una palabra y lo  llamaron “respetividad”.
                                    
Y les  recalcó una cosa que para él había sido fundamental desde el día en que el primer niño se hizo su amigo: disfrutar y ser feliz.

Fútbol terminó diciendo “ Y colorín, colorado, este cuento…”. Los niños le interrumpieron “¿ Se ha acabado ? ”. Y les respondió “…no se acabará mientras haya un solo niño que disfrute y sea feliz jugando a Fútbol”.