miércoles, 25 de enero de 2017

HISTORIA DEL PUENTE DE AGAETE Y SU LAMENTABLE ESTADO DE ABANDONO.

Procesión del 5 de Agosto, atravesando el puente, a principios del siglo XX,  (museo de la Rama).


El 10 de mayo de 1837, la Diputación Provincial de Canarias mediante decreto publicado en el Boletan Oficial de la provincia, autoriza  la construcción de un puente en el barranco que media entre la villa de Agaete y el embarcadero de las bahía de Las Nieves. 
El puente se construye con la ayuda de los vecinos, en el lugar donde en la actualidad se encuentra la tronera o glorieta de la Aldea. Era conocido como el "puente de palo", por ser mayormente construido en madera y troncos procedente del pinar de Tamadaba.


A partir de dicho lugar el barranco se dividía en dos ramales, uno transcurría por el actual cauce con ligeras variaciones y otro por la actual carretera de las Nieves, que ademas recogía las aguas de los barranquillos del Moro y la Palmita.

Mapa realizado por el Teniente Arlett, de la  armada inglesa en 1834, donde observamos los dos ramales del barranco, así como la enorme playa de arena hasta Guayedra.

El 19 de Febrero de 1896, un temporal de agua y un gran barranco destrozan el viejo "puente de palo" y más de 250 metros  del camino a las Nieves, fincas aledañas, etc., desviándose por donde lo conocemos en la actualidad. Quedando el puerto y el pueblo incomunicados, causando grave perjuicio a la economía de la comarca.
La solidaridad nacional no se hizo esperar, gracias a la intervención del exministro Fernando León y Castillo y la Reina María Cristina, las obras de reparación de los daños y la construcción de un nuevo puente se pusieron en marcha rápidamente, según los planes ya previsto por el ministerio de  fomento de 1864 y plan insular de 1877, de construcción de la carretera de Las Palmas-Guía-Agaete.
El nuevo puente se construye en las proximidades de la iglesia de la Concepción, al parecer según diseño del ingeniero D. Juan León y Castillo, ya que es gemelo del de "los tres ojos de Galdar" o el de San Andrés, proyectos de dicho ingeniero. De estilo neoclásico, no se escatiman medios y se construye según los principios de la burguesía del siglo XIX, se usan materiales nobles como la piedra labrada, con el objeto de embellecer y dignificar el entorno de la plaza e iglesia. Fabricado por los maestros canteros de la época, consiguiéndose un puente de gran belleza arquitectónica.
Construido sobre dos pilares centrales de bloques de piedra, en los que se sustentan tres grandes arcos y relleno de lajas.


El puente a principios del siglo XX.

El estado actual tras  116 años de su construcción es lamentable, me atrevería a decir que es incluso peligroso para quienes lo transita por arriba y por debajo.
El puente junto con nuestra iglesia, ermitas y el muelle viejo son nuestro mejor patrimonio etnografico, testigos mudo de los paseos nocturnos con nuestras primeros amores, de un beso robado,... 
Los sucesivos temporales, grandes barrancos y actuaciones municipales, no siempre bien acertadas, han ido ahondando el cauce del barranco, estando en la actualidad la cimentación donde se asienta los dos pilares centrales, al aire. Las inclemencias climáticas y el paso del tiempo han ido pasando factura a las piedras y al antiguo encalado que las protegía, dejando al descubierto las paredes y las lajas de relleno. 
En los años cincuenta del pasado siglo se realizó un encalado de parte de la cimentación, tras un temporal que los dejó al aire, es la única actuación de reparación de que se tiene conocimiento, ademas de subirle la altura al pretil, para salvar las chapuceras actuaciones de reasfaltados sobre las capas anteriores.


EL LAMENTABLE ESTADO ACTUAL DEL PUENTE



Comparativa de el estado original y el actual, se puede observar como en la actualidad ha bajado el nivel de barranco más de dos metros, dejando la  cimentación original al aire.






Como se puede observar en las imágenes anteriores, el puente esta con la cimentación, que es de piedra y barro fundamentalmente, al aire, un barranco grande imprevisto, puede hasta tirarlo al suelo. 






La perdida del encalado ha dejado al aire la piedra, provocando la caída de pequeñas lajas de relleno y la proliferación de vegetación.






Laurel de indias, creciendo en medio del puente, probablemente una raíz de los de la plaza.


 


Los sucesivos asfaltados de la calzada del puente, sin ninguna sensibilidad de conservación de la obra antigua, haciéndolos unos sobre otros, han dejado enterrada la piedra original vista. añadiéndose altura con hormigón de forma chapucera. 


El deterioro de algunas partes de la piedra de la bóveda es  evidente y preocupante.


Línea nivel del barranco en su construcción, según las fotos antiguas.

Es necesario una actuación urgente de conservación por parte de las administraciones, como se hizo en el de Galdar hace unos años, en este caso consejería de obras publicas del Cabildo de Gran Canaria, tratando de dejarlo lo más parecido al original. En cualquier momento puede acaecer un gran temporal que termine por dañarlo definitivamente o caída de una piedra que cause una desgracia.




Pues eso a aplicarse y hacer los deberes, que mala son las hemerotecas........ , los otros y los otros y los del más allá, tampoco han hecho nada por esta obra emblemática.



P.D. Lamentable atentado contra el monumento, ocurrido en el mes de Noviembre de 2017, a fecha de hoy 12 de Diciembre, continua sin ser borrada.







jueves, 19 de enero de 2017

CUANDO LOS EXTRATERRESTRE VIVÍAN ENTRE AGAETE Y TENERIFE, OVNI 1976.

En los años setenta del pasado siglo,  cuando la Freed Olsen aun no los había espantado, la franja de mar y su cielo, entre Agaete y Tenerife, era nuestra galaxia más cercana, era frecuente el avistamiento de objetos voladores no identificados, OVNIS.


Recreación de lo que dicen que vieron algunos testigos.

La noche del martes 22 de junio de 1976, entre Agaete y Galdar, cientos de personas presenciamos un fenómeno extraño que motivó la apertura de un expediente OVNI por parte del Ejercito del Aire, con número 760622, secreto durante muchos años, desclasificado en 1994, y publicado recientemente.
Sobre las diez y media de la noche, una extraña esfera de colores, del tamaño de unas tres lunas llenas, atravesó el cielo de Agaete, perdiéndose hacia el Teide, el fenómeno duró unos diez minutos.
La parte más famosa, "el encuentro en la tercera fase", tuvo lugar en el cercano barrio de "Piso firme", donde varios testigos vieron de cerca la enorme esfera  y sus dos ocupantes, levitando sobre un campo de cebollas.



Un par de días después, mientras me dirigía a Las Palmas en la guagua de UTINSA, pude observar el  supuesto lugar de aterrizaje, ya que el campo de cebollas estaba al lado de la carretera, junto a la parada de guaguas, a la entrada del barrio de "las Rosas", un circulo de unos diez metros, donde las cebollas se encontraba aplanadas en la misma dirección, con otro color distinto al resto del sembrado y quemadas por las puntas.  El lugar estaba acordonado con unas cintas y había estacionado un vehículo del ejercito del aire con varios uniformados. No soy muy creyente en estas cosas, pero algo extraño había sucedido en aquel sitio o al menos el encargado de los efectos especiales se merecía un óscar. La Fuerza Aérea no le dio credibilidad y consideró un montaje periodístico lo del aplanamiento de las cebollas sin más explicaciones.


Campo de cebollas, lugar del supuesto aterrizaje, al lado de la antigua carretera general del norte, fotografía en la prensa de la época, El Eco de Canarias, 26 de junio de 1976.

Testigos excepcionales del "encuentro" fueron, el médico D. Paco Julio, el taxista D. Francisco Estévez y  unas cuantas personas más de la comarca.
Los tripulantes de la patrullera "Atrevida", de la marina de guerra española, que se encontraba navegando entre Fuerteventura y Gran Canaria, también fueron testigos de alguna manera del extraño fenómeno y así lo anotaron en el diario de operaciones del navío, de ahí que el juez militar nombrado para el esclarecimiento de lo ocurrido,  le dieran la máxima importancia a la investigación del suceso.


Corbeta de la Armada "Atrevida", Las Palmas  1976, cuya tripulación fue testigo del fenómeno.

El relato más espectacular  es el del médico D. Paco Julio y el taxista Francisco Estévez, que junto a un familiar de una enferma que iba a atender, se dirigían a la zona de las Rosas, barrio de Piso Firme.
D. Paco Julio describe así lo que vio; " Al desviarnos de la carretera general de Las Palmas a Agaete, al entrar en el camino vecinal de las Rosas, observamos una gran esfera, transparente, estacionaria próxima al suelo, de color azulado, con una columna en medio por donde circulaba una especie de gas azul celeste, en la parte central, ante tres consolas, dos individuos vestidos con monos rojo, situados uno frente al otro, sobre una plataforma color aluminio, como metálica, el tórax mayor que las extremidades inferiores, la cabeza proporcional al tórax pero con el occipital ligeramente más alargado, de una altura de entre 2,5 a 3 metros. El objeto fue creciendo hasta el tamaño de una casa de veinte pisos y después despego del suelo y se dirigió hacia Tenerife."
Preguntado por los investigadores si sintió miedo, manifestó; "que sintió una sensación maravillosa de bienestar y paz y que estaba dispuesto a ir a hacia ellos, pero como iba en un servicio de urgencias para atender a una anciana enferma, le dijo al taxista que no parara y siguiera."
Según el taxista, al llegar a las Rosas, observaron sobre el suelo al lado de la carretera, como una bola de cristal de unos 25 o 30 metros de diámetro con dos individuos en su interior, vestidos de rojo, de una altura muy superior a la normal de las personas, momentos después despegó y salio rumbo a Tenerife, dejando una columna de humo detrás.
Recreación del OVNI, que figura en el expediente del Ejercito del Aire, según la manifestación de los testigos.


El familiar de la enferma que iba en la parte de atrás del taxi, manifestó que él solo vio un extraño resplandor fuera del coche, pero que la capota del vehículo no le dejaba ver nada, si observó la conversación y el nerviosismo del médico y el taxista, lo que le causó mucho pánico.
En el expediente hay manifestaciones de personas de Agaete, como la del entonces presidente del "Casino la Luz", que observa el fenómeno con prismáticos  desde la ventana de su casa.


Testigo, https://www.youtube.com/watch?v=rmZTI8i6SlM&t=239s


Manifestación vecino de Agaete en el expediente.


Una vecina de las Rosas declara que se le apagó la televisión, se asomó a la ventana y vio una bola enorme, como "la iglesia de Galdar", con dos personas dentro, presa del pánico, cerró las puertas y ventanas y se puso a rezar. 



Manifestación de la vecina de las Rosas, familiar de la enferma´


 Plano de situación del expediente.

Manifestación completa del testigo, doctor D. Paco Julio:

https://www.youtube.com/watch?v=rmZTI8i6SlM&t=239s

El Ejercito del Aire no le dio  credibilidad a las manifestaciones de los testigos,  en lo relativo a la presencia de personas y aterrizaje en el barrio de "Piso Firme" de la "misteriosa nave", incluso según algunos de ellos, fueron amenazados para que lo negaran.
Las conclusiones de la investigación militar fueron de que se trató de un fenómeno aéreo no identificado (FANI), que es lo mismo que decir, algo pasó, pero no tenemos ni puñetera idea. 
Los hechos tuvieron mucha repercusión en la prensa nacional e internacional. Los periódicos locales estuvieron explotando el asunto una buena temporada, con manipulaciones incluidas según los militares. Aun hoy en día no hay programa de televisión sobre misterios y más allá,  que no nos lo recuerde de vez en cuando.
Por aquellos días andaban por las islas buques de seguimiento espacial soviéticos y norteamericanos, así como buques porta misiles franceses, lo que no hizo sino desbordar la imaginación de periodistas y aficionados a lo misterioso, llegando algunos a la conclusión de que el "más allá" no era La Aldea, los extraterrestre ya no venían de arriba, sino del fondo de la marea, entre Agaete y Tenerife.







Vídeo del programa:" cita con la vida", presentado por Nieves Herrero, dedicado al caso, Antena tres 1996.


El lugar en la actualidad.


Foto del fenómeno desde la zona sur de la isla.
Los testigos en el lugar. (La Provincia)





El UFO en la prensa alemana.



































martes, 10 de enero de 2017

TRAGEDIA EN EL ROQUE PARTIDO (DEDO DE DIOS), AGAETE, 8 DE DICIEMBRE DE 1976.


Cara por la que se intentó escalar el "Roque partido", en 1971.

Para la gente de Agaete, nuestro "Roque partido", rebautizado "Dedo de Dios", siempre fue nuestro mejor patrimonio natural con que el creador dotó  a este privilegiado Valle. Nunca nos gustó que le hirieran clavándole  pitones de escalada, por eso  nunca se permitió su ascensión de forma legal, quizás ya intuíamos su fragilidad.
En  octubre de 1971, una cordada formada por un grupo de experimentados escaladores de la federación de montaña de Las Palmas intentaron abrir una vía de escalada por la cara norte de la roca, la que da al mar, ante la protesta de los vecinos y pescadores.
Apenas habían clavado las primeras clavijas en la piel de nuestro "dedo de Dios", cuando en una falúa, se personó el Cabo Jefe de la Guardia Municipal, D. Manuel García, con la orden del Alcalde de descender de la pared y abandonar el lugar, bajo la amenaza de pasar la noche en el calabozo municipal,  cosa que hicieron sobre la marcha. No les quedó más recursos ante la negativa del Alcalde, que abandonar sus pretensiones, marcharse con los trastos de escalada para Las Palmas y realizar multitud de críticas a la gente de la villa y a la autoridad en la prensa local. 


D. Manuel García, Cabo Jefe de la Guardia Municipal de Agaete, 1976. (Historias y Personajes de Agaete)

Parece que hubo varios intentos más de escalarlo, pero ante la opinión de la gente de Agaete de que aquello no se tocaba, pues era solo patrimonio de las gaviotas, algún lagarto atrevido y solitarias pardelas, desistían. 
En Diciembre de 1976, un par de escaladores profesionales germanos, gemelos, naturales de Dresde, Sajonia, pasaban unas vacaciones en compañía de sus respectivas esposas en el sur de la isla, apartamentos "Florida", de Playa del Ingles. Eran los hermanos Siegert y Peter Hons Heinz, de 35 años, experimentados y tenaces escaladores. 
Estos hermanos habían intentado el año anterior escalar el dedo de Dios, desistieron por indicaciones de los pescadores, que les informaron de lo peligroso y los numerosos desprendimiento que había en la zona. En esta ocasión deciden dar el asalto a lo que para ellos se había convertido en una obsesión, el "Dedo de Dios".
El día 8 de diciembre de 1976, los hermanos Hons Heinze se presentan a primera hora en Agaete, con sus trajes de neopreno y material de escalada. El día está soleado pero el mar esta picado, la marea comenzaba a subir, los pescadores ya les habían advertido de lo peligroso de acceder al lugar en esas circunstancias. Sobre las 11,30 de la mañana, intentan acceder a la zona del "dedo de Dios" caminando por la orilla, mientras sus esposas permanecen tomando el sol en el muelle viejo. 
Entre las rocas de "las Merinas" y el "roque partido", una gran ola inesperada los arrastra mar adentro, una sucesión de olas posteriores los voltea y los golpea contra el acantilado. 
                                                                  Foto del suceso publicadas en http://pellagofio.es/

Uno de ellos, Siegert, debió sufrir un fuerte golpe que le hace perder el conocimiento y desaparecer en las profundidades, Peter a duras penas y lleno de magulladuras logró llegar a la orilla próxima, entre la Roca y el acantilado.
La escena fue observada desde el muelle por sus esposas que alertaron a los pescadores. Los marineros Sebastián Expósito y Juan Valencia, echaron rápidamente un bote al agua y trataron de socorrerlos junto con otros, pero la bravura del mar les impidió acercarse al lugar. 


 Foto del suceso publicada en http://pellagofio.es/

Sobre la 1,30 de la tarde, apareció el cadáver de Siegert flotando en las aguas próximas, siendo recogido por los pescadores, certificando el médico local, D. Lorenzo Arbelo, su fallecimiento.
Rápidamente se montó un dispositivo de rescate con los escasos medios de la época.

                                                           Foto del suceso publicada en http://pellagofio.es/

Como era norma en aquellos años, los hechos  fueron puestos en conocimiento del teniente coronel juez permanente de Marina, don Luis Pazos García, que acudió a las Nieves, haciéndose cargo junto con la Guardia Civil de las diligencias e investigación  del trágico suceso. El cadáver del joven alemán fallecido fue trasladado al cementerio de San Lázaro de Las Palmas, donde se le practicó la autopsia. 
La prioridad ahora era el rescate de Peter, al que se tenía localizado en una playa  aislada, próxima al dedo de Dios.
Se intentó desembarcar para rescatarlo con ayuda de los pescadores, conocedores del lugar, pero el fuerte oleaje ponía en peligro sus vidas y se desistió. Se solicitó ayuda de un helicóptero que tras ver el lugar,  se retiró ante la imposibilidad de acercarse por el fuerte viento y lo imponente del oleaje. 
Se solicitó  ayuda a los bomberos de Las Palmas, personándose un equipo de cuatro hombres, que intentaron descolgarse con ayuda de cuerdas, desde los acantilados sobre el dedo de Dios, hasta la cala donde se encontraba Peter, desistiendo por la constante caída de piedras que los ponía en peligro.
Llegó la fría noche y se observó que Peter, a pesar de tener algunas heridas, se había refugiado en una cueva natural existente en la cala contigua a la roca, por lo que se decidió suspender las operaciones de rescate y esperar al día siguiente.


Lugar de la tragedia y cueva donde pasó la noche el superviviente.

Afortunadamente, en todo puerto de mar siempre hay hombres decididos a darlo todo por salvar una vida, incluso arriesgando la suya propia, cuestión que tuve la ocasión de comprobarlo en mi etapa profesional en Agaete. 
Al amanecer, el incombustible Clemente Matías Saavedra Armas, conocido por "Matías el de Manoalejo", que contaba con 48 años de edad, con permiso de la autoridad, a pesar del fuerte oleaje y mal tiempo reinante, echó su falúa al agua, en compañía entre otros de su hermano José, Juan Herrera Méndez y Francisco Saavedra Ramos, desafiando a los adversos elementos se dirigieron a la cala donde se refugiaba el alemán.
Matías al timón de la pequeña embarcación que el fuerte oleaje mecía a su antojo, con gran pericia se acercó lo más que pudo a la orilla, lanzándole una soga y un salvavidas a Peter, que ya se había introducido algo en el mar, siendo rescatado y trasladado al muelle viejo donde le esperaban los servicios sanitarios y como  era costumbre culeta, un "genterio". 
Tras un breve reconocimiento por el médico de la localidad y primeras curas a las múltiples heridas sufridas, Peter fue trasladado en una ambulancia al hospital "Queen Victory" de Las Palmas, para su recuperación y observación.
Peter, tuvo un detalle digno de mencionar, una vez dado de alta, ya recuperado volvió al Puerto de Las Nieves para dar agradecimiento a todos los que participaron en su rescate, en especial a su salvador, "Matías el de Manoalejo", al que le regaló su traje de buceo.
Parece que años después Peter regresó y junto con unos amigos de su hermano fallecido, de incógnito escalaron la roca, colocando una pequeña  cruz de plata en su cima. Los hermanos Siegert y Peter, tentaron a la roca, no se debieron de dar cuenta que el dedo de la piedra apunta hacia el cielo, como queriendo indicar el camino hacia Dios.

Muchos años después, el 28 de noviembre de 2005, como cruel venganza, la tormenta tropical "Delta" y sus vientos huracanados de más de 140 km/h, amputaron para siempre el "Roque partido". La pequeña cruz cayó con "el dedo", siendo encontrada en el fondo del mar por el joven Pablo Bermejo que la entregó en el ayuntamiento, donde parece que sigue.

El ante y el después del "Roque partido"
Traducción al idioma alemán, gentileza de María Graf:

Die Tragödie am 8. Dezember 1976 am Roque Partido ( Dedo De Dios ) in Agaete.
                                    
Für uns in Agaete lebende ist der " Roque Partido " , so der neue Name des " Dedo de Dios ",  unser bestes Naturerbe, mit dem der Schöpfer dieses besondere Tal ausgestattet hat.
Nie hat es uns gefallen, dass man ihn mit dem Anbringen von Steigeisen verletzt um ihn besteigen zu können, vielleicht auch deshalb, weil wir seine Zerbrechlichkeit ahnen.  


Im Oktober 1971 versucht  eine Gruppe von Bergsteigern aus dem Bergverband von Las Palmas einen Weg
von der Nordseite, vom Meer aus  und unter Protest der Einwohner und Fischer, zu suchen. Kaum hatten sie die ersten Steigeisen in den Felsen unseres 
" Dedo De Dios " geschlagen, als sich ein Lastkahn mit dem Hauptkommissar des städtischen Sicherheitsdienst ( Cabo Jefe de la Guardia Municipal ), Herr Manuel Garcia, näherte, und sie mit dem Befehl des Bürgermeisters ausgestattet bat ,sofort vom Felsen herunter zu klettern oder sie würden die Nacht im Gefängnis verbringen. Mit diesem Verbot des Bürgermeisters konfrontiert konnten sie nichts anderes tun, als ihre Bergsteigerausrüstung ein zu packen und nach Las Palmas zu verschwinden. Wo sie sich noch oft  und lauthals in der Lokalpresse über die Bewohner und den Autoritäten von Agaete  beschwerten.

Es scheint, dass es in der folgenden  Zeit noch mehrere Versuche gab den Felsen zu besteigen.
Aber die Bewohner von Agaete meinten, dass man diesen Felsen nicht berühren dürfte und so hatten nur noch die Möwen, einige vorwitzige Eidechsen und einsame Sturmtaucher ein Vorrecht auf ihn.

Im Dezember 1976 verbrachten zwei deutsche Berufsbergsteiger aus Dresden ( Sachsen ) die Zwillinge waren mit ihren Ehefrauen im Süden der Insel im Apartmenthaus " Florida" bei Playa Ingles ihre Ferien.  Die 35 jährige Brüder Siebert und Peter Hans Heinze waren erfahrene und zähe Bergsteiger. Die Brüder haben schon im Jahr zuvor  versucht den Dedo de Dios zu besteigen, aber durch die Hinweise der Fischer, dass es zu gefährlich wäre und es schon viele Erdrutsche gegeben habe, verzichteten sie darauf. Aber dieses Mal aber wollten sie es wissen, der Dedo de Dios wurde zu einer fixen Idee.

Am frühen Morgen des 8.Dezember 1976 kommen die Brüder Heinze mit Taucheranzügen und Bergsteigerausrüstung in Agaete an. Es ist zwar ein sonniger Tag aber das Meer ist unruhig und die Flut steigt. Die Fischer raten ab, sich unter diesen gefährlichen Bedingungen den Ort zu nähern. Gegen 11:30 Uhr gehen sie am Meeresufer entlang um zum Dedo de Dios zu gelangen.
In der zwischen Zeit Sonnen sich die Ehefrauen auf der alten Mole.
Zwischen zwei Felsen," Las Merina" und dem " Roque Partido", werden sie von einer unerwarteten Welle ins Meer gespült und durch weitere nachkommende Wellen werden sie herumgewirbelt und gegen die Steilküste geworfen. Einer von ihnen, Siebert, muss durch einen starken Schlag seine Besinnung verloren haben und versinkt in die Meerestiefe. Peter hingegen voller Quetschungen kann sich zwischen den Felsen und der Steilküste an das Ufer retten.
Von der alten Mole aus konnten  die Ehefrauen alles beobachten und riefen die Fischer um Hilfe.
Die beiden Fischer Sebastian Exposito und Juan Valencia sprangen sofort in ein Boot und versuchten, zusammen mit noch anderen Fischer zu Hilfe zu kommen. Aber das wilde unruhige Meer ließ sie nicht näher heran rudern.
Gegen 13:30 Uhr tauchte die Leiche von Siebert in der Nähe im Wasser auf. Die Fischer holten ihn aus dem Wasser und der dazu gezogene Arzt des Ortes Lorenzo Artelo bestätigte seinen Tod.
Ganz schnell wurde mit damaligen Mitteln eine Bergungsmannschaft zusammen gestellt.
Wie damals üblich, wurde Oberstleutnant und Richter der Marine, Luis Pazos Gacia informiert,
der nach Las Nieves kam und sofort mit der Guardia Civil Maßnahmen  traf um diesen tragischen Unfall zu untersuchen.
Der Leichnam des Jungen und verunglückten Deutschen wurde zum Friedhof San Lazaro transportiert, wo eine Autopsie vorgenommen wurde.
Das wichtigste war jetzt Peter zu retten, der auf einen kleinen Strand beim Dedo de Dios verweilte. Mit Fischern, die die Gegend gut kannten wurde versucht mit einem Boot ihn zu retten, aber der Wellengang war zu hoch und die Retter kamen selber in Lebensgefahr.  Man beantragte die Hilfe eines Hubschraubers, aber es war durch den heftigen Wind und den zu hohen Wellengang unmöglich sich dem Ort zu nähern.
Man beantragt die Hilfe der Feuerwehr von Las Palmas. Mit vier Mann versuchten sie sich mit Seilen von der Steilwand über den Dedo de Dios herab zu lassen um zur kleinen Bucht in der sich Peter befand zu gelangen. Sie mussten wegen dem starken Steinschlag, der ihr Leben in Gefahr brachte, aufgeben.
Eine kalte Nacht brach an. Man konnte beobachten, dass Peter obwohl er verletzt war, sich in einer kleinen Höhle die sich in der nächsten Bucht befand, verkrochen hatte. So beschloss man die Rettungsmaßnahmen auf den nächsten Tag zu verschieben.
Glücklicherweise gibt es in jedem Hafen Menschen, die ihr Leben zur Rettung anderer Menschen riskieren. Ich habe dies selber in meinem Berufsleben erleben können.
Bei Tagesanbruch brachte der unermüdliche ,48 jährige Clemente Matías Saavedra Armas, bekannt als
" Matías El de Manoalejo", mit der Erlaubnis der Autoritäten und obwohl es noch hohen Wellengang gab und es schlechtes Wetter war, seinen Kahn zu Wasser. Mit der Begleitung von seinem Bruder, José und auch Juan Herrera Mendez und Francisco Saavedra Ramos, und völlig die Elemente missachtend, ruderten sie zur Bucht in der sich der Deutsche geflüchtet hatte.
Matías, der das kleine Boot mit großer Erfahrung lenkte, dass nach der Laune des Meeres schaukelte, näherte sich so nah wie Möglich dem Ufer. Er warf Peter ein Tau mit einem Rettungsring zu, und Peter der etwas ins Wasser gegangen war, griff danach wurde aus dem Meer gezogen und so gerettet und zur alten Mole gebracht, wo die Sanitäter ihn erwarteten
und von vielen Bewohner aus Agaete empfangen wurde.
Nach einer kurzen medizinischen Untersuchung vom Arzt des Ortes und der Versorgung der vielen Wunden die er hatte, brachte man ihn zur Beobachtung und zur Erholung in einem Rettungswagen nach Las Palmas in das Krankenhaus " Queen Victoria". 
Danach machte Peter etwas, was man unbedingt erwähnen muss. Als er aus dem Krankenhaus gesund entlassen wurde, ging er zurück nach Puerto de Las Nieves um sich bei allen , die bei seiner Rettung dabei waren, zu bedanken. Und besonders bei " Matías El de Manoalejo" dem er seinen Taucheranzug schenkte.

Jahre später kam Peter mit Freunden seines verstorbenen Bruders zurück. Sie bestiegen unerkannt den Felsen und brachten ein kleines silbernes Kreuz auf der Spitze an.
Die Brüder Siebert und Peter versuchten sich an dem Felsen, aber dabei beachteten sie nicht, dass der  Finger aus Stein nach oben gerichtet ist, so als ob er den Weg zum Himmel zeigen würde.

Viele Jahre später, am 28. November 2005, fast wie eine grausame Rache, wurde beim tropischen Unwetter " Delta" mit seinen Hurrikan ähnlichen Stürme von mehr als 140 h/ km, der Finger des Dedo de Dios amputiert und versank mit dem kleinen Kreuz auf den Grund des Meeres. Der Junge Pablo Bermejo hob das Kreuz aus dem Wasser und gab es im Rathaus ab, wo es sich noch immer befindet.
------------------------------------------------------------


Bibliografia consultada:
Mis recuerdos y la prensa de la época a través del portal Jable de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria..

lunes, 2 de enero de 2017

PROEZA Y BOTADURA DEL "INGLES", AGAETE 1977.

Caricatura de Juanito "el Ingles", realizada en 1977. por D. José de Armas Medina.

El sábado 30 de julio de 1977,  al medio día, las Nieves fue una fiesta, ese día D. Juan Suárez  Candelaria, conocido como "Juanito el Ingles", culminaba su obra y sus sueños, botaba el barco más grande del noroeste y que había estado construyendo él solo, durante más de cuatro años. 
Cientos de personas entre las que me encontraba, fuimos testigos  aquel día de un caluroso verano, vísperas de las fiestas de las Nieves, de algo más que una gesta y que paso a contarles:
Juanito nació en el barrio capitalino del Puerto de la Luz,  un 3 de mayo de 1926, a los dos años la familia regresa a Agaete donde se crió y vive. El apodo de "el ingles", que a pesar de ser hombre de la mar, no tiene nada que ver con piratas y filibusteros,  le viene de familia desde los tiempos de su abuelo Antonio, a alguien se le ocurrió decir cuando nació, que parecía un ingles por ser rubio y de ojos claros, así se quedó y trasmitió a sus descendientes. 


Juanito y su familia, años sesenta del siglo XX

Juanito, analfabeto total como la mayor parte de los hombres y mujeres de familias humildes de su generación, que no tuvieron la oportunidad de adquirir más conocimientos que los que la vida les daba, desde muy pequeñito no había hecho otra cosa nada más que trabajar para poder comer  y sobrevivir. Contando con ocho o diez años cogió por primera vez unos remos, en el bote de su padre y no los soltó hasta muchos años después de su jubilación. Aun hoy sigue bogando con la vida, con el orgullo de haber sacado adelante a sus hijos como él quiso y no pudo, todos con estudios universitarios.
La nasa camaronera de Juanito.

Juanito no sabía leer ni escribir, mucho menos de matemáticas o de náutica, a pesar de eso, toda una vida dedicada  a la mar y su habilidad, le fue suficiente para construir, él solo, sin ayudas de nadie, la que era la mayor embarcación de la época y durante muchos años, de toda la zona norte. 
Juanito ya había construido de forma artesanal pequeñas embarcaciones, apañando maderas por donde las encontraba, llegó a construir una de cinco metros que tengo en la memoria de mi niñez, lo recuerdo por las tardes, serrucho en mano cortando las maderas, en la zona de la salida hacia el Valle, pues en la infancia, me unía una gran amistad con sus hijos Juan Manuel y Carlos.
Pero la ilusión de Juanito era construir una más grande, tenía intenciones de dedicarse entre otras cosas a la pesca de la gamba, para la que había construido unas nasas especiales que ya estaba utilizando y les empezaban a dar los primeros resultados. Las gambas se encontraban a una profundidad de entre 300 y 400 metros y necesitaba una embarcación mayor para poder utilizar las nasas con más seguridad y menos trabajo.
Juanito en los inicios de la construcción de su barco, El Eco de Canarias, 15 de abril de 1973

En un solar, donde hoy se encuentra el centro comercial de las Nieves, en el mes de marzo de 1973, Juanito comenzó  su sueño, la construcción de una embarcación de 10 metros de eslora, 2,5 manga y 1,5 de puntal, la que sería la mayor embarcación artesanal de todo el noroeste de la isla. 
Él solo, sin más ayuda que su sentido común y su espabilo, sin más herramientas que un martillo, un serrucho, un cepillo, una plomada, una regla de madera, un compás y sus hábiles manos, llevó a cabo la gesta.

Año 1975, el "Ingles" en construcción. (foto propia)

Juanito había previsto terminarla en unos meses, pero los gastos familiares que eran prioritarios y los tiempos que no eran muy buenos para la pesca, hicieron que se alargara algo la construcción, finalizando la misma en el verano de 1977.
El 30 de julio de aquel año, Juanito vio culminada su obra, la gran barca, con su motor Perkins de 72 caballos, instalado por el mismo sin entender de mecánica, se encontraba lista para su botadura, poniendo de manifiesto que en muchas ocasiones, el saber practico está por encima del saber científico.


Preparado para la botadura. (foto cedida por Carlos Suárez)

Desde media mañana el sonido de los voladores anunciaba la botadura, en el muelle viejo se iba a cumulando los bañistas, veraneantes y medio pueblo que había bajado a la playa.
Al medio día, como manda la tradición, el cura párroco D. Manuel Déniz, procedió a la bendición de la embarcación, como no podía ser de otra manera recibió el nombre de "El Ingles", posteriormente se procedió a los discursos y alabanzas a la hazaña del constructor y lectura de poesías de Tomas Morales relacionadas con la mar, por José Mateo Díaz. 
Seguidamente, aprovechando la pleamar, con la colaboración de los marineros de las Nieves, vecinos y chiquillería, en medio del sonido de los voladores, se procedió al arrastre de la embarcación desde el solar de su construcción a la cercana playa del muelle viejo.

Como en todo nacimiento, y este era especial, nacía el mayor barco del noroeste,  no podían faltar los padrinos, en esta ocasión fuero Dña. Teresa Santana Medina (Tete) y Don Francisco Cruz Trujillo (Paco Cruz), la madrina como manda los cánones, estrelló  la correspondiente botella de champan contra la quilla del barco, ante la atenta y preocupada mirada de Juanito, subido en la proa de la embarcación.


Tras un fuerte empujón a la voz del patrón, "el Ingles" se deslizó por los "parales" rumbo a la mar, a la entrada pegó un bandazo, ante el griterío  de los presentes, rápidamente se enderezó y "Juanito" en la cubierta, gorra en mano, alzaba los brazos, saltaba de felicidad y jubilo, en el muelle y la playa todo eran aplausos y alegría.



"El Ingles" arranco el motor y comenzó su singladura. 
Cuarenta años después, continua surcando las aguas del noroeste Gran Canario.

"El Ingles" en la actualidad.

¿Yes pitingle? 

Recuerdo de la bendición del barco, julio de 1977.(gentileza de Carlos Suárez)

Bibliografía consultada;
La prensa de la época.
http://agaetespacioweb.com/